Janis Joplin: símbolo femenino de rebeldía en el rock, superó el matoneo y triunfó en la música
El titulo es:Janis Joplin: símbolo femenino de rebeldía en el rock, superó el matoneo y triunfó en la música
Foto detalle: 
Janis Joplin | Taringa
aldia_web
Redacción ALDIA

Janis Joplin: símbolo femenino de rebeldía en el rock, superó el matoneo y triunfó en la música

223

Janis Joplin murió en medio de una sobredosis de drogas y alcohol el 10 de octubre de 1970 en un hotel de San Francisco.

Del selecto e inmortal ‘Club de los 27’, Janis Lyn Joplin es in­discutiblemente la cantante de Rock and Blues de origen texa­no que representa el signo fe­Menino de la rebeldía y la contracul­tura de la década de los 60, al lado de Joan Baez y Bob Dylan.

Joplin logró gran parte de su éxito con su inigualable voz, su fuerza inte­rior y gran capacidad para emocionar a la gente.

Nació el 19 de enero de 1943 en la pe­queña ciudad de Port Arthur (Texas- EE.UU), donde la discriminación ra­cial estaba muy arraigada.Allí odiar a los negros era común, pues según los “valores y principios”de esa sociedad, era lo adecuado.

Janis no tenía problemas por su color de piel ya que era rubia y ojos azules, pe­ro tuvo que soportar un terrible bullying escolar agigantado por la actitud clasis­ta de las personas de esa sociedad, muy conservadora en los años 40 y 50 del si­glo pasado.

Debido al acné y al sobrepeso que pa­deció en la adolescencia, sus compañe­ros de clases en el Colegio Memorial High School Lamar la llenaron de sobre­nombres.

Cuando entró a la Universidad de Aus­tin tuvo que afrontar el mismo matoneo. En el claustro se hacían muchos con­cursos tales como la Chica más bonita, el mejor atleta y cosas así; y en una oca­sión Janis fue elegida como ‘El hombre más feo’ del Campus Universitario. De­moledor.

Estos incidentes empezaron a marcar la vida de Janis Joplin, la hicieron muy solitaria lo que la llevó a buscar en otras personas y compañeros de estudio, tam­bién discriminados como ella, un poco de   amistad. Realmente fueron estos mucha­chos, algunos afro-descendientes, quie­nes la metieron en el mundo de la músi­ca Blues y del Folk. A Janis Joplin desde muy niña le gustó pintar, leer y cantar, y en esa época universitaria se sumió en la literatura Beat, el existencialismo y todo lo que fuera contra cultural.

UN PENSAMIENTO MUY PARTICULAR

Forjó así un pensamiento y espíritu va­gabundo, individual y rebelde, que odiaba que le impusieran modelos y mucho me­nos si eran contra los negros. Janis Joplin se percató entonces de que Texas no era el lugar del mundo para desarrollar su espíritu libertario.

Todos los caminos la llevaron a San Francisco. Esta ciudad era el sitio donde tendría que estar, y allí estuvo en 1963 vi­viendo con el guitarrista Jorma Kauko­nen, quien más tarde sería miembro del mundialmente famoso grupo Jefferson Airplane. El matoneo que sufrió Janis Joplin en su adolescencia la hicieron pre­sa fácil de las drogas y el alcohol.

Muy pronto se sumergió en el mundo de las anfetaminas, LSD y las drogas in­travenosas. Su gran adicción a estas sustancias la dejó casi que en los huesos. Sus pocos amigos, preocupados por esto, le recogie­ron fondos y la regresaron a Texas.

En ese momentoJanis Joplin había fracasado en la vida, no encontró el pa­raíso soñado en San Francisco y regre­só a la natal Por Arthur, triste y decep­cionada.

Aprovecha y abandona las drogas, deja de ser la ‘Bruja cósmica de antes, volvió a peinarse y pasó los exámenes de ad­misión e inició estudios de Antropología en la Universidad de Austin. Encontró un novio llamado Peter de Blanc, quien formalmente pidió su mano para casar­se con ella.

Janis estuvo a punto de convertirse en un ama de casa como cualquiera, y el mundo se hubiera perdido una de las más grandes y originales voces del Rock y el Blues, si el señor De Blanc no se hu­biera enamorado de otra mujer en unos de sus viajes de negocios.

Ese rompimiento la golpeó fuerte, no obstante ella quiso casarse y tener una vida normal.

En medio de esa crisis apareció de la nada Chet Helms, un productor que le propuso cantar con la banda Big Brother & The Holding Company. Sin otro camino a la vista y un desti­no incierto, Janis aceptó la propuesta de Helms y le dijo adiós para siempre a su natal Port Arthur.

La banda Big Brother & The Holding Company no era muy famosa en esa épo­ca en San Francisco, pero se le puede se­ñalar como uno de los grupos que inicia­ron la música Psicodélica en el mundo.

Estaba conformada por Peter Albin, Sam Andrew, James Gurley y David Gets. Desde el comienzo se supo que Chets le impuso a Janis Joplin al grupo. Estos no estuvieron de acuerdo con la decisión, no la querían con ellos, apenas la dejaban hacer coros, tocar la pande­reta, y ocasionalmente cantar como voz principal.

Pero por esa mágica tómbola que es la vida, con Janis Joplin como voz prin­cipal, a The Big Brother & THe Holding Company se les abrieron las puertas del éxito mundial. Fueron invitados a los principales fes­tivales de Estados Unidos, como el le­gendario Monterrey Pop en 1967, y luego al mítico festival de Woodstock, en 1969.

El éxito abrumaba a Janis, cautivaba a millones de personas con la fuerza de su voz, su estilo y su presencia. Era la reina del escenario y del movimien­to hippie.

Fueron invitados a tocar al Reino Uni­do, pero su destino a la soledad y el des­precio de algunos de sus más cercanos la llevó a que los propios miembros de la banda la miraran con resquemor, por el hecho de ser el centro de la atención y ellos quedar relegados al rol de acom­pañantes. Janis Joplin vendió millones de co­pias, grabó con Mainstream Records, Columbia Records, éxitos como Me and Bobby Mc Gee (Yo y Bobby Mac Gee), A piece of my heart (Un pedazo de mi Corazón), Cry Baby, (Llora Ba­by), Summer time (Verano) Down on Me (Debajo de mi).

Está en el Hall de la fama del Rock and Roll desde 1995, le otorgaron un premio Grammy póstumo a la carrera artística en 2005.

TAMBIÉN EN EL CINE

En 1979 protagonizó la película Little Girl Blue (Pequeña niña azul), inspira­da en su vida. Junto a Jimi Hendrix y Otis Reeding, Janis Joplin hizo parte de los tres ge­nios y monstruos que triunfaron en el Festival de Monterrey, en 1967.

Coincidencialmente todos murieron en el transcurso de los siguientes años de dicho festival. Los medios la señalaron de bisexual, reinventó al Summer Time de George Gerswhin en clave dramática, una de las canciones más exitosas y cantada de toda la historia de la música. Sus canciones eran siempre la bús­queda del amor, las decepciones, la me­lancolía, tenían un sentimiento único vivido en carne propia y así lo reflejaba cuando cantaba.

Janis Joplin murió en medio de una sobredosis de drogas y alcohol el 10 de octubre de 1970 en un hotel de San Francisco, tal vez para cumplir su único deseo: ser amada y recordada por sus millones de seguidores.

Con información de: Paul Henríquez. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: