“Esa puta está muerta”, la macabra historia que se destapó con un estatus de Facebook
El titulo es:“Esa puta está muerta”, la macabra historia que se destapó con un estatus de Facebook
Foto detalle: 
Gypsy Blancharde (izq) y su madre, 'Dee Dee' Blancharde, posando junto a su perro en la época en la que eran estrellas locales que conmovían a los estadounidenses | BuzzFeed
aldia_web
Andrés G. Borges

“Esa puta está muerta”, la macabra historia que se destapó con un estatus de Facebook

12.4K

Una joven mató a su madre por hacerle creer que estaba enferma. Por hacer de su vida entera un fraude.

Imaginen que encienden el televisor y ven a una madre junto a su hija de 14 años, discapacitada, inmóvil, enferma y con serios problemas cognitivos. Ahora, imaginen a la madre, una mujer de edad, abnegada, que ve por la niña y la ayuda a tratar sus múltiples enfermedades aunque esté en la quiebra. Finalmente, imaginen el escenario tristísimo que completa cuadro: la casa de ambas, a sus espaldas, en ruinas tras el huracán Katrina que devastó una enorme área de Estados Unidos en 2005.

Bueno, solo una parte de esta historia es real: la del huracán.

La historia de la señora Clauddine ‘Dee Dee’ Blancharde y de su hija Gypsy sigue dejando boquiabiertos a los investigadores y a quienes conocieron el caso antes de que se comprobara que era una completa y elaborada farsa.

BuzzFeed

‘Dee Dee’ apareció muerta de varias puñaladas en junio del 2015, pero es hasta ahora que vienen a conocerse más detalles del caso. El portal Buzzfeed, en un extenso reportaje, cuenta cómo la mujer inventó prácticamente todo lo que se sabía de ella y su hija.

El comienzo de una tragedia

La historia se remonta a unos meses después del nacimiento de Gypsy, en 1991. Su madre pensó que la niña padecía de síndrome de apnea obstructiva del sueño, una condición que impide respirar mientras se está dormido. Años después, la bebé logró superar la leucemia, aunque quedó atada a varios medicamentos.

Thought Catalog

Pero 'Dee Dee', la madre, se obsesionó con su cuidado a tal punto que fue fabricándole y prescribiéndole a su propia hija, sin ningún sustento médico, una decena de enfermedades relacionadas con problemas genéticos, asma, epilepsia distrofia muscular, entre otras. Fue tal la sugestión aplicada a Gypsy que terminó postrada por voluntad propia en una silla de ruedas y sometida a tratamientos innecesarios, convencida de que era un cúmulo de dolencias andante.

La pequeña fue creando dependencias y su sistema empezó a flaquear. Se le pudrieron los dientes y en ocasiones le costaba respirar por sus propios medios. Dee Dee, lejos de retroceder en su macabra obsesión, le rapaba la cabeza a Gypsy con la excusa de que igual iba a perder el pelo por los tratamientos.

MSNBC

¿Cómo pudo hacerlo? ¿Dónde estaban los médicos? Muchos dejaron de tratar a la niña por encontrar inconsistencias en las versiones de la madre. Pero después del huracán Katrina el plan de Dee Dee se facilitó. Dijo haber perdido la historia clínica de su hija en medio de la tragedia y recibió la solidaridad (y mucho dinero) de los estadounidenses que se conmovieron con la historia.

Solo con sus testimonios y los recursos de terceros, entre ellos muchos vecinos, 'Dee Dee' logró que la niña fuera sometida a varias intervenciones quirúrgicas por problemas de vista y de oído; y le extirparon las glándulas salivales por una “secreción excesiva” de la que solo era testigo ella, pero ¿quién pensaría que una madre inventaría algo así?

Ganett

Los dólares empezaron a llover cuando se supo que el padre de Gypsy era un alcohólico y drogadicto que la maltrataba y nunca la apoyó. Fundaciones de caridad les regalaron una casa adaptada para la condición de Gypsy e incluso las enviaron a Disneylandia con todos los gastos pagos. Hasta la Fundación Ronald Mc Donald se ofreció para alojarlas.

La historia se cae a pedazos

Este hubiera sido el final feliz para la durísima vida de una joven, hoy con 25 años, que superó las tragedias y enfermedades gracias a la solidaridad y a los cuidados de su madre, pero nadie conocía la verdadera historia.

En junio del año pasado, un estatus de Gypsy angustió tremendamente a sus amigos en Facebook

"Esa perra está muerta", y luego escribe sobre su propio comentario: "Acuchillé a esa puta cerda gorda y violé a su inocente y dulce hija. Su grito fue putamente ruidoso"

***

El retorcido mensaje y el silencio en la casa de las Blancharde terminó con un allanamiento de la Policía y un hallazgo insospechado: el cuerpo sin vida de Dee Dee con múltiples heridas de arma blanca. Para sorpresa de los agentes, las sillas de ruedas estaban en el lugar y no había ni un solo rastro de Gypsy.

Las investigaciones determinaron lo que nadie pudo haber calculado: la joven había escapado con su novio y se descubrió que las graves enfermedades que supuestamente padecía no eran más que invenciones de su madre: mentiras que acabaron por destrozarle la vida a Gypsy mucho más allá del plano físico.

Facebook

Resultó que Gypsy usaba internet, aunque Dee Dee se lo tenía prohibido, y allí conoció a Nicholas Godejohn. Las versiones policiales indican que se enamoraron y llegaron a conocerse a tal punto que el joven se percató de que Gyspy no era lo que su madre decía, no estaba enferma en absoluto. Tal vez en un ataque de rabia y complicidad planearon el asesinato de la señora Blancharde.

Descifrando a 'Dee Dee'

Las razones por las que 'Dee Dee' sometió a su hija a semejante torturase las llevó con ella a la tumba, sin embargo hay indicios de que padecía el Síndrome de Münchhausen, un tipo de trastorno mental que obliga a las personas a inventar dolencias y enfermedades para buscar atención, solo que en este caso sería un trastorno ficticio impuesto, es decir, que le achacaba enfermedades a su hija para sentirse plena cuidándola, compadeciéndose, haciéndola dependiente de su figura.

BuzzFeed

También existe la posibilidad de que ambas mujeres, primero la madre y luego la hija, hayan sido partícipes de una estafa para ganar protagonismo y luego dinero, aunque deja serias dudas que alguien se someta por voluntad propia a cumplir semejante juego sin haber sido manipulado.

En el informe de Buzzfeed se conoció que otras mentiras de la familia Blancharde han venido derrumbándose. El padre de Gypsy sí le enviaba la cuota alimentaria cumplidamente e incluso hablaba con ella por teléfono. Además, su historial médico estaba disponible en Luisiana y nunca estuvo extraviado. Por último, las enfermedades como distrofia muscular o problemas mentales fueron desmentidas en análisis clínicos.

El asesino y la condena

BuzzFeed

Se sabe, por las evidencias encontradas durante la investigación en el último año, que la idea de matar a 'Dee Dee' fue de la misma Gypsy y era un plan que consideraba desde el 2014. También se confirmó que los estatus de Facebook los escribió ella previo dictado de su novio Nicholas, quien también habría usado el cuchillo para consumar el ataque a la señora Blancharde.

Gannett

Por la naturaleza del caso, ambos jóvenes hubieran podido enfrentar la pena de muerte en circunstancias normales, pero fue la misma Gypsy quien se declaró culpable de asesinato con atenuantes: la justicia estadounidense le dictó 10 años de prisión, la pena mínima.

Todavía se espera que se juzgue a su novio, quien paradójicamente sí podría tener trastornos mentales.

Gannett

Gypsy le confesó a Buzzfeed que se siente “frustrada” por el terrible destino que le depararon los médicos con sus diagnósticos apresurados, por no haber visto que era “completamente sana”. En todo caso, la joven concluyó que, a pesar del desenlace de una historia tan retorcida, se siente más libre en la cárcel que cuando vivía en su casa, junto a su propia madre.

Más historias increíbles en nuestro Facebook

Compártelo en:
Construido para ti con info de: