Led Zeppelin, ¿entre lo satánico y lo bíblico?
El titulo es:Led Zeppelin, ¿entre lo satánico y lo bíblico?
Foto detalle: 
Como toda banda de rock que se respete, Led Zeppelin mantiene la leyenda de un supuesto o real pacto con el diablo para garantizar la fama y el dinero | Cortesía
aldia_web
Paul Henríquez

Led Zeppelin, ¿entre lo satánico y lo bíblico?

157

Jimmy Page siempre estuvo atraído por el ocultismo.

Cuando a Jimmy Page se le ocu­rrió fundar en Londres el grupo de rock Led Zeppelin, en 1968, siempre tuvo en mente crear al­go diferente, algo así como un sonido raro dentro del rock acompa­ñado de letras especiales que jamás fueran olvidadas.

Y en honor a la verdad, en gran par­te lo consiguió. James Patric Page (Jimmy Page), nació en 1944 en la ciudad de Heston, en el condado de Middle Sex, Reino Unido. Sus padres fueron James Page y Patricia Eliza­beth Goffikin.

Como la mayoría de los jóvenes del Reino Unido, a mediados y finales de los años 50 tuvo una clara influencia del rock americano al punto que con­fiesa que su afición y amor por el rock se inició el mismo día que escuchó la canción Let’s Play House (Vamos a ju­gar a casa), de Elvis Presley.

En 1956 participa en un programa concurso de TV para jóvenes talentos, el Huw Wheldon Show, en el que fue muy aclamado.

Esto dio como resultado un proyec­to de grabación en estudio que cuajó siete años después, en 1963, con el te­ma en sencillo Diamonds (Diaman­tes), original del dúo británico Jet and Tony.

Desde entonces se transforma en músico de estudio compartiendo con artistas de fama como The Who, Joe Cocker y los Rolling Stones.

Jimmy Page ya había hecho parte del famoso grupo inglés Yardbirds, del que fue su último guitarrista. Se juntó luego (inicios de 1968) con Ro­bert Plant, John Paul Jones y John Bonham, con la idea de crear un gru­po nuevo.

El nombre de Led Zeppelin, afir­man algunos críticos, surgió a raíz de un chiste del baterista de The Who (Los Quien) Keith Moon, quien en una sesión de grabación en la que estuvie­ron John Paul Jones, John Entwistle y el propio Keith Moon, este dijo, no se sabe si en broma, que el grupo definiti­vamente fracasaría estruendosamente y caería como un Zeppelin de plomo, ya que inicialmente el nombre del gru­po fue Lead Zeppelin, y Lead significa plomo en inglés.

Otros le atribuyen el nombre Led Zeppelin a su manejador, Peter Grant.

En sus inicios Led Zeppelin solían interpretar canciones bajo una clara influencia del blues normal de 12 com­pases, pero con el transcurrir del tiem­po dejaron percibir en sus fans otras influencias además del blues, las del Rock and Roll, Soul, música Celta , In­dú, Folk y Country.

Para nadie es un secreto que Led Zeppelin es una de las bandas más res­petadas e influyentes de la historia del rock, y para sus más acérrimos segui­dores la mejor de la historia.

La música de Led Zeppelin resulta difícil encuadrarla bajo un solo esti­lo e influencia. Es cierto que parte de su base es el Hard Rock, y que en sus letras se encuentran muchos rasgos distintivos mitológicos, legendarios, místicos y espirituales bastante varia­dos e inspiradas en el blues, el funk y el folk británico.

Al igual que en el Heavy Metal, el Hard Rock parece signado por una ob­sesión hacía la magia negra.

Esta es una de sus canciones: 

EL MISTERIOSO CASTILLO

Para algunos amantes de lo satánico estos aspectos fueron puestos en es­cena por Led Zeppelin al mejor estilo de Black Sabbath, Deep Purple y Ozzy Ousbourne, quienes acompañaban sus shows con macabros trucos y esceno­grafías espeluznantes; convirtiendo estos ritos en una razón de la existen­cia de Led Zeppelin.

Jimmy Page compró un pequeño castillo en Escocia, la Boleskine Hou­se, situado frente al legendario lago Loch Ness, del que la leyenda dice ha­bita el monstruo Nessy.

Pero eso no es todo para la peculiar vivienda, allí funcionó una iglesia y un hombre fue decapitado en su interior.

Según la tradición oral, en el inmue­ble se podía escuchar la cabeza rodan­do Loch Ness, del que la leyenda dice ha­bita el monstruo Nessy.

Pero hay más sobre el aura de mis­terior que rodea la mansión Boleskine House: fue propiedad del mago y ocul­tista Alister Crowley, personaje enig­mático por el que Jimmy Page ha es­tado obsesionado toda la vida.

Así es la mansión: 

De hecho las letras de muchas de sus canciones están plagadas de men­sajes subliminales ocultos entre las notas, lo que llegó a generarles vio­lentos ataques entre los enemigos de esta música.

Como toda banda de rock que se respete, Led Zeppelin mantiene la leyenda de un supuesto o real pacto con el diablo para garantizar la fama y el dinero, leyenda que acompañó toda la vida al grupo.

Una cosa sí es cierta, Jimmy Page siempre estuvo atraído por lo oculto y lo satánico. De hecho en los 70 abrió en Lon­dres una librería especializada en temas de ocultismo.

SOLO DOS DISQUERAS

Led Zeppelin solo grabó con las disqueras Atlantic y con su propio sello Swang Song.

El grupo se disolvió en 1980, pe­ro con su mezcla de Blues Eléctri­co, folk y guitarras distorsionadas, alcanzó a vender más de 300 mi­llones de copias en el mundo. El álbum publicado en 1969, Led Zep­pelin, le arrebató al célebre Abbey Road de los Beatles, el primer lu­gar y permaneció en listas de Es­tados Unidos y Reino Unido 18 me­ses seguidos.

Este fue el primer album: 

Todo el mundo conoce el Who­le lotta love (Muchísimo amor), y el Heart Breaker (Rompe corazones), de Led Zeppelin; pero la historia uni­versal del rock se partió en dos el 5 de marzo de 1971, en un concierto en Belfast (Irlanda del Norte ), donde co­menzó a interpretar las notas de un cántico casi bíblico evocando al Ja­cob del Génesis 28-10-19, Stair way to heaven (Una escalera al cielo) una canción que se volvió intemporal.

Esta es la canción: 

Desde entonces es uno de los te­mas más escuchados y reproducidos de la historia, pero extrañamente es la canción de la historia más escu­chada al revés por supuestos versos con mensajes subliminales en honor a satanás.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: