Un reportaje a la copa menstrual, la silenciosa aliada de las mujeres y del planeta
El titulo es:Un reportaje a la copa menstrual, la silenciosa aliada de las mujeres y del planeta
Foto detalle: 
La copa no está hecha de un material absorbente, por tanto no altera el PH vaginal ni genera irritaciones cuando está hecha de silicona hipoalergénica. Tampoco genera malos olores. | María Paula Robles

Un reportaje a la copa menstrual, la silenciosa aliada de las mujeres y del planeta

aldia_web
Laura Robles
3.2K

¿Qué es? ¿Cómo usarla? ¿Ventajas y desventajas? En este artículo les contamos todo.

¿Copa menstrual? Aunque la mayoría de mujeres nunca la ha usado, probablemente el nombre permita imaginarse lo que es y cómo funciona. Este recipiente, que silenciosamente se ha ido ganando un espacio en el estilo de vida de las mujeres del siglo XXI, no es más que un dispositivo que se inserta dentro de la vagina y se adapta a sus paredes para recoger la sangre durante la menstruación.

El hecho de que la copa menstrual no aparezca publicitada en radio o televisión no significa que sea un producto nuevo. Laura Juliá, psicóloga y distribuidora de una de las marcas, cuenta que la historia de este recipiente es más larga de lo que se podría pensar.

"Hay información que registra su existencia desde el siglo XIX. Sin embargo, la primera copa se patentó en los años 30, casi al mismo tiempo que los tampones. En ese momento era bastante polémico meterse algo dentro del cuerpo. Las primeras eran hechas de caucho y hubo un período de escasez de este material, lo que implicó que se redujera su fabricación. Mientras tanto, el tampón tomaba bastante fuerza por ser de un material desechable que representaba más practicidad que las toallas de la época", relata Laura.

¿Cómo funciona?

La copa menstrual está hecha de un material flexible, que puede ser silicona hipoalergénica o caucho, por ejemplo, aunque este último está en desuso. Este aparatico está diseñado específicamente para ser situado frente al cuello uterino.

Quienes quieran utilizarla, deben doblarla e introducirla en la vagina. Una vez esté dentro del canal, se hala un poco la punta rígida para generar el vacío y que no existan filtraciones de fluido. La copa no debe causar dolor o incomodidad bajo ninguna circunstancia. Esta queda un poco más abajo que el tampón.

Para poder sacarla, es necesario romper el vacío. Esto se logra pellizcando su base. Tras sujetarla, se dobla un poco y se saca con delicadeza para evitar que se abra y genere cualquier maltrato. No se recomienda tenerla adentro por más de doce horas.

Ilustración de María Paula Robles Muñoz

Juan Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia, explica que la copa menstrual es un dispositivo que obliga a tener consciencia del cuerpo y estar libre de tabúes. "La mujer tiene que conocer su anatomía y estar tranquila a la hora de usarla, pues va a tener un contacto directo con sus partes íntimas", advierte el experto.

Existen varias posiciones para introducir este recipiente. Cada persona debe descubrir en cuál se siente más cómoda: parada, sentada, acostada, con una pierna levantada o en cuclillas.

¿Y eso no es antihigiénico?

La copa no está hecha de un material absorbente, por tanto no altera el PH vaginal ni genera irritaciones cuando está hecha de silicona hipoalergénica. Tampoco genera malos olores. "Siempre hemos creído que la sangre menstrual huele mal. Con este dispositivo no pasa esto, pues el fluido se contiene ahí dentro del cuerpo. No llega a salir y mezclarse con los productos químicos potentes que tienen las toallas, por ejemplo", afirma Juliá.

El doctor Juan Carlos Vargas insiste en que también debe desmitificarse el tema de la higiene íntima. "Tendemos a pensar que la vagina es una cavidad estéril, libre de bacterias. Pero la realidad es que tiene microorganismos, como la boca. La copa debe estar limpia, por supuesto, pero es suficiente con lavarla bien antes de introducirla", aclara el asesor de Profamilia, mientras advierte que los productos perfumados pueden terminar produciendo irritaciones. Por eso recomienda usar jabón con PH neutro tanto para el recipiente como para las manos, cuando vaya a usarse.

Otro consejo que da Laura es esterilizarla antes del primer uso y al inicio o final de cada menstruación. Esto se hace metiendo la copa en agua hirviendo durante 3 minutos. La distribuidora también dice que esta debe mantenerse alejada de sustancias oleosas, alcohol y maquillaje.

Una pregunta común que tienen las mujeres es si pueden tener relaciones sexuales mientras la usan. En internet hay muchos foros de discusión al respecto. Algunas usuarias cuentan que lo han practicado sin ningún inconveniente, aunque Laura Juliá lo desaconseja.

Una copa menstrual puede llegar a tener una vida útil de hasta 10 años si se mantiene en buenas condiciones y su dueña sigue las instrucciones de uso y cuidado del fabricante.

¿Cuáles son las ventajas?

- Precio: una buena copa menstrual cuesta entre 80 mil y 100 mil pesos en promedio y puede ser reutilizada hasta por una década. Si se ve a largo plazo, esto es un gran ahorro en comparación con las toallas higiénicas o tampones.

Seguridad: si está bien puesta, no habrá ningún tipo de filtraciones o manchado. Puede usarse para dormir, ir a la piscina o practicar cualquier deporte.

No reseca: un tampón no distingue entre tipos de fluidos a la hora de absorber. Por ello puede provocar irritación o resequedad. La copa solo contiene la sangre. En consecuencia, no existe este efecto negativo.

- Es amigable con el medio ambiente: al ser una inversión única, no genera impacto ecológico. La fabricación de una copa menstrual contamina menos que la de diez tampones.

Funciona para todas: hay tallas y varían según factores como la edad, la cantidad de flujo menstrual y partos vaginales. Pueden usarla mujeres en cualquier etapa de la vida. Incluso aquellas que nunca han tenido sexo.

¿Y las desventajas?

Los baños públicos: a la hora de vaciarla, es un poco incómodo hacerlo en un baño compartido. Laura recomienda cargar con una botella de agua potable para poder enjuagarla en el compartimento antes de volverla a introducir.

Un poco complicada para las mujeres que no conocen muy bien su cuerpo: aquellas que prefieren no explorarse, sufrirán un poco durante la curva de aprendizaje.

Canales de venta alternativos: no se encuentra en grandes almacenes de cadena y no la producen las grandes marcas dedicadas a la zona íntima femenina. Para adquirirla, lo mejor es 'googlear' y buscar diferentes distribuidores en el país. También puede encontrarse en algunas tiendas naturistas o farmacias.

Un par de 'tips'

- Aquellas mujeres que sientan un poco de dificultad al introducirla, pueden usar lubricantes a base de agua.

- La copa puede tomar un color amarillo con el paso del tiempo. Hay distintas formas de que vuelva a su color natural, como usar agua con vinagre o bicarbonato. Sin embargo, un método natural y efectivo para devolverle su aspecto inicial es dejarla al sol durante un tiempo.

Otros métodos reutilizables

Actualmente existe un universo de elementos que pueden usarse durante la menstruación, como las toallas de tela, las esponjas marinas, y los tampones reutilizables. "Esto es como los métodos anticonceptivos", explica el doctor Juan Carlos Henao, de Profamilia. "Cada mujer debe explorar las opciones y encontrar la que más se acomode a su cuerpo", concluye.

 

*Laura Robles es periodista y escribe para nosotros desde Bogotá y pueden seguirla en @LauRobles

Más historias increiblemente útiles en nuestro Facebook

 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: