¡Campeón Leicester City! Tal vez la historia más bonita del fútbol moderno
El titulo es:¡Campeón Leicester City! Tal vez la historia más bonita del fútbol moderno
Foto detalle: 
Tal vez a todos nos tocó una fibra, tal vez queremos que sea campeón porque nos gusta sentir esperanza donde quiera que haya | ScreamerDeadspin
aldia_web
Andrés G. Borges

¡Campeón Leicester City! Tal vez la historia más bonita del fútbol moderno

4.9K

Cuando el heroísmo de un equipo pequeño lo pone al borde de coronarse en la liga más importante del mundo.


Si un guionista se lo hubiese imaginado seguramente no sería tan perfecto. La historia del Leicester ya no es más una fábula de la cenicienta, es una realidad. Uno de los equipos más pequeños de la Premier League inglesa, que en la temporada pasada estaba luchando por no descender, que incorporó jugadores sin pergaminos y a un técnico rescatado casi del “ostracismo”, ha quedado campeón de la liga más difícil del mundo, gracias al empate de su rival directo, el Tottenham, contra el Chelsea.


El mismo alcalde de Leicester ya anunció que si el equipo se corona campeón rebautizará las calles de la ciudad de menos de 2 millones de habitantes con los nombres de cada jugador. | SportsAlive


Los aficionados al fútbol inglés todavía tenemos en la memoria la cátedra de pundonor que dio el Manchester City tras ganar la liga 2011/2012 en el último minuto contra el Queens Park Rangers, su primera en 75 años, en uno de los partidos más emocionantes de la historia reciente en esa liga. Pero también recordamos al 'SuperDépor', al Wolfsburgo, la Sampdoria o el Montpellier, equipos campeones por los que nadie apostaba y que levantaron el título. Llanto en las gradas, rivales que abrazan al campeón, invasión de campo, incredulidad y más llanto.

Con un presupuesto de 60 millones de euros, 200 menos que su rival de este fin de semana, el Leicester City, tras 132 años de historia, quiere escribir su nombre en la historia del fútbol mundial como uno de los grandes, con todo lo que implica ser, y dejar de ser de ahora en adelante, un equipo discreto.

Un escándalo sexual, donde todo comenzó

Hace un poco más de un año el italiano Claudio Ranieri asumió la dirección técnica del equipo luego de la salida de Nigel Pearson, quien terminó yéndose luego que se destapó un escándalo sexual en el que su hijo, jugador del equipo, y otros dos futbolistas, fueron sorprendidos con prostitutas tailandesas. Ranieri firmó contrato con la expectativa de siquiera lograr ubicarse al final de la temporada por encima del puesto 12 de la tabla. Hoy, si se corona campeón, cobrará 7.3 millones de dólares de prima por haber tomado el mando.


Los magnates tailandeses detrás del cuento de hadas del Leicester City | The Telegraph


La materia prima del entrenador no era para tirar cohetes ni mucho menos, como cuenta Vanity Fair. Destacaban, si acaso, Kasper Schmeichel, hijo del legendario portero y que ahora quiere el Barcelona; Morgan, el capitán, que supo lo que es debutar en primera a los 30 años; o Mahrez, “un jugador más con un pelo estúpido”, como dijo un aficionado, y que hoy está en la carpeta de los grandes de Europa; o Vardy, a quien su primer equipo lo rechazó por ser muy bajito.

Claudio Ranieri, el mismo DT que banqueaba a James y Falcao

Aunque ha dirigido a grandes como el Atlético de Madrid, el Chelsea, al Valencia, el técnico italiano no había sido precisamente un ganador con todas las letras. A su avanzada edad (64) no tiene un título relevante en su carrera. De hecho, fue despedido de la selección griega tras perder en Atenas contra Islas Feroe, un país que tal vez usted hasta ahora sabe que existe.

James Rodríguez y Falcao “sufieron” a Ranieri en el Mónaco. Muchos recuerdan cuando declaró que el 10 de la selección “tenía un problema de mentalidad” y que por eso lo mantenía en la banca. E incluso el ‘tigre’ Falcao, que es más bueno que el pan, tuvo roces con el entrenador porque no lo ponía ni le daba continuidad, lo que desembocó en que el samario decidiera buscar otros rumbos, según el mismo Vicepresidente del club monegasco.


Muchos recuerdan cuando declaró que el 10 de la selección “tenía un problema de mentalidad” y que por eso lo mantenía en la banca. | AS


Pero este, el del Leicester, podría ser perfectamente otro Ranieri. Se le ha visto menos combativo y más complice, acaso conmovido con la máquina de fútbol que sin duda ha creado. Nadie duda ya de que el método Ranieri (que consiste en “trabajar sin permitirse soñar, el soñar dejárselo a los fans” y del que se escribirán varios libros)  influyó para que un modesto club sea campeón de la liga inglesa. Por eso les prometió pizza a sus jugadores si no encajaban un gol y luego del partido ellos tuvieron que amasarla, "trabajar por su propia comida".


Vanity Fair dice que si alguna vez se hace la película de Ranieri, debe ser Clint Eastwood quien la protagonice | Skysports


La locura de ser campeón y llamerse Leicester City

No se habla de otra cosa en Europa y en el mundo. Las camisetas, muy apetecidas por la colonia irónica hípster y por quienes no se sonrojan con subirse al bus de la victoria, están agotadas en las tiendas Puma de decenas de países.


Hinchas del Leicester en Tailandia,  país de origen de los magnates responsables del club, celebrando el triunfo ante el Swansea | Getty


El mismo alcalde de Leicester ya anunció que si el equipo se coronaba campeón rebautizaría las calles de la ciudad con los nombres de cada jugador. Deberá cumplir esa promesa. 

Las casas de apuestas se rasgan las vestiduras. Ya es conocido que al comienzo de la temporada hubo 47 apostadores que anotaron al Leicester City como campeón. Luego de un arreglo (pésimo arreglo) que hicieron 24 de ellos con las casas de apuestas solo quedaron 23 con probabilidades de 5.000 a 1. Eso es mucho dinero. Si se llevan el botín serán archimillonarios, eso es seguro


Nathaniel Whessel podría ganar más de 13 millones de pesos por apostar unos 200 mil. | Dave McHugh - BBC


Según Vanity Fair, las empresas apostadoras perdieron en bolsa un 3% por cuenta de la hazaña de los ‘Foxes’. Hasta el mismo Tom Hanks confesó haberle apostado 100 libras al Leicester City aunque es hincha del próximamente descendido Aston Villa. La solidaridad con el más débil es lo que mueve a millones a favor del equipo, incluso el Principe William dijo lo que muchos estamos pensando: “Me muero por que gane el Leicester”.


Ni el más fanático de los fanáticos del Leicester podía imaginar, con seriedad, que al final de la temporada su equipo pelearía el título en Old Trafford contra el Manchester United. | ScreamerDeadspin


Con el mundo a sus pies, Leicester City se convirtió en un ejemplo de lucha y superación del que se hablará y escribirá por mucho tiempo. Una historia como la de David y Goliat personificada en una plantilla más que discreta, pero con hambre de gloria; en un club sin tantos millones pero con mucho corazón; en un técnico con una última oportunidad de éxito y en una fanaticada global que se ve reflejada en el más débil. Tal vez a todos nos tocó una fibra, tal vez queremos que sea campeón porque nos gusta sentir esperanza donde quiera que haya. Incluso en el fútbol, que cada tanto nos da lecciones de vida. La lección del Leicester, la moraleja de esta historia, será una sola: “absolutamente nada es imposible”.

¡Felicitaciones al Campeón!


Un millón de historias inspiradores y diferentes en nuestra fan page

Te puede interesar

Compártelo en: