title>Chalupas fantasma, brujería y criaturas: testimonios reales en el Río Magdalena
El titulo es:Chalupas fantasma, brujería y criaturas: testimonios reales en el Río Magdalena
Foto detalle: 
aldia_web
Álvaro Palacio

Chalupas fantasma, brujería y criaturas: testimonios reales en el Río Magdalena

14.6K

Embarcaciones fantasmas y El Mohán se pasean por allí.

El río Magdalena es un fluido legendario donde se han tejido infinidades de historias en este país; pero también enigmáticas leyendas y mitos que son contados fabulosamente en la región Caribe. Muchas personas que viven en lugares aledaños a este afluente y pescadores que diariamente realizan extensas jornadas laborales en sus aguas, aseveran que estos mitos realmenteson sucesos paranormales escalofriantes que todavía deambulan por las orillas, causando todo tipo de miedos. Para conocer a fondo las diferentes leyendas que se han tejido históricamente nos sumergimos en ciertos lugares escondidos de la artería fluvial más importante de Colombia para descubrir en estos territorios qué es lo que sucede cuando cae la noche.

CHALUPAS FANTASMAS

A pesar de que sus aguas parezcan apacibles, en el trayecto que comprende entre los municipios de Remolino y Sitio Nuevo, en el departamento del Magdalena, muchos lancheros relatan que en ciertas noches han visto una chalupa a la distancia volteada, al parecer por un accidente;pero al acercarse a auxiliarla no encuentran nada, solo un intenso olor a flores viejas.“Recuerdo  que una vez me tocó pescar  a las 4 de la madrugada y de repente mi compañero y yo vimos esa chalupa volteada y escuchamos a varias personas pidiendo ayuda, alertados por los gritos nos acercamos rápido con el Johnson, pero cuando llegamos no había nada, solo el extraño olor, así que enseguida buscamos la orilla y regresamos a nuestras casas con tremendo de susto”, relató William Chamorro, pescador que recorre todas estas aguas y que parte desde el puerto de Sabanagrande (Atlántico).

También cuentan que se observan chalupas fantasmas en cuyo interior se transportan varias personas que saludan hacía la orilla; pero estas tienen una extraña característica y es que no tienen tronco. Según la leyenda, son un grupo de ánimas en pena de ciudadanos que han muerto en accidentes de Johnson y chalupas.

RITOS A LA ORILA DEL RÍO

Según los habitantes de las orillas atlanticenses, afirman que en este riachuelo cercano al  puerto de Sabanagrande, existe un lugar especial para realizar invocaciones. Cuentan que por las noches en este lugar se pueden encontrar velas con oraciones a espíritus en las que aparecen escritos nombres indígenas y otras con nombres de personas que según las fechas escritas en el papel, llevan más de 80 años fallecidas. Al parecer este es un lugar de encuentro de brujería entre vivos y espíritus penantes.

Según las leyendas locales en este sitio los brujos y hechiceras en los años 70 evocaban los animems o homúnculos creados con la brujería para dañar fincas,quemadoras o matar personas en sus hogares mientras dormían. Estas criaturas que ayudaban a los brujos con los trabajos de cosechas, eran invocados estos por medio de oraciones de hechicería.

ENCUENTROS CON EL MOHAN

Para las personas que viven cerca del río, El Mohan (criatura fantasmal), más que un mito es una realidad temible. De acuerdo a varios testimonios que han sido recopilados, esta criatura sería un ser musgoso, cubierto de pelo, ojos brillantes y uñas largas y afiladas.

Johanna Pertuz, otra de las lugareñas, cuenta que estaba con su esposo pasando por“El Pabelo”, un lugar contiguo al río, que está lleno de vegetación, cuando se encontraron con la extraña criatura. “Estábamos por “El Pabeleo’, cuando de repente sentimos que la chalupa estaba frenada, así que comenzamos a sacudir el agua y al hacer esto vimos un rostro oscuro, greñudo, con ojos amarillos, así que nos llenamos de pavor porque era El Mohan”, contó Pertuz.

Todo el misterio en nuestra fan page. Sígannos.

 

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: