"Fútbol, fábula de la vida", la inspiradora columna de Jimmy Cuadros
El titulo es:"Fútbol, fábula de la vida", la inspiradora columna de Jimmy Cuadros
Foto detalle: 
Tucumán celebra la sufrida victoria ante el Nacional de Ecuador | Cortesía
aldia_web
Jimmy Cuadros Rojano

"Fútbol, fábula de la vida", la inspiradora columna de Jimmy Cuadros

394

Tucumán salió a jugar con guayos y camisetas prestadas por la Selección Argentina Sub-20.

“Se juega como se vive”, dijo Francis­co Maturana alguna vez. Se vive como se siente, le agregaría yo. El fútbol es la fábula de la vida. Lo confirmó Atlético Tucumán la noche de este martes en Ecua­dor, ante El Nacional.

No los dejaron tomar un chárter con­tratado con anterioridad por unos per­misos en Guayaquil, los bajaron del avión y llegaron al estadio de Quito a las 8:09 p.m., 54 minutos después de la hora pactada para el inicio del partido. Calen­taron a medias y para colmo salieron a jugar con guayos y camisetas prestadas por la Selección Argentina sub-20.

Resultado de imagen para tucuman fc vs nacional 7 feb 2017

Pese a todas esas vicisitudes, y a los 2.850 metros de altura de la capital ecua­toriana, los tucumanos ganaron 1-0 y clasificaron. Con mística, enjundia, amor por la camiseta y sobre todo amor por ellos mismos, todos juntos, sortearon los obstáculos. Y de eso también se trata la vida. Nada es fácil, todo cuesta. Hay pro­blemas, dificultades, inconvenientes, tro­piezos, pero está en cada uno de nosotros decidir gambetearlos o dejarnos derribar.

Aquí pueden revivir lo mejor del partido: 

Si haciendo lo primero la vida nos tumba, hay que levantarse, sacudirse y volver a in­tentarlo. Rendirse no es una opción.

Resultado de imagen para tucuman fc vs nacional 7 feb 2017

Lo de Tucumán —rival de Junior en la tercera fase de la Libertadores— también es una lección de trabajo en equipo. Zampedri, el autor del gol, no es el héroe. Su tanto no hubiera servi­do de nada sin las atajadas de Lucchet­ti, por ejemplo; tampoco sin la gestión del embajador argentino en Ecuador, que movió cielo y tierra para que el partido se jugara y no quedar elimina­dos en el escritorio.

“Si quieres ir rápido, camina solo; pe­ro si quieres llegar lejos, camina acom­pañado”. Ese proverbio africano aplica para el fútbol y para la vida.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: