Espíritus, brujería y narcos: la historia del barco maldito abandonado cerca de B/quilla
El titulo es:Espíritus, brujería y narcos: la historia del barco maldito abandonado cerca de B/quilla
Foto detalle: 
Este es el barco de los espantos o los difuntos, cuyo aspecto se presta para acrecentar su leyenda | Archivo
aldia_web
Álvaro Palacio

Espíritus, brujería y narcos: la historia del barco maldito abandonado cerca de B/quilla

18.9K

Esta embarcación se encuentra abandonada entre el Atlántico y el Magdalena.

En el recorrido fluvial desde el puerto del municipio de Sabanagrande (Atlántico), hasta Sitionuevo (Magdalena), se puede apreciar un paisaje exuberante, de fauna y flora propia del río Magdalena. Y en medio de este ambiente apacible de naturaleza pura, resalta de manera enigmática un barco olvidado que se encuentra encallado en el sector conocido como Villa Carmen, a un kilómetro de Sitionuevo.

La nave genera entre los viajeros un sentimiento tétrico, debido a su temible aspecto. Y no es para menos, ya que esta embarcación es conocida por muchos como un navío en cuyo interior ocurren una serie de hechos paranormales, como algunas animas que penan en la proa.

Los pescadores han denominado a esta embarcación como El barco de los espantos o difuntos.

AL DÍA quiso conocer detalles acerca de este enigmático navío olvidado, al que muchos incluyen en  los archivos paranormales de la costa Atlántica.

EL MISTERIOSO PACTO

Según algunos testimonios recaudados, esta embarcación se llamaba La Sombrera, y era utilizada para el contrabando y tráfico de droga en la década de los 70.

Su dueño era un ferviente creyente de la brujería y superstición, que un día decidió asegurar el barco con magia negra para que su mercancía ilícita no fuera detectada por las autoridades. Es así como en los relatos de algunos habitantes atlánticense y magdalenenses, se comenzó a hacer popular el nombre de don Catalino, un brujo que residía en el municipio de Remolino (Magdalena).Este personaje acostumbraba a vestir de negro, y se había forrado los dientes de platino.

El misterioso hombre logró atar el navío a través de baños con plantas y diferentes pactos con espíritus. Esto, supuestamente, generaba una especie de inmunidad sobre la embarcación. Pero estos espíritus protectores debían ser alimentados todas las noches con sangre de animales, mezclada con pan de sal, que eran puestos en una vasija en todos los rincones. Con el pasar de los días los espíritus comenzaron a llegar por sus alimentos, lo que causó pánico entre los tripulantes y terminaron alucinando hasta enloquecer.

Finalmente las autoridades descubrieron el cargamento prohibido. Y no solo eso, en el interior del barco, que fue llevado hasta la orilla, encontraron varios cuerpos metidos dentro en sacos. Algunos de los sobrevivientes que fueron interrogados, revelaron que el barco estaba embrujado y por eso algunos de sus compañeros terminaron quitándose la vida entre ellos.

LOS ESPÍRITUS DEL BARCO

Según testimonios de chaluperos y navegantes del río, de noche han visto en la proa de este barco lo que se denominan “espejismos fantasmales”. Básicamente se trata de  personas gritando. También se dice que se siente un constante chapuceo.

Edison Matellano, pescador del lugar, entregó su testimonio sobre este barco condenado. “Viajaba en mi Johnson de noche, cerca del barco abandonado, cuando de pronto vi en la proa a una persona de espalda que iba a tirar un saco al agua. Al observarla detalladamente me di cuenta que no tenía rostro, me persigné y cerré los ojos porque sabía que se trataba de una anima  en pena”.

Edith Donado, habitante de Remolino (Magdalena), cuenta que debajo del barco hay lo que se conoce en la costa como entierros (tesoros o cosas de valor). “Nuestros ancestros nos contaron que ese barco está lleno de oro y mucha mercancía de contrabando. También hablan de que se ve una luz amarilla, que es el reflejo de los espíritus que no descansan en paz”

Todo el misterio está en nuestra fan page. Sígannos.

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: