Charlie Palmieri: recordemos a uno de los gigantes del piano
El titulo es:Charlie Palmieri: recordemos a uno de los gigantes del piano
Foto detalle: 
El excelente pianista ‘niuyorican’ falleció el 12 de septiembre de 1988 | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

Charlie Palmieri: recordemos a uno de los gigantes del piano

161

Pianista, director de banda, arreglista, compositor y productor.

En noviembre siempre es justo recordar a uno de los grandes pianistas del jazz afrolatino: Carlos Manuel Palmieri Maldonado, cono­cido en el ambiente musical como Charlie Palmieri. Nació el 21 de noviembre de 1927 (este martes hace 90 años), en el Hospital Bellevue de Nueva York, ciudad en la que tam­bién creció entre el sabor de la nos­talgia antillana que se respiraba en el sector del Harlem Hispano.

El excelente pianista ‘niuyorican’ falleció el 12 de septiembre de 1988, también en Nueva York, a la edad de 61 años. Pianista, director de banda, arreglista, compositor y productor. Un solista fino con énfasis en lo melódico y en la improvisación. Charlie Palmieri fue sin lugar a dudas uno de los grandes pianistas rítmicos de la música latina.

Hijo de padres puertorriqueños que antes de que él naciera emigraron de Ponce (Puerto Rico), a El Barrio (Har­lem Hispano), en Nueva York.

Su progenitor, Carlos Manuel Palmie­ri Villanueva, era descendiente de inmi­grantes venidos de Florencia (Italia); y su madre, Isabel Maldonado, nativa de la isla. Además, era el hermano mayor del ‘rompeteclas’, Eddie Palmieri.

A los 16 años, el 2 de octubre de 1943, Charlie Palmieri hizo su debut profesio­nal como pianista de música latina en el salón de baile Park Palace Ballroom, de Nueva York, con la banda de Osario Selasie.

Siete meses después de estar con Se­lasie prosiguió por año y medio con la orquesta Ritmo Tropical. En 1946, tras recibir su grado en el Samuel Gomphers High School, decidió dedicarse tiempo completo al piano. Tocó con todas las bandas prestigiosas que le dieron la opor­tunidad, incluyendo la de Moncho Usera, Polito Galíndez, Bartolomé Hernández, Sexteto La Playa y Rafael Muñoz.

En 1948 grabó algunos temas como lí­der de un pequeño grupo de latin jazz en el LP El Fantástico Charlie Palmieri, destacando a Sabú Martínez en las con­gas. Dicho LP fue recopilado en 1995 en el disco compacto Cuban Rhytms By Pe­ruchín and Charlie Palmieri, del sello Caney.

En 1951 Charlie Palmieri hizo parte de la Copacabana Samba Band, las orques­tas de Xavier Cugat, Tito Puente y Pupi Campo. Con el Rey del Timbal participó en varias grabaciones entre las que se destacan la primera versión del famosí­simo Mambo Diablo y Tanga 1973.

A finales de 1959 Charlie Palmieri for­mó la primera charanga neoyorquina, La Duboney, le incluyó cuatro violines, sec­ción rítmica; y a Johnny Pacheco en la flauta y los coros de la banda.

Con esta agrupación se consolidó líder del movimiento pachanguero de Nueva York en los inicios de los años 60. Entre 1961 y 1963 grabó con la Charanga La Duboney tres notables discos para el se­llo Alegre de Al Santiago: Pachanga At The Caravana Club, Viva Palmieri y Salsa Na’ Ma’. Esa era la música que se bailaba frenéticamente en el emblemáti­co Jardín Águila de Barranquilla, en las verbenas dominicales que marcaron el nacimiento del sentimiento salsero de nuestra ciudad.

Charlie Palmieri fue el director musi­cal de la serie de cuatro discos de descar­gas en estudio (Latin Jam Session), pro­ducidos por Al Santiago, de la Alegre All Stars, publicados en la década de los 60.

Esos trabajos le dieron a Palmieri una oportunidad para complacer su doble pasión: el jazz y la música cubana. Invo­lucró a artistas como Kako, Johnny Pa­checo, Orlando Marín, Frankie Malabé, Dioris Valladares, Barry Rogers, José ‘Chombo’ Silva, Bobby Rodríguez, Os­valdo ‘Chihuahua’ Martínez, Willie Rosa­rio, Joe Quijano, José ‘Cheo’ Feliciano, Yayo El Indio, Chivirico Dávila, Rudy Calzado y Willie Torres, entre otros.

Cuando el sonido de la charanga de­clinó en popularidad, Charlie Palmieri se metió al ambiente musical latino de Nueva York con el swing de los meta­les, y cambió los violines y la flauta por tres trompetas y dos trombones para formar la Orquesta Duboney.

En 1968 grabó el álbum Latin Bu­galu en el sello Atlantic, el cual fue también lanzado en el Reino Unido. El disco fue producido por Herbie Mann, y aparte de estar en la moda del boo­galoo, incluyó la composición escrita por él, Mambo Show, que se convirtió en uno de sus temas clásicos.

En 1990 el resucitado sello Tropical Budda emitió póstumamente el CD Mambo Show, que contenía sesiones de Latin Jazz. Este trabajo congre­gó una agrupación de All-Stars que incluyó a Charlie en el piano (y la co­producción), Mongo Santamaría, en las congas; José ‘Chombo’ Silva, en el saxofón; Barry Rogers, en el trombón; Nicky Marrero, en los timbales; Jo­hnny ‘Dandy’ Rodríguez, en el bongó; Ray Martínez, en el bajo; y David ‘Piro’ Rodríguez. en la trompeta.

Para conmemorar estos 90 años de Charlie Palmieri, la mejor manera es recordarlo escuchando y bailando su música.

Por: Rafael Bassi L.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: