El ‘Team Manotas’: un abogado de 68 años que corre en piques cuarto de milla junto a su hijo
El titulo es:El ‘Team Manotas’: un abogado de 68 años que corre en piques cuarto de milla junto a su hijo
Foto detalle: 
El abogado comenzó  a correr hace 17 años | ALDÍA.CO
aldia_web
Silvana Alba Márquez

El ‘Team Manotas’: un abogado de 68 años que corre en piques cuarto de milla junto a su hijo

1.2K

Aquileo contó que su pasión por los carros empezó desde que tenía 15 años.

Cuando se habla de piques cuarto de milla, la idea que tenemos en la cabeza es del hijo corriendo y el padre apoyando o enseñando todo lo que se debe saber sobre carros, pero este no es el caso de la familia Manotas, quienes viven en Barranquilla.

Aquileo Manotas es un abogado, de 68 años, que junto a su hijo John Manotas García, un tecnólogo en diseño y análisis de sistemas, de 37, comparten el mismo hobby de correr carros, de correr “El Huracán”, como llaman a su vehículo.

Image may contain: 2 people

El “Team Manotas”, como son conocidos en el Autódromo “Motorsport Park Piques ¼ Milla” y por sus compañeros, inició en el año 2000.

Aquileo es la cara de la carrera, pues es el que tiene el control del volante: el piloto del equipo.

Este es el video en el que Aquileo logra los 10 segundos en cuarto de milla:

El abogado comenzó  a correr hace 17 años, en ese entonces el vehículo no contaba con modificaciones era un carro completamente de “calle”, como le dicen, y no de competencia.

Aquileo contó que su pasión por los carros empezó desde que tenía 15 años, pues a su padre, que también era abogado, le encantaba la mecánica. “Cuando mi padre trabajaba con la firma de abogados, además de pagarle con honorarios, le pagaban, en algunos casos, con los carros de la época. Él le hacía la mecánica, le arreglaba los frenos y todo. A mí me gustaba estar al lado de él con la herramienta, metiéndome debajo del carro y ahí le fui cogiendo el amor a la mecánica. Este es mi hobby”.

Él dice, además, que en la vida se debe hacer lo que a uno más le gusta. “Competir en los piques es lo que más me gusta y para la edad mía esta es una inyección”, dijo con una sonrisa en su cara.

Antes de que comenzara a correr carros, se dirigía a ver los vehículos de competencia de esa época, junto a su esposa e hijos, hasta la vía 40, en donde inició la historia de los piques.

“Mi señora se llevaba un paraguas y yo me llevaba otro. Ella cogía a la niña y yo cogía a John, nos poníamos en la isla de toda la vía 40. Sacábamos la cabeza cuando el vehículo arrancaba, cuando ya estaban llegando la metíamos”, afirmó.

“Hoy lo vemos como un peligro, en ese momento éramos folclóricos y era irresponsable el alcalde de ese entonces que daba permiso para hacer esas carreras”, reconoció.

Su esposa, es una mujer que siempre lo ha apoyado al cien por ciento. “Al principio ella venía, pero a medida que el carro empezó a ser otro carro, ya ella no quiere acompañarme, porque ella sufre mucho”, contó entre risas el “Gran Aquileo”.

Ella siempre le desea suerte y le pide que le traiga el trofeo.

Su hijo, por otra parte es el que está a cargo de las revisiones técnicas del auto, pues como su padre, también tiene conocimiento de mecánica.

“Equipo como tal, lo hacemos mi papá y yo, no tenemos escudería. El motor lo armó Ramiro de Lima, es un preparador experto en Barranquilla, después de ahí somos nosotros que le hacemos los ajustes: arreglamos válvulas, ajustamos el carro, cuadramos las libras del súpercargador”, explica Manotas García.

“Nosotros le compramos una computadora al ‘Huracán’ que trae un programa especial, tiene muchas funciones, por ejemplo darle más gasolina, y el que se encarga de manejar todo eso soy yo. Cuando mi papá ya está en la pista y va a correr, yo soy el que está pendiente de que estén prendidos los ventiladores, el nitro (si se va a usar) e igualmente le doy indicaciones de cuánto tiene que calentar las llantas, etc”, continuó.

Mientras nos encontrábamos en el Autódromo, ubicado en la Vía al mar Km 30, Manotas García nos contó que él prefiere que sea su padre que corra, pues se siente orgulloso de él. “Muy pocas veces corrí el “Huracán”, y aunque ambos llevamos eso en la sangre, él se ha entusiasmado tanto que la verdad a la edad de él es un mérito correr en ese carro, y bueno lo dejo porque me siento orgulloso de él”, aseveró.

Este es el video del debut de John Manotas con el 'Huracán':

El carro fue bautizado con el nombre de ‘El Huracán’, pues era un nombre imponente. “Antes los vehículos no tenían nombres, pero como vimos que empezaron a ponerlos decidimos nombrarlo ‘El Huracán’ porque arrasábamos con todo.  Y hasta ahora nos ha ido bien con el nombre gracias a Dios. Hemos podido arrasar con varios carros”, contó entre risas Manotas García.

El ‘Huracán’ es un Ford Mustang modelo 1980, tiene un motor con 650 caballos y un supercargador con nitro (sistema de óxido nitroso), es un tanque que le inyecta gas al motor para que tenga más potencia.

Su mejor tiempo en cuarto de milla es 10.76 segundos con 12 libras de boost (la cantidad de aire que el supercargador le da al motor), y aún no han probado con el nitro.

El “Gran Aquileo”, como lo llama su hijo, desmiente lo que dicen las personas de que el deporte es exclusivo para los que tienen facilidades económicas e insiste en que a él le tomó 17 años para obtener el resultado final de su vehículo: el ‘Huracán’ hoy en día.

Las llantas de el 'Huracán' son especiales para el pavimento del Autódromo | Gustavo Cantillo

Además de correr, padre e hijo, también hacen parte de la parte administrativa del Autódromo.

Esta es una recopilación de grabaciones de Aquileo manejando el 'Huracán':

Sus amigos y compañeros administrativos reconocen que el piloto más responsable de la pista es Aquileo.

“Nosotros le llamamos el Team Manotas, pues ahí hay dos cosas que confluyen que es la juventud, la pasión y la energía de John, y la experiencia del papá, pues es una persona que nunca comete imprudencias, ni tampoco se va a exceder”, nos cuenta Ricardo Chegwin, quien hace parte de la administración del Autódromo.

En la parte trasera cuenta con un paracaída que sirve como freno de emergencia | Gustavo Cantillo

Chegwin, comparó el carro del “Team Manotas” con el boxeo. “A mí me gusta el boxeo, hay algo que dice que libra por libra: el mejor boxeador que hay. Como son categorías, entonces puede ser peso pluma, pero ‘libra por libra este es el mejor boxeador que hay en todas las categorías’. Para mí el ‘Huracán’ es el mejor carro que hay, porque se juntan todas las cosas”.

El equipo se está preparando para una competencia que harán en Cali, el 18 y 19 de agosto. “Nos invitó el club de allá, los carros deben salir el 15 de agosto en una niñera que los viene a recoger, y nosotros estaríamos viajando un día antes de la competencia”, contó Aquileo.

En este momento,la familia Manotas no está pensando en tener otro carro competitivo, sin embargo, John Manotas dijo que se encontraban restaurando una camioneta Ford de 1952, la cual llamaron “La Pochy”, nombre que le dio su madre, Carmen, a quien de cariño le dicen ‘Pocho’.

Por otra parte, Aquileo Manotas, cuenta que al mes hacen un corre legal para poder acabar con las carreras callejeras ilegales que se presentan en la ciudad.

“Por eso se hizo este evento, que es corre legal, para que estos pelaos no estén tirándose en sitios que no son seguros para ellos. Lo mismo pasa con los de sonido, pues ya no tienen donde poner sus equipos a sonar porque todo el mundo ahora les echa la Policía”, enfatizó Ernesto Bushe,  quien es uno de los 108 amigos que hacen parte de la administración del ‘Motorsport Park’ y quien también se dedica a correr.

Esta idea comenzó hace tres meses, al principio a los competidores no se les cobraba nada y era completamente gratis. Sin embargo, hoy en día se les cobra algo mínimo, entre $30 mil y $50 mil, y al público solo le cuesta $3 mil la entrada. 

“Esto antes no lo hacíamos, ahora mismo estamos haciendo al mes un corre legal, pero estamos viendo la posibilidad de hacer dos corres legales mensuales para carros y motos. También conversamos con el comandante de la Policía, pues la otra idea que tenemos y que le propusimos fue que se designaran tres o cuatro agentes, un día de “corre legal” o competencia,  para que ellos también compitieran, sin uniforme y con carros de calle, y hacerle mención durante la válida”, informó.

Advierten que son muy cuidadosos con cada detalle dentro de la competencia y toman siempre las precauciones necesarias, sea para “corre legal” o competencia. “Aquí hay ambulancias, no dejamos que nadie corra sin casco, si comienza a llover se para la carrera y si hay alguien con trago lo sacamos”, explica Chegwin.

Esta es la función que John Manotas cumple como miembro del Autódromo, pues es el ‘comisario de pista’ y tiene que velar por la seguridad de los corredores. “Tengo una responsabilidad con los pilotos para tomar ciertas determinaciones si puede correr o no, si está inscrito o no, que tenga casco, etc.”, precisa John.

Image may contain: one or more people

Concluyen que necesitan un acompañamiento periodístico para demostrar la otra cara de los piques legales que se realizan en Barranquilla y resaltar que durante las carreras sí hay vigilancia policial.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: