Las extravagantes reglas de protocolo que deben cumplir si visitan a la Reina Isabel II
El titulo es:Las extravagantes reglas de protocolo que deben cumplir si visitan a la Reina Isabel II
Foto detalle: 
La monarquía inglesa tiene uno de los protocolos más estrictos y extensos de las casas reales en Europa. | EFE
aldia_web
Diana Granados

Las extravagantes reglas de protocolo que deben cumplir si visitan a la Reina Isabel II

10.5K

El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se reunió con la Reina en el Palacio de Buckingham.

Mucho se ha escuchado sobre lo estrictos que son en el Palacio de Buckingham en cuanto a normas protocolarias. La monarquía inglesa tiene uno de los protocolos más rigurosos y extensos de las casas reales en Europa.

La mayoría de estas reglas fueron creadas desde la Edad Media, cuando se pensaba que los monarcas eran designados por Dios y por tanto la familia real debía tener un trato distinto a los demás, según cuenta la experta en protocolo y etiqueta Maira Álvarez en abcblogs.es.

Desde la mirada, los gestos, los temas de conversación, la forma de caminar, de sentarse, la vestimenta, el cabello, cómo te vas a dirigir hacía ellos, casi todo tiene una regla que cumplir.

Precisamente, todas estas normas debían estar claras para el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en su Visita de Estado al Palacio de Buckingham por invitación de la Reina Isabel II. ¿Habrán cumplido Santos y su esposa María Clemencia Rodríguez con todos los requisitos del reglamento protocolario? Vamos a verlo:

COMPORTAMIENTO

1. Lo primero es el saludo. Nada de abrazarla enérgicamente, ni besarle la mano y mucho menos un beso en la mejilla. Lo correcto es un apretón de manos pero tiene que ser ella quien extienda la mano primero. El apretón debe ser suave y solo de un par de segundos de duración. Si ella no extiende la mano, entonces lo mejor es limitarse a sonreír y a inclinar un poco la cabeza en señal de cordialidad.

OJO: Si no eres británico, no intentes hacer una reverencia. La Reina es autoridad solo en Gran Bretaña, por lo tanto, si un extranjero la reverencia se puede tomar como una falta de respeto al exagerar este tipo de señales al conocerla.

2. El tratamiento adecuado para la Reina es “Su Majestad” (Your Majesty), luego se le puede decir solo “Majestad”. Para los otros miembros de la familia real el saludo inicial tanto para hombres como para mujeres es “Su alteza real” (Your Royal Highness) y luego podrá ser “Sir” para los hombres y “Majestad” para las mujeres.

3. No se le dice a la Reina “encantado de conocerla” pues ella sabe que es así, por lo que se convierte en una redundancia.

4. La Reina siempre inicia la conversación y es quien elige los temas para hablar. Claro que pueden introducir temas que le gusten como las carreras de caballos, perros y animales. Le encanta hablar de viajes, especialmente sobre paisajes impresionantes. También le fascina leer, sobre todo novelas de misterio. Una de sus escritoras favoritas es Agatha Christie. Arte, literatura y teatro siempre serán buenos temas para conversar con su Majestad. No es apropiado comentar temáticas privadas o algo que se haya leído en alguna nota de espectáculos.

5. ¡No se toca a la realeza! Esta regla es estricta. Hubo alguna vez un escándalo porque Michelle Obama, actual primera dama de Estados Unidos, le tocó la espalda para dirigirla en una visita al Palacio. Lo mejor es evitar y solo tocar a la Reina cuando esta extienda su mano para saludar.

6. Prohibido masticar chicle. El celular debe siempre estar en silencio. Nunca se le debe dar la espalda y no se le debe pedir autógrafos y mucho menos una selfie.

EN LA MESA

1. No importa lo que hayas comido o lo que quede en el plato. Una vez la Reina consuma su último bocado, nadie más sigue comiendo. Aunque, ella normalmente come lento por temas de salud.

2. La Reina pocas veces deja de tomar su té de las 5:00 p.m. Lo prefiere con agua de Marveln Spring y le gusta acompañarlo con una tarta y un bizcocho de chocolate. A Su Majestad le encantan los scones (postre típico del Reino Unido) y también le gustan las galletas de chocolate. Siempre se debe sostener la taza de té solo con el dedo índice y el pulgar y es importante dejar la taza en el porta tazas después de cada sorbo.

3. A la Reina le gusta la carne bien cocinada, nunca medio cocida o 3/4.

4. Para después de la cena, nunca faltan caramelos de menta en la mesa real.

5. En el desayuno es más clásica. Prefiere té, tostadas y cereales.

VESTIMENTA

1. DE DÍA: Las mujeres deben usar vestidos o un conjunto de sastre de falda y saco largo a la rodilla. El largo de la falda adecuado es de 2 cm debajo de la rodilla. Siempre deben estar los hombros cubiertos. Los colores pasteles son la mejor opción. Si se usan guantes deben permanecer impecables hasta el final de la reunión. Un sombrero o tocado sobrio también son permitidos. Las medias veladas son un requisito y deben ser opacas. Los zapatos deben ser cerrados y con un tacón de 5 a 7 centímetros. Los aretes no deben ser muy grandes, además de que no se debe portar más de dos accesorios por mano. El maquillaje y peinado deben ser naturales y frescos. Si se tiene el cabello largo lo mejor es recogerlo en un peinado.

En el caso de los hombres pueden usar un uniforme militar o un traje de día como el saco y corbata.

2. DE NOCHE: Las mujeres deben usar vestido largo y preferiblemente el cabello recogido. El maquillaje un poco más cargado. Es mejor no utilizar el color negro pues este se considera apropiado únicamente para los funerales a menos de que tenga un toque de otro color.

Los hombres deben asistir a una fiesta de noche con un traje con corbata de moño.

SEÑAS Y TRUCOS

1. La Reina siempre debe ir adelante. Es apropiado retirarle la silla para que pueda sentarse y mantenerle la puerta abierta. Ella siempre debe pasar primero. Y cuando entre a alguna habitación, lo correcto es ponerse de pie.

2. Si Su Majestad cambia su bolso de un brazo a otro, es una señal de que está cansada de la conversación y está llamando a su dama de compañía para que la rescaten. No hay que retenerla.

3. Si la Reina deja el bolso encima de la mesa, es una señal para sus acompañantes de que quiere irse en 5 minutos.

4. Es costumbre llevarle un regalo a la Reina en este tipo de visitas. Lo más importante no es el precio sino el detalle. Los recuerdos hechos a mano le agradan. Algo que represente la ciudad o el país del visitante es una buena opción.

El Presidente Santos le llevó a la Reina una cartera en filigrana hecha por artesanas de Mompox.

Una copia del Balígrafo usado para firmar el Acuerdo de Paz el pasado 26 de septiembre en Cartagena para el Duque de Edimburgo y esposo de la Reina Isabel II.

Unos aretes de papagayo para la duquesa de Cambridge, Kate Middleton.

Unas ovejas hechas en Cucunubá (Cundinamarca) para Carlotta, hija de los duques de Cambridge.

5. La Reina sabe que la mayoría de las personas se ponen nerviosas al conocerla o reunirse con ella. Lo mejor es intentar estar cómodos y tratarla como una persona normal sin olvidar los modales comunes. Algo importante: No se le debe contar nadie lo que se conversa en intimidad con la Reina. Ella valora mucho la prudencia de sus invitados.

Y bueno, parece que Santos y su familia salieron bien librados de su Visita de Estado en cuanto a protocolo se refiere. Al menos hasta ahora... 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: