ESPECIAL | Pilas con el síndrome del embarazo fantasma
El titulo es:ESPECIAL | Pilas con el síndrome del embarazo fantasma
Foto detalle: 
Al Día.
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | Pilas con el síndrome del embarazo fantasma

748

Se trata de un trastorno psicológico que puede inducir a la mujer a graves conductas criminales.

El episodio que protagonizó el pasado 11 de julio Angélica María Coronado Cantillo tras robarse una bebé de apenas siete días de nacida; incidente que despertó una vasta movilización social de solidaridad que llevó al hallazgo de la menor en menos de 24 horas, podría ir más allá del hecho delictivo en sí mismo, y enmarcarse en una posible afectación sicológica que padece la mujer al punto de inducirla a esta grave conducta criminal.

Bajo la premisa de que Angélica actuó aquejada por un trastorno funcional de tipo sicológico, podríamos decir que estamos ante un acontecimiento llamado en ginecología Pseudociesis o Síndrome de Rapunzel, que consiste en fingir un embarazo, y cuando se llega a la realidad de su inexistencia, la persona puede caer en acciones como el delito en que ahora se encuentra envuelta Angélica La Pseudociesis o Síndrome de Rapunzel es más frecuente de lo que podemos imaginar, o de lo que muestran las estadísticas judiciales.

Las cifras a nivel mundial hablan de entre uno a seis casos por cada 22 mil nacimientos. Clínicamente se define como un embarazo inexistente, fantasma o sicológico. Entre las causas que generan este trastorno la principal es la presión social, familiar o de pareja.

La mujer tiene dificultades para estar embarazada, y es presionada por su cónyuge que le insiste en querer ser padre, y que ella le brinde esa oportunidad. En esas circunstancias de presión comienza a gestarse en la mente de la mujer lo que se llama en el argot científico, ‘embarazo fantasma’.

El caso clásico con mayor frecuencia es el de una mujer un poco mayor de edad, que hace pareja con un hombre un tanto más joven que ella. Al trascurrir algún tiempo y no obtener un embarazo, esta mujer queda expuesta por presión de su pareja o de su familia, a probablemente fingir la condición de embarazada.

Ella siente que es joven y no hay necesidad de que su hombre busque otra mujer. Simula entonces una fertilidad y se convence de que puede tener descendencia. Han ocurrido casos de mujeres que fueron desconectadas, se vuelven a juntar con otra pareja que desea tener hijos, y surge este síndrome.

Allí también se manifiesta la presión social, y puede generar en esta mujer una Pseudociesis, para tratar de mantener al hombre a su lado.

SÍNTOMAS REALES DE EMBARAZO

Dentro de la sintomatología que se presenta en este tipo de mujeres, podríamos ver cambios físicos curiosos que ayudan a la farsa con su pareja, la familia y la sociedad. Entre estos están: falta de menstruación, crecimiento abdominal simulando una gestación, nauseas, vómitos, aumento del tamaño de los senos, producción de leche, ganancia de peso, sensación de movimientos fetales, deseos de comer alimentos raros, tipo mango verde, tamarindo, helado, entre otros.

Es decir, síntomas reales de mujeres embarazadas. Hay que establecer diferencia entre Pseudociesis, que es el caso en el que la mujer realmente cree estar en estado de gestación con toda la sintomatología descrita. Lo otro es fingir un embarazo de forma intencional o de engaño, lo cual es distinto, ya que en este caso la mujer es consciente de que no está embarazada, o sea lo hace para engañar a alguien u obtener algún beneficio, que incluso en algunos casos podría ser hasta laboral.

Para diagnosticar o confirmar estos casos los médicos debemos realizar pruebas de embarazo en sangre, ecografía trasvaginal o abdominal, examen médico ginecológico. Todo esto ayuda a confirmar si existe este tipo de trastorno, pues se determina la falta de crecimiento del útero o matriz, y por lo tanto la ausencia de feto.

EL CASO DE LA BARRIGA DE TRAPO

En nuestro medio es más común ver casos de embarazos fingidos con conocimiento real, es decir, embarazos con fines de engaño, siendo el caso más conocido en nuestro medio el de la famosa ‘Barriga de trapo’, de hace algunos años. Esta mujer no solo mintió acerca de su preñez, sino que fingió tener siete fetos en su útero, todo esto con fines de mantener a su lado a su pareja.

En la Pseudociesis se puede ver toda la sintomatología florida de un embarazo, debido a que se afecta el eje hipotálamo-hipófisis-ovarios-útero, es decir, que por motivos sicológicos se puede presentar los síntomas de un embarazo sin haberlo realmente, y por este motivo es que se puede presentar toda lo que acompaña a una gestación verídica.

Después de haber descartado el embarazo, el tratamiento de este trastorno funcional es netamente sicológico. Se necesita la ayuda profesional de un sicólogo y a veces de un siquiatra, dado que estas mujeres podrían caer en casos de depresión severa lo cual amerita manejos a largo plazo.

En los lugares de urgencias ginecológicas es común ver mujeres con sintomatología de parto: dolores intensos, sangrados, falta de movimientos fetales, hinchazón de miembros inferiores. Por tanto allí mismo en urgencias se puede diagnosticar este tipo de casos que requieren manejo por consulta externa. Pero en urgencia, con pruebas de embarazo y ecografía, debemos demostrarle a la mujer que no existe tal gestación, y hacerle caer en la cuenta de que está padeciendo un trastorno sicológico que requiere tratamiento profesional y acompañamiento muy importante marital y familiar.

Lo más preocupante en estos trastornos, podrían ser las conductas delictivas en estas mujeres, como podría ser el caso actual de Angélica María Coronado Cantillo; pues las empuja a secuestrar o robar niños, generalmente recién nacidos para demostrar en su entorno familiar y social, que realmente han tenido un bebé en su vientre.

La conducta delictiva que en nuestro país se castiga ejemplarmente, en vez de mejorar el trastorno sicológico de estas mujeres lo empeora con su estadía en prisión. (*)Médico ginecólogo Clínica La Misericordia Internacional y Hospital Niño Jesús.

Con información de: Álvaro López Vargas. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: