Les contamos por qué padecer presión arterial baja es señal de un problema oculto
El titulo es:Les contamos por qué padecer presión arterial baja es señal de un problema oculto
Foto detalle: 
La tensión arterial ideal es de 119/79 mm/Hg. | YouTube
aldia_web
Redacción ALDIA

Les contamos por qué padecer presión arterial baja es señal de un problema oculto

518

Cuando el corazón late, envía sangre a las arterias, ejerciendo presión en ellas para que esta circule por todo el organismo y lleve el oxígeno y los nutrientes.

Ciertos cambios en la presión sanguínea son normales, puesto que esta sube cuando practicamos algún tipo de ejercicio y baja cuando estamos descansando, pero algunas veces puede bajar demasiado, lo cual puede producir mareos, palidez, fatiga y desmayo. Esto se conoce como hipotensión o presión arterial baja.

Cuando el corazón late, envía sangre a  las arterias, ejerciendo presión en ellas para que esta circule por todo el organismo y lleve el oxígeno y los nutrientes. Es en ese momento cuando, al medir la presión se encuentra la tensión arterial mayor o sistólica. Esta muestra la fuerza con la que pasa la sangre por las arterias durante las contracciones del corazón.

La menor o diastólica es la fase de reposo entre cada latido. Los dos tipos de presión se miden en milímetros de mercurio (mm/Hg), siendo normales los valores entre los 105 y 130 para la máxima y de 60 a 80 para la mínima. Cuando esta baja de una manera considerable, se presenta mareo y desmayo, puesto que no es posible que las células sean alimentadas ni extraerles el material de desecho.

Hay que aclarar que la hipotensión no es una enfermedad, es una característica personal que aporta ciertas ventajas, como la de tener menos riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares a medida que avanza la edad. Pero este padecimiento puede alterar la vida y la salud, si no se sabe controlar.

 

¿Qué se debe hacer?

Tomar entre dos y tres litros de agua al día, incluyendo caldos, jugos y bebidas rehidratantes. Ingerir hidratos de carbono en el desayuno, como cereales, pan de leche o yogurt. Nunca se debe comenzar el día sin consumir alimentos.

Comer bien y además incluir frutas entre comidas; escoger alimentos nutritivos, como las infaltables frutas, verduras, cereales, lácteos, pastas, arroz, huevos y carnes magras.

No se debe hacer dieta sin consultar con el especialista.

Hay que evitar las bebidas alcohólicas, pues dilatan los vasos sanguíneos, provocando que la presión arterial baje.

Se debe recurrir a complementos alimenticios, sobre todo, los que contengan ginseng, pues estos evitan la fatiga física y mental. En el momento de sentir mareos y fatiga se debe humedecer la frente con agua fría, reposar un rato y tomar alguna bebida rehidratante.

La presión arterial baja no debe limitar la vida normal, ya que se puede controlar de una manera muy sencilla, si siguen  las recomendaciones.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: