Estas son las musas que inspiraron los vallenatos más famosos
El titulo es:Estas son las musas que inspiraron los vallenatos más famosos
Foto detalle: 
Cristina Isabel, 'Esa Morena de Montería'  y Alicia Cantillo, 'Alicia adorada' | Al Día
aldia_web
Miguel Barrios

Estas son las musas que inspiraron los vallenatos más famosos

2.1K

Matilde Lina, 'La Maye', Alicia adorada y otras mujeres inmortalizadas en canciones.

Muchas de ellas nacieron en las provincias del Cesar y La Gua­jira; algunas de origen humil­de, que con su belleza logra­ron cautivar el corazón de los juglares, quienes enamorados hicieron canciones para expresarles sus senti­mientos y admiración, no contando que sin quererlo, aquellas manifestaciones con letras y melodías, las harían tras­cender más allá de las fronteras.

En diferentes rincones de Colombia y el mundo, muchos supieron de Matilde Lina, inmortalizada en la inspiración del compositor Leandro Díaz, quien sin tener el sentido de la visión, pudo descubrir su hermosura y contemplarla en su mente.

Matilde Lina Negrete | Portal Vallenato

Es Matilde Lina Negrete, para enton­ces una joven morena de larga cabelle­ra, que sirvió de musa a Leandro cuan­do pensaba en ella frente al río Tocaimo. En 1970, el compositor ciego compuso el paseo en honor a la mujer que lo hizo so­ñar, pero cuyo amor no fue correspon­dido, más que con una buena amistad, la cual perduró hasta el final de los días de Leandro.

“Cuando escuché esa canción no me pareció bonita, pero a los días, cuando ya Alfredo Gutiérrez la grabó me emo­cionaba mucho y me la aprendí, sostu­vo Negrete.

Esta es la canción: 

El investigador cultural Celso Gue­rra Gutiérrez señaló que la musa de esta legendaria canción, es una agra­ciada dama oriunda del caserío del Plan, corregimiento de La Jagua del Pilar (La Guajira), a quien Leandro conoció en una fiesta en Manaure (Cesar), donde fue invitado por su acordeonero Toño Salas. Matilde era cuñada de Toño Salas, además parien­te de la Vieja Sara, madre de Emiliano Zuleta Baquero.

“En la fiesta de la Virgen del Carmen, patrona de Manaure, que ambos disfru­taban ese año (1970), escuchó Leandro la voz dulce de la mujer que no recono­ció y al preguntarle su nombre, le res­pondió, que se llamaba Matilde Lina, dijo Celso Guerra.

Precisó que Matilde Lina nunca correspondió porque era una mujer casada, con cuatro hijos, y Leandro tenía otros 10.

LA HISTORIA DE ‘ALICIA ADORADA’

Alicia Cantillo Mendoza | Acera Izquierda

“Se murió mi compañera, qué tristeza/se mu­rió mi compañera, qué dolor/y solamente a Va­lencia, Ay ombe, el guayabo le dejó. Con este la­mento hecho canción, Juancho Polo Valencia le rindió un homenaje póstumo a su esposa Alicia Cantillo Mendoza, haciéndola conocer a raíz de este canto como Alicia Adorada.

Recuerden esta sentida letras con la canción: 

La historia cuenta que Juancho Polo, después de un largo viaje, regresa a Flores de María, un caserío del Magdalena, donde se entera que su esposa embarazada había muerto tres días atrás; cogió una botella de ron, fue al cementerio y sobre la tumba de su amada compuso la canción.

En el coro de su canto lastimero, Juancho Polo juró recordar a su mujer por el resto de su existencia; sin pensar que su nombre seguiría vigente muchas décadas después, no solo en la voz de Alejandro Durán, Rey Vallenato, quien la incluyó en su repertorio para la com­petencia musical en 1968, haciéndola popular, sino con los nuevos participantes del Festival Vallenato que aún la ejecutan.

‘LA MAYE’ DE ESCALONA

Marina del Socorro Arzuaga se hizo popular con las canciones que le compuso el maestro Rafael Escalona. La Maye, como le dicen de cariño, trascendió en temas como El Testa­mento, La Maye, La despedida, La creciente del Cesar, y muchas otras, donde el composi­tor de Patillal le expresaba su amor.

Marina del Socorro Arzuaga |  El Espectador

Esta es 'La Maye' en la voz de Carlos Vives: 

La Maye se hizo novia de Escalona en 1948; y tres años después se casaron, ella de esca­sos 21 años, y él de 26. De esa unión nacieron 6 hijos: Adaluz, Rosa María, Abril Margarita, Juan José, Rafael el Pirry y Perla Marina Es­calona Arzuaga.

En uno de sus escritos, el columnista Juan Manuel Aponte señala que en su juventud, la Maye, de fina figura y modales, alta y esbelta, “cuando iba a misa, no hacia sonreír a la plaza San Francisco, sino que la ponía a temblar con su armónico y juicioso taconear”.

CRISTINA ISABEL, ESA MORENA DE MONTERÍA

Cristina Isabel Rodríguez Luna sigue vigente con la canción que le inspiró al compositor Edil­berto Daza y que grabó Diomedes Díaz, convir­tiéndose en un éxito. Cristina Isabel, de 56 años, recuerda que conoció a Diomedes Díaz durante una de sus visitas a Valledupar cuando le pre­sentaron a Edilberto Daza y con quien sostuvo un noviazgo de un año y medio. “fue un flechazo a primera vista”, aseguró.

Cristina Isabel Rodríguez | El Heraldo 

Recuerden este éxito grabado por Diomedes Díaz:

Sostuvo que la canción que interpretó Dio­medes la describe tal y como es ella: “honesta y sencilla”. Finalmente su corazón la conquistó un bogotano, padre de sus hijos, y con quien vi­vió durante 25 años.

BERTHA CALDERA, UN AMOR IMPOSIBLE

Bienvenido Martínez, acordeonero y compo­sitor guajiro, en sus años de juventud conoció en Oreganal, corregimiento de Barrancas, a Bertha Caldera, para entonces una agraciada muchacha, delgada, de ojos grandes y hermo­sos, de la que el músico quedó enamorado a primera vista. No obstante, la madre de la jo­ven se opuso a aquellas pretensiones, y termi­nó siendo este un amor imposible.

Esta es la canción inspirada en Bertha Calera: 

Aquello dio pie para que Bienvenido se inspirara haciéndole una canción que ti­tuló con el nombre de su amada Berta Caldera, cuya primera versión fue gra­bada por Luis Enrique Martínez (1960).

Berta Caldera se casó con Jaime Da­za, de Fonseca (La Guajira); y Bien­venido con el amor frustrado hizo la canción. “Si fueres pa’ Oreganal/me saluda a Berta Caldera (Bis)/que no me vaya a olvidar/que yo no la olvi­do a ella”.

JUANA FULA NÚÑEZ, ‘LA CELOSA’

A Juana Núñez, la reconocen como  'La Celosa', título de la canción que le com­puso su esposo Sergio Moya Molina, y que internacionalizó con su interpreta­ción Carlos Vives.

La historia se remonta a 1967, en ese entonces tenían cinco años de vivir jun­tos, y Sergio empezaba a abrirse espa­cios como compositor, lo que lo ligó al mundo de las parrandas, y con este las posibilidades de sacar sus dotes de ena­morador.

Esta es la famosa canción 'La Celosa' cantada por Carlos vives: 

Juana dice que “al comienzo la can­ción me daba rabia, pero después todo pasó, y vino un reconocimiento”. Seña­la que el tema también hizo famoso a su esposo, y el canto, que según el au­tor, lo hizo para calmar a su mujer ce­losa, fue un éxito. “Los primeros que la grabaron fueron los hermanos Zule­ta, en 1974, estaban en su apogeo; aho­ra existen unas 26 versiones grabadas nacional e internacionalmente”, preci­sa Sergio Moya.

Añade que se hizo tan popular que en muchas de sus presentaciones, fuera de Valledupar, le dicen que lleve a su com­pañera para conocerla. El compositor dice que a pesar de los disgustos y los celos de Juana, han sabido convivir por más de 50 años. “He sido un hombre de paz y la forma de defenderme de mi mu­jer era con canciones, esto me ha ser­vido mucho; ella es muy especial, muy noble; mujeres de esa clase ya no se consiguen”, señaló.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: