Compromisos para combatir los 7 pecados modernos
El titulo es:Compromisos para combatir los 7 pecados modernos
Foto detalle: 
Cualquier abuso es pecado. | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

Compromisos para combatir los 7 pecados modernos

120

Domingo de Resurrección y Pascuas.

Esta Semana Mayor que hoy termina además de haber sido un período litúrgico en que se rememoró la pasión y muerte de Jesucristo, fue dedicada por muchos a la reflexión piadosa y la oración.

No obstante, para algunos estos siete días fueron de trabajo normal, para otros de descanso, unas mini-vacaciones de turismo; e incluso, para la juerga en la mal llamada “Parranda Santa”.

De todas formas estas jornadas santas nos debieron llevar a asumir compromisos de cambios necesarios ante la profunda crisis de valores y la proliferación de “pecados” socialmente destructivos.

LOS SIETE PECADOS CAPITALES MODERNOS Y SU REDENCIÓN

Desde el siglo IV D. de C. los siete pecados capitales fueron identificados como lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y soberbia. El papa Jorge Bergoglio (Francisco) actualizó los “7 Pecados capitales del Siglo XXI”, resumiéndolos así:

1. Abandonar a tus mayores en una residencia.  2. Juzgar a los demás y no a uno mismo.  3. Pagar salarios injustos.  4. Consentir cualquier tipo de violencia.  5. Pecados de omisión cometidos por la Iglesia. 6. Dar bofetadas en la cara a los hijos y 7. Los chismorreos del Vaticano. Haciendo una revisión de otras fuentes y conjugándolas con las anteriores clasificaciones, se podrían resumir en las siguientes puntos los “7 pecados modernos”, que la humanidad debe erradicar para volver más amigable y sostenible la convivencia.

PECADO 1: EL EGOISMO Y LA INSENSIBILIDAD ANTE LA POBREZA

Actitud indiferente e indolente ante los males sociales: niños trabajando o con problemas de salud, familias con hambre, ancianos pidiendo dinero en las calles, etc. La lucha por sobrevivir convierte a algunos seres en egocéntricos, individualistas e insensibles al dolor ajeno. Compromiso de solución: Acercarse y ponerse en los zapatos de quienes sufren una realidad social y económica adversa. Siguiendo al papa Francisco, hay que dejar la pomposidad y practicar la sencillez y humildad franciscana, siendo altruistas y solidarios con los pobres, pero sin perpetuarlos en su pobreza. Poner en práctica la humildad y el desapego por la ostentación de bienes materiales.

PECADO 2: LA VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS

El irrespeto, la discriminación, la represión contra poblaciones étnicas, grupos especiales, minorías que están en un estado de desigualdad y no inclusión. Compromiso de solución: que las autoridades y la comunidad en general propendan para que se eduque y se dé cumplimiento a legislaciones, acuerdos y disposiciones establecidas que protegen a esas poblaciones que se encuentran, o están en riesgo de ser excluidas y discriminadas.

PECADO 3: LA VIOLENCIA EN TODAS SUS FORMAS

Abusos y agresiones contra la integridad física, mental, sexual o moral de niños, jóvenes, mujeres, ancianos, compañeros de estudio, vecinos, animales, etc. Las conductas violentas son generadas por personas potencialmente agresivas y emocionalmente reactivas con poca tolerancia a la frustración, o por condiciones sociales estresantes (barrios pobres, marginados, desarraigo, opresión, minorías étnicas, etc…) Compromiso de solución: identificar y solucionar las causas que generan la conducta violenta: el alcohol o la drogadicción, crisis económica, problema emocional no resuelto, escaso auto-control de los impulsos, influencia de TV y redes, etc. Si es preciso recurrir a terapia sicológica. Usar siempre el diálogo persuasivo y razonado en las relaciones con el otro.

PECADO 4: MECANISMOS EQUIVOCADOS EN EL MANEJO DE LA ANGUSTIA 

La ansiedad, el miedo y la incertidumbre ante el futuro, la infelicidad, la desesperación y la desesperanza son males modernos que hacen tomar estilos de vidas malsanos y equivocados. Compromiso de solución: llevar una vida saludable en alimentación, rutina de ejercicios, etc. Manejar emociones, las negativas ni recurrir a evasivos de la realidad (alcohol o sustancias psicoactivas), o asumir irresponsablemente conductas escapistas y destructivas contra sí mismos o los demás. Igual apoyo emocional.  

PECADO 5: LA DESHONESTIDAD Y LA CORRUPCION  

El comportamiento anti-ético, la tendencia a la trampa, la ambición, la insinceridad y otras conductas deshonestas los cuales se manifiestan en las esferas personal, familiar, profesional, laboral y social. Se puede dar en el hogar, en las relaciones sociales, y su preocupante exageración se percibe a nivel delincuencial y criminal. En lo empresarial se presenta en forma de corrupción tanto en entidades públicas como privadas. Compromiso de solución: Proponerse firmemente ser honesto con los demás y consigo mismo, desterrando la tendencia a la mentira, a la insinceridad, no comparándose con otros para parecer superiores a ellos y realizando logros que le hagan sentir orgullosos. A nivel de empresas y negocios diseñar e implementar mecanismos de control y sanción contra fraudes e ilícitos.

PECADO 6: DESTRUIR Y CONTAMINAR EL MEDIO AMBIENTE

Son incalculables los daños ambientales en el planeta debido al incorrecto reciclaje, la polución, el mal manejo de desechos y basuras en las grandes urbes, la desforestación indiscriminada, la contaminación de las aguas, etc. Compromiso de solución: legislar normas (velar por su cumplimiento) y adelantar programas y campañas masivas que permitan cuidar los bosques, preservar los recursos naturales, hacer uso racional del agua y la energía eléctrica, utilizar menos contaminantes, reducir el desperdicio de alimentos, racionalizar el uso de combustibles, etc.

PECADO 7: NO VALORAR LO QUE SE TIENE O LO QUE SE ES

Todos los anteriores “males modernos” se podrían resumir en este séptimo “pecado”. La eterna inconformidad humana de no apreciarlo lo que Dios nos dio: las personas que tienen a su lado, la buena salud de que se goza, el sitio en que se vive, el trabajo que se desempeña, etc. Si estoy aquí, se quiere estar allá; y si se está allá se desea estar acá. Muchas veces la rutina hace que se deje de valorar todo esto y si por circunstancias de la vida se pierden es allí cuando se aprecia el inmenso espacio que llenaban. Nos sentimos vacíos y lo queremos recuperar.

Compromiso de solución: aprovechar y disfrutar lo que Dios nos dio, extrayéndole todos los beneficios. Esforzarse por apreciar cada vez más y nuevas facetas a lo que se tiene, reoxigenando la relación con ellos. Observar con renovados ojos lo que se tiene y valorarlos.

Todas estas reflexiones fueron oportunas de realizar hoy Día de Pascuas y Resurrección con fines de hacer renacer la sana y la justa convivencia en este planeta cada vez más agobiado por los males que solo el hombre podría solucionar con el uso de su voluntad y su respeto a Dios.

Con información de: Roque Herrera M. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: