La verdad detrás del famoso y controvertido “descorche al pudín” en Barranquilla
El titulo es:La verdad detrás del famoso y controvertido “descorche al pudín” en Barranquilla
Foto detalle: 
El pasado fin de semana se desató una controversia cuando un cliente del restaurante La Diva denunció que le cobraron, sin avisarle, 40.000 pesos por entrar y consumir una torta | Facebook

La verdad detrás del famoso y controvertido “descorche al pudín” en Barranquilla

aldia_web
Andrés G. Borges
46.8K

Qué hay detrás de la polémica del momento en Barranquilla. Aquí les contamos todo.

Es un plan supremamente común en la ciudad: un grupo de gente decide celebrar los cumpleaños de algún amigo o compañero; el que tiene más iniciativa hace la vaca y compra un pudín que termina repartiéndose en la sala de una casa, en la oficina o, cada vez con más frecuencia, en un bar o en un restaurante.  Ahí empezó el conflicto...

I: Pietrini's La Pizza

Ese fue el plan del martes pasado para un grupo de amigos en la pizzería Pietrini’s La Pizza, ubicada en la Calle 84 No. 42G – 13, en el norte de Barranquilla. Todo estuvo normal hasta que alguien pidió la cuenta: al consumo de entradas, pastas, pizzas y bebidas, les sumaron “Descorche del pudín”, concepto por el que el restaurante les cobró 27.000 pesos.

La foto originalmente la difundió Kike Criales, quien al ver que la imagen se regó como pólvora dijo que abrió “la caja de pandora”. En realidad la factura no era a su nombre. Nos comunicamos con Guadalupe, de servicio al cliente de Pietrini’s La Pizza, y nos contó que quien iba a pagar la cuenta les preguntó con extrañeza por qué cobraban ese concepto, y el restaurante de inmediato retiró el cobro.Así le respondieron a Criales, esta vez en Twitter:

“Se trató de un error. En este momento no cobramos descorche de pudín, pueden venir y consumirlo y repartirlo”, nos aclaró la encargada vía telefónica. Además, explicó que “nunca se ha usado ese concepto en la facturación”, pero que puede haber cobros pactados con los clientes según el número de personas, la decoración, o los requerimientos logísticos para eventos pequeños.“La factura fue reemplazada y el post de la persona que lo publicó en Instagram duró solo 24 horas”, concluyó.

II: La Diva

Después de conocerse esa primera queja, el viernes, Jaime Sincelejo, otro barranquillero, fue a celebrar un cumpleaños a la pizzería La Diva (de la 79) y publicó la inusual factura que le dieron tras el consumo: 40.000 pesos por “descorche de pudín”

La queja de Jaime, que según él ya está instaurada en la Superintendencia de Industria y Comercio, iba más allá. Afirma que antes de llevar la torta se lo hizo saber al restaurante y, al no recibir objeción, accedió a reservar. Su queja tiene que ver, especialmente, con la poca información sobre los precios.

Jesús Rico/AL DÍA

______________

Miguel Castilla, jefe de alimentos del restaurante La Diva, dijo este martes en sus descargos a la inspección de la Policía que el "descorche de pudín" lo cobró el administrador de turno tratando de compensar el supuesto mal comportamiento de los comensales, quienes superaron el número de personas que habían anunciado para la reserva y habrían incomodado a otros clientes. 

Castilla aclaró que el establecimiento no se ha pronunciado oficialmente y reconoce que el ítem de "descorche de pudín" existía y se desmontó en enero, aunque no había sido eliminado del sistema electrónico de facturación. Aseguró que el administrador, al ver la actitud molesta de los clientes que celebraban el cumpleaños, decidió facturarles ese concepto.

III: Las autoridades

Ambas quejas hicieron eco hasta llegar a la administración distrital. Para Estela Quintero, Inspectora de Precios y Medidas en Barranquilla, el llamado “descorche de pudín” no debe cobrarse porque “no es legal”. Junto a ella estuvimos visitando el restaurante La Diva y ante los requerimientos de funcionamiento el local no arrojó ningún problema.

Jesús Rico/AL DÍA

____________

Estamos a la espera del comiunicado de prensa que la cadena de restaurantes nos prometió. Por ahora, la querella con el cliente que denunció seguirá su curso en la Superintendencia de Industria y Comercio, que también se pronunció en Twitter.

IV: Los restaurantes

Magni Montero es abogada y directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres), Capítulo Atlántico, para ella “el descorche de pudín no es legal porque no hay una norma que lo tenga estipulado”, pero, paradójicamente, tampoco es prohibido por la misma razón. Para entenderlo nos da un ejemplo: “el servicio de propinas voluntario es legal porque hay una ley de propinas”.

Montero se mostró sorprendida por un cobro que, dice, “nunca se ha visto en Colombia” y es partidaria de que se mantenga la costumbre de llevar el pudín o la torta a los restaurantes para despedidas, cumpleaños y festejos de todo tipo. Añade que si un prestador del servicio hace el impopular cobro es porque “tendría que tenerlo en sus políticas, y por lo mismo, cuando llegue el cliente es su deber decirle: “aquí cobramos un tanto por ciento”. Y que sea el cliente quien decida”.

V: ¿Cómo funcionaba hasta ahora el descorche?

Es una práctica comercial común que generalmente se consideraba aplicar a las bebidas. Aunque funciona a discreción para cada establecimiento (incluso algunos la usan de manera promocional como “descorche gratis”), estaría amparada por el código de comercio siempre y cuando cumpla con los preceptos de la Ley 1480, especialmente en cuanto a la suficiente información sobre precios y sus variaciones.

Se sabe que quienes usualmente hacen este cobro son los bares, por eso hablamos con Camilo Ospina, presidente de Asobares, entidad que agremia a más de 200 establecimientos de este tipo (ninguno en Barranquilla).

Es decir, es importante la responsabilidad del cliente al avisar que consumirá algo comprado “afuera”; y del lugar, aceptar o no y hacer expreso un eventual cobro adicional. Si funciona así, el cobro es “totalmente viable”, asegura.

VI: ¿Y para qué sirve el descorche?

Si bien miles de indignados se han volcado en redes y algunos medios hasta se rasgan las vestiduras por el cobro, que puede resultar excesivo o antipático, el famoso “descorche” no es necesariamente un ítem odioso para proteger el bolsillo de los dueños o para obligar a ceñirse a la carta de cada sitio, también hace las veces de medida de protección y control para los establecimientos.

Por ejemplo, si un consumidor llega a sufrir una intoxicación por alimentos o bebidas ajenos a la carta, va a ser prácticamente imposible hacer un control de calidad al producto o al servicio, siendo este un problema para ambas partes. Para el caso de los bares, Ospina explica que los licores que entran por fuera de la carta, en caso de ser adulterados o de contrabando, no podrían escapar a una inspección de la DIAN o de las entidades de salud.

Algunos restaurantes como Cuarto de Libra aprovecharon el antipático cobro para promocionar sus celebraciones de cumpleaños

______

El presidente de Asobares recalca que por esa razón el “descorche” está entre el 40% y 50% del valor que el producto tendría si se vendiera en mismo lugar, pues no pueden competir con las tiendas o hipermercados. Si así lo decide el local, el cliente debe pagar un equivalente que correspondería a costos de “infraestructura, DJ o música, seguridad y servicio a la mesa”. Como consejo para los clientes, indica que la mejor práctica es informar al lugar previamente.

VII: Entonces, ¿legal o ilegal?

De entrada, el “descorche del pudín”, así como otros cobros típicos para cumpleaños como alquilar, decorar o reservar un espacio, no constituirían una infracción si el cliente pacta (y acepta) previamente el cobro por el ingreso de productos o el uso extendido del establecimiento; igual si el local acepta o no el consumo externo o el uso diferenciado de su planta física. Si las condiciones cambiaran por parte del lugar o del cliente, quién se vea en desventaja tendría derecho a interponer una queja. Para conocer sus derechos, tenga presente la ley 1480.

Algunos restaurantes de la ciudad han aprovechado la polémica para hacer mercadeo.

_________

En todo caso, la información es lo principal en estos casos. Según Magni Montero, de Acodres, la Superintendencia podría sancionar a los restaurantes que cobren “el descorche de pudín” únicamente “si no les comunicaron a los clientes”.

EN CONCLUSIÓN: Si como cliente quiere “descorchar” o si como restaurante lo quiere cobrar, mientras la ley no sea específica y para que ambas partes estén tranquilas, lo mejor que ambos pueden hacer es informarlo con antelación.

VIII: Bueno... ¿y qué hacen otros restaurantes?

Durante el día llamamos a algunos establecimientos reconocidos de la ciudad y les trasladamos la inquietud del “descorche de pudín” y otras peticiones comunes para cumpleaños. Esto nos respondieron:

 

 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: