El Frente Rojiblanco demuestra que la paz sí es posible entre barras
El titulo es:El Frente Rojiblanco demuestra que la paz sí es posible entre barras
Foto detalle: 
En Puerto Colombia, el Frente invitó a comer pescado a los paraguayos | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

El Frente Rojiblanco demuestra que la paz sí es posible entre barras

882

Este modelo inició en los juegos de Junior contra Cerro por la Sudamericana.

El modelo de paz que está tratando de implementar a toda costa el Gobierno nacional en el país; se puede decir que es —a su modo en el plano deportivo—, lo que pretende el Frente Rojiblanco Sur en el marco de la rivalidad entre las barras de los clubes del fútbol profesional. Modificar de a poco la conducta violenta en los estadios y aclimatar la sana convivencia. Un ejemplo y gran paso en este objetivo se dio el pasado 12 de septiembre, cuando Junior visitó a Cerro Porteño en Asunción (Paraguay), en el primer partido de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Días antes líderes del Frente establecieron contactos con sus similares de la barra La Plaza, partidaria del equipo guaraní, y sentaron las bases para el encuentro de los dos grupos.

Gustavo Molina, uno de los líderes del Frente Rojiblanco; y Álvaro Fonseca, integrante del parche Bellarena del mismo grupo; hicieron parte de dicha integración y contaron a AL DÍA detalles de ese acontecimiento.

“Nosotros llegamos allá (a Asunción), y de repente aparecieron los de Cerro al sitio de concentración de Junior, y nos invitaron a un asado. Ahí empezó todo”, contó Molina. Siete días más tarde, el 19 del mismo mes, La Plaza llegó a Barranquilla a apoyar a su equipo en el segundo juego de la serie.

Aquí fueron recibidos por los del Frente, quienes los llevaron de paseo a Puerto Colombia con invitación a comer pescado, patacón, cervezas; todo enmarcado en un ambiente de mucha camaradería. Con estos gestos entre dos barras de diferentes países, los nuestros del Frente Rojiblanco tratan de poner la simiente para que las relaciones de las barras en el fútbol colombianos tengan este mismo corte, a efectos de ponerle de una vez por toda fin a la violencia en los estadios y fuera de estos por el simple color de una camiseta.

P. ¿Es la primera experiencia que tienen con respecto al compartir con barras extranjeras?

R. No es la primera vez, ya habíamos recibido a equipos que han venido de Venezuela y Bolivia, específicamente en la Copa Sudamericana del año pasado, con el Lara y el Blooming, respectivamente. A los venezolanos los ayudamos por la situación por la que están pasando  allá. Los recibimos con comida, les colaboramos con sus entradas para el estadio, también les garantizamos su seguridad alrededor del mismo, tanto en la llegada como en la salida.

P. ¿Cómo surgió la invitación que les hicieron en Asunción?

R. Por medio del Facebook, a través de las redes sociales es que se han hecho las conexiones. Algunos líderes del Frente intercambiaron teléfono con los de allá y así surgió todo. Aunque fi nalmente nosotros viajamos sin pensar que nos fueran a recibir, pero todo se dio.

P. ¿Hubo algún temor inicial por par parte de ustedes en su llegada a Asunción?

R. Nosotros viajamos como siempre lo hacemos en Colombia o cualquier parte del mundo, con nuestras precauciones y atentos a todo, porque así como hay hinchas buenos también los hay malos, que miran el fútbol de otra manera. Nosotros fuimos a Asunción a ver nuestro partido, cuidando nuestra integridad.

A pesar de que hubo contacto telefónico no estaba concreto el encuentro, pero finalmente los líderes de La Plaza se acercaron al sitio de concentración donde estaba Junior y hablaron con nosotros, que no tuviéramos miedo y nos invitaron a un asado. También nos querían mostrar lo que era su club, lo que era su barra, nos querían hacer una atención y que querían venir a Barranquilla en paz.

Ellos ya sabían que el Frente Rojiblanco les ha tendido la mano a otras barras de otros países, de hecho ellos también tienen algún tipo de contacto con la barra de Blooming y por ahí surgió todo.

P. ¿Cómo fue el asado, qué bebieron, qué comieron?

R. Comimos carne, costilla, todo como a la llanera. Te hablo así porque no sé cómo explicarte, ellos tienden a comer la carne más gruesa. Me llamó la atención que ellos todas las comidas la acompañan con pan, eso fue el primer día. Al día siguiente nos invitaron a otro asado en el almuerzo, esta vez fue de pollo, ya sea entero o con alitas, había bastante comida, obviamente todo acompañado con pan y mucha cerveza. Había Pilsen y Brahma.

Imagen de uno de los dos asados con que La Plaza recibió a integrantes del Frente Rojiblanco en Asunción, previo al juego Cerro Porteño-Junior.

P. ¿Alojamiento y entradas al estadio, ellos les colaboraron con eso?

R. No, eso sí corrió por cuenta de nosotros. Ellos nos hicieron la atención y nos garantizaron que no nos iba a pasar nada allá, la hinchada de Cerro fue muy amable, muy cordial, incluso, hinchas de Cerro que no eran barristas se acercaban, se tomaron fotos con nosotros y algunos nos propusieron intercambiar las camisas, los gorritos. Un amigo mío estaba vendiendo coffee delight y se hizo la plata del hotel vendiendo eso, porque a los paraguayos les gustó mucho el dulce y se vendieron bien.

P. ¿Cómo se ideó la atención que ustedes les realizaron a ellos acá?

R. La idea era recibirlos con algo típico de nuestra región. En los contactos que se hicieron por Facebook, de mutuo acuerdo cuadramos llevarlos al mar, porque allá no tienen. Los llevamos a Puerto Colombia, nosotros tenemos un integrante de nuestra barra que tiene un establecimiento y allá llegamos, les dimos pescado, arroz de coco y patacón. Ellos quedaron sorprendidos con el patacón y el agua de panela, porque no conocían eso.

En Puerto Colombia, el Frente invitó a comer pescado a los paraguayos. En la imagen, un integrante de La PLaza.

P. Muy agradecidos estaban ellos…

R. Claro que sí, nos mamábamos gallo y todo pero bien. Antes del partido los acompañamos a su tribuna y hasta que no estuvieron ubicados no nos fuimos. Cuando se acabó el partido, algunos compañeros de nosotros los recogieron y los llevaron a comer, luego a un alojamiento y ahí fue la despedida.

Los barristas paraguayos también degustaron ‘arroz de payaso’.

P. ¿El alojamiento corrió por cuenta de ellos o ustedes les colaboraron?

R. Por cuenta de ellos, nosotros les recomendamos un hotel donde tuvieran todas sus garantías de seguridad.

P. ¿Tienen conocimiento de que entre otras dos barras de cualquier ciudad o país, se hayan realizado este tipo de integraciones?

R. Sí sé que se han realizado, pero no sabría especificarte el nombre exacto. No es muy normal que pase esto entre barras pero sí se ha visto. A nosotros por lo menos es la primera vez en la historia del Frente en que una barra de otro equipo nos recibe de tal manera.

P. ¿Con clubes del fútbol colombiano ustedes han realizado estos acercamientos?

R. No como tal, pero sí se han establecido contactos entre líderes, con respecto al tema de acompañamientos, sugerirles por donde entrar al estadio, por qué ruta llegar, incluso, algunos de nuestros líderes han ido personalmente y los han guiado, para evitar que algunas personas ajenas a la barra vean el respaldo y no se metan con ellos. De igual manera a nosotros también nos han brindado este tipo de atención en otras plazas, nos han garantizado nuestra seguridad. Es que nosotros hacemos parte de algo que se llama el Colectivo Futbolero, y hay unos códigos que se respetan. Cabe aclarar que no todas las barras del país hacen parte de esto. Pero con el resto si se trabaja lo que es el barrismo social, el respeto a la vida y a los códigos.

P. En su opinión, ¿no cree que esto puede ser un modelo a aplicar para ir terminando con esta violencia absurda que se vive entre barras?

R. La verdad sí, nosotros como barra le estamos apuntando desde hace rato a esto. Nosotros como líderes le estamos tratando de cambiar la mentalidad a algunos de nuestros integrantes por lo menos a lo que es el respeto a la vida. Es un tema difícil mientras no haya inversión social por parte del Gobierno, y que no se metan de lleno a lo que es el mundo de las barras.  No sé si usted sabrá, pero en nuestra barra se manejan todos los estratos, del cero al seis, tenemos desde ingenieros y médicos, hasta el que no hace nada.

P. ¿Van a intentar realizar lo mismo con la gente de Sport Recife?

R. Primero estamos intentando viajar, porque esa travesía hasta Brasil es un poco costosa. A título personal yo no he hablado con nadie de allá, igual nosotros no es que lo tengamos como una meta, sino que son cosas que simplemente se dan, hay que viajarlo y vivirlo para saber qué es lo que pasa.

Estamos planeando actividades para generar recursos propios para acompañar al equipo a Brasil.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: