¿Devolverían ustedes $9 mil millones al Estado? Este hombre lo hizo
El titulo es:¿Devolverían ustedes $9 mil millones al Estado? Este hombre lo hizo
Foto detalle: 
En 1998 Olave ocupaba el cargo de sub­director financiero del Icfes en Bogotá | ALDÍA
aldia_web
Andrés Gaitán García

¿Devolverían ustedes $9 mil millones al Estado? Este hombre lo hizo

3.5K

Para hacer lo correcto habría que tener mu­cha fuerza de voluntad y honestidad.

¿Le devolvería usted 9 mil millones de pesos al Estado colombiano? Imagínese que es 1998, usted es di­rector financiero del Icfes y su con­tadora le dice que ‘sobraron’ más de 9 mil millones de pesos del recaudo del valor de las exámenes estatales para los estudiantes de 11 grado.

Además, le informa que no existen re­gistros comprometedores de esos recur­sos y nadie, aparte de ustedes dos, sabe que existen.

Sin duda la tentación es grande. Para hacer lo correcto habría que tener mu­cha fuerza de voluntad y honestidad, dos cualidades que distinguen el economista Oswaldo Olave, profesor de la Universidad Simón Bolívar.

En 1998 Olave ocupaba el cargo de sub­director financiero del Icfes en Bogotá y se ganaba $750 mil, por estas fechas na­videñas recibió esa noticia de su contado­ra: habían sobrado más de 9 mil millones de pesos de las pruebas Icfes y solo ellos dos lo sabían.

"En este tiempo existía el control fiscal de la Contraloría, pero no era tan seve­ro como ahora; además la Fiscalía tenía pocos años operando y no tenían tanta experiencia investigando ese tipo de de­litos contra el patrimonio de la Nación”, recuerda Olave.

A pesar de la tentación Olave fue fiel a los principios de su crianza y ante el asombro de la contadora le ordenó que hiciera un cheque por $9.736.200.000.00 (nueve mil setecientos treinta y seis mi­llones doscientos mil pesos) y lo consig­nara al tesoro público.

Hoy, 19 años después, Oswaldo Ola­ve todavía conserva ese cheque, a ve­ces lo mira y piensa que se pudo haber dado la vida de un jeque árabe en Du­bái, pero eligió lo correcto y fue fiel a sus principios. “No me arrepiento, es mejor vivir con una conciencia tranqui­la”, afirmó.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: