Jack el destripador, una terrorífica leyenda muy conocida
El titulo es:Jack el destripador, una terrorífica leyenda muy conocida
Foto detalle: 
El rostro de Jac k el destripador es uno de los más enigmáticos de la historia.
aldia_web
Redacción ALDIA

Jack el destripador, una terrorífica leyenda muy conocida

290

Hace 130 años el asesino serial más famoso entró en acción.

Una de las leyendas de terror más famosas a nivel mundial es la de Jack el Destripador. Es una historia real pero que tiene cierto aire de misticismo pues el caso sí existió, pero jamás se ha sabido la identidad del asesino. Hoy, luego de que han transcurrido 130 años, su personalidad es toda una leyenda.

En 1888, el distrito de Whitechapel (Londres, Reino Unido), era uno de los barrios más pobres. Calles lúgubres, bares mugrosos y diversos burdeles con mujeres cuya única forma de supervivencia era la prostitución.

Este barrio fue el elegido por el asesino en serie más temido de la historia: Jack el Destripador, para saciar su gusto por ver morir a las personas de manera agónica. Solo fueron cinco asesinatos, pero las escenas eran tan dantescas que era inimaginable que un ser humano cometiera ese tipo de crímenes.

La primera víctima de Jack El Destripador fue localizada el 31 de agosto de 1888, su nombre era Ane Mare Nichols de oficio prostituta, le había partido la tráquea y el esófago con un arma blanca. Además tenía las vísceras esparcidas por el cuerpo. Las otras cuatro víctimas también eran prostitutas.

Su segunda víctima fue Annie Chapman, sus intestinos estaban a un lado del cuerpo sobre el hombro derecho, y una parte de su estómago se encontraba junto al hombro izquierdo. La sangre esparcida por todo el cuerpo era inimaginable. En un solo día, Jack el Destripador cometió otros dos asesinatos. Esto fue el 30 de septiembre de 1888 y sus víctimas también eran prostitutas. Elizabeth Stride, la primera de ellas, fue encontrada con una sola herida que atravesaba el cuello de lado a lado.

Se cree que fue interrumpido mientras la degollaba porque no se había ensañado tanto. Y la segunda al parecer fue asesinada media hora después, su nombre era Catherine Eddowes, y en esta ocasión sí se ensañó porque la degolló, le mutiló la cara, le arrancó la nariz y tenía una herida que iba desde la vagina hasta el esternón, además le extrajo un riñón.

Tras un mes sin noticias de Jack el Destripador, los peores temores de los londinenses se cristalizaron el 9 de noviembre de 1888. En una destartalada habitación del mísero barrio de Whitechapel se descubría el cadáver mutilado de la joven Mary Jane Kelly, la última víctima oficial del más famoso asesino en serie británico.

Según los médicos de la época, el sádico criminal empleó casi tres horas en descuartizar a la prostituta. A todas mutiló con rapidez y cierta habilidad quirúrgica, pero a Mary Jane Kelly le arrancó además el corazón, que nunca se llegó a encontrar. Ese detalle dio pie a la teoría del criminólogo Richard Herd, que en 1955 señalaba a una mujer como autora de los terribles crímenes.

Se trataría, en su opinión, de una enfermera casada con un exmarinero que se habría enamorado de Kelly y que al saberlo enloqueció y mató a las mujeres hasta dar con la amante, de ahí las espantosas mutilaciones.

DEJÓ UNA CARTA

El pasado mes de abril se subastó en Folkestone (Inglaterra) una carta que se cree fue escrita por el asesino y vendida en 30.000 dólares ($90 millones). La misiva data del 29 de octubre de 1988, 11 días antes de que Mary Kelly fuera asesinada.

“Hay dos mujeres que quiero aquí. Mi cuchillo está en buen estado, es un cuchillo para estudiantes y espero que os guste el riñón. Soy Jack el Destripador”, puede leerse en el escrito, que el asesino envió a una comisaría de Policía de Londres.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: