El barranquillero que quiere ganar un festival de cine para películas hechas con celular
El titulo es:El barranquillero que quiere ganar un festival de cine para películas hechas con celular
Foto detalle: 
El cine orgánico es un modelo de producción audiovisual que propone el cuidado del medio ambiente | ALDÍA.CO
aldia_web
Redacción ALDIA

El barranquillero que quiere ganar un festival de cine para películas hechas con celular

280

Durante la producción del cortometraje no se usó papel, se usó luz solar para grabar, alimentos orgánicos y vegetarianos, entre otros.

Barranquilla está presente en la muestra oficial de Smart Films 2017, un festival internacional de cine hecho solo con celulares.

El director barranquillero Steven Morales Pineda es uno de los finalistas en la categoría profesional con su cortometraje “Odio la cebolla” que se proyectó este lunes 9 de octubre a las 6:00 pm en la sala Star Wars, del teatro Cafam de Bellas Artes en la ciudad de Bogotá.

Este es el trailer de "Odio la cebolla":

En abril de 2017, Steven se erigió como ganador de la competencia MIP FORMATS INTERNATIONAL PITCH, en Cannes, Francia, con su proyecto para televisión 'LORO VIEJO'.

Participó contra más de 100 proyectos de 28 países diferentes y fue la primera vez que un proyecto colombiano se queda con el galardón en los 7 años que lleva el certamen.

Este es un video de su participación en Cannes, Francia:

Al regresar a Colombia a producir su programa, realizó también la producción de su cortometraje “Odio la cebolla”, siendo esta la primera película colombiana de cine orgánico.

El cine orgánico es un modelo de producción audiovisual que propone el cuidado del medio ambiente durante las etapas de producción de una película a partir de la creación de un manifiesto.

El manifiesto de Cine Orgánico en “Odio la Cebolla” planteó que no se imprimirían copias físicas de guiones ni contratos; que solo se usaría la luz del sol para grabar; solo se comerían alimentos orgánicos y vegetarianos; los traslados en el pueblo de la locación serían a pie o en bicicleta y que se plantaría un árbol en la locación, entre otros postulados que se cumplieron a cabalidad, especialmente el último punto del manifiesto: una invitación a que cada persona cree el suyo, a que todos los realizadores, profesionales o empíricos, construyan su propio manifiesto para implementar prácticas amigables con el ambiente en las producciones audiovisuales.

En “Odio la cebolla”, Jacobo, un niño de 7 años, escapa de la casa de su madre luego de verla llorar mientras esta cortaba la cebolla para los huevos del desayuno.

El niño corre desde su vereda y atraviesa todo un pueblo hasta llegar a la plaza de mercado para pedirle al señor de la verdura que no les venda más cebolla porque ha llegado a odiarla.

Sin embargo, este niño no es tan inocente como creeríamos y sabe que su madre no llora por la cebolla, por eso ahora quiere conseguirle quien le ayude a sanar los dolores del corazón.

Esta comedia/drama familiar, de 5 minutos de duración, ahora requiere de su apoyo. Desde el lunes 9 de octubre, a las 6:00 pm, estarán abiertas durante 24 horas las votaciones en la página web del festival. Apoyemos el cine orgánico. Apoyemos el talento barranquillero.

Si desean votar pueden ir al siguiente link: http://votacionessmartfilms.com/entry/112.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: