ESPECIAL | Así se desmoronó Global Brokers, un negocio que se torció
El titulo es:ESPECIAL | Así se desmoronó Global Brokers, un negocio que se torció
Foto detalle: 
Todo empezó en el 2013, tras el cierre definitivo y unilateral de las cuentas de Global Brokers por parte de dos entidades bancarias porque estaban manejando sumas exorbitantes de dinero en efectivo. | ALDIA.CO
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | Así se desmoronó Global Brokers, un negocio que se torció

5.1K

Quién es quién y cómo se desmoronó un negocio que comenzó siendo legal y terminó en una multimillonaria estafa.

La judicialización de nueve miembros de Global Brokers capturados entre el 26 de julio y el 2 de agosto pasado, por lasestafas a 390 personas (solo en el Atlántico) que ascienden a $15.000 millones, no se hubiese podido materializar sin el testimonio clave de un abogado que trabajó para esa compañía y conoce al dedillo el funcionamiento del negocio.

Las víctimas aportaron a la Sijín y la Fiscalía los contratos que firmaron con la empresa, creyendo que estaban comprando bienes inmuebles, o al menos la gestión por la consecución de los mismos. Pero aunque los investigadores sabían que algo ‘olía mal’, no tenían manera de comprobar que Global Brokers estaba estafando a sus clientes y captando dinero masivamente.

“El modelo de contrato está blindado, es el escudo. Es que si ustedes analizan desde el punto de vista jurídico, es un contrato leonino, un contrato ventajoso, pero estaba bien hecho”, dijo el abogado a detectives del Grupo de Patrimonio Económico de la Sijín en uninterrogatorio voluntario realizado el martes 17 de marzo de 2015 desde las 9 a.m. y al que tuvo acceso AL DÍA.

Dieciséis días antes a esa diligencia en la sede de la Sijín, este medio había publicado dos informes sobre personas que denunciaban ser víctimas de estafas por parte de Global Brokers, empresa a la que le habían dado sumas millonarias con el sueño de tener casa propia y no les habían dado los bienes ni les habían devuelto el dinero.

Con esta versión, sumada a las denuncias y el material probatorio recogido en allanamientos a las oficinas, se logró la aprehensión de nueve personas.

Entre los capturados por los delitos de estafa agravada, concierto para delinquir y captación ilegal están Eduardo Iván Vargas Gómez, uno de los cerebros de este entramado fraudulento, también su hermana, Yaneth Vargas Gómez.

Ambos fueron asegurados en centros carcelarios por orden del juez penal ambulante contra bandas criminales, Ricardo Méndez Díaz, a solicitud del fiscal Francisco Cuesta Manyoma.

Kimberly Hutchinson Vargas (hija de Yaneth), Gloria Hutchinson Garrido (tía de Kimberly), Manuel Banquez Carvancho, Ruddy Rodríguez Arias, José Gregorio Pérez Arteaga y Ostap Tapias Artuz, fueron cobijados con detención domiciliaria.

A Pablo Hutchinson Garrido (papá de Kimberly) no se le ha podido definir la medida de aseguramiento debido a que está recluido en un centro médico por supuestos problemas de salud.

 EL PRINCIPIO DEL FIN

El abogado y testigo estrella en el proceso, explicó en el interrogatorio cómo funcionaba el negocio —que al principio era legal—, y dio luces de cuándo y de qué forma empezó a torcerse todo. Además, reveló a dónde iban a parar los dineros que consignaban los clientes. La sociedad Global Brokers, fundada en 2006 por Eduardo Vargas y Cristian Rymel Yurgaky Rey, inició como un modelo de negocio de intermediación en la compra de cartera hipotecaria. Buscaban un cliente y con el dinero de esa persona compraban la cartera que una entidad financiera tuviera con alguien que puso como garantía un bien inmueble.

Es decir, que si alguien le debía al banco 40 millones de pesos por la hipoteca de su casa, cuando Global compraba la cartera ya esa persona no le debía esa suma al banco sino a Global.

Si el proceso llegaba hasta remate y adjudicación, Global Brokers le entregaba el inmueble a su cliente. Si por el contrario, el deudor cancelaba la deuda para no perder su casa, Global Brokers le devolvía el dinero al cliente.

Así fueron los primeros años, en los que Vargas y Yurgaky les cumplían a los clientes y ganaban dinero suficiente para vivir sin afugias, con un negocio legal que les daba mínimo el 20 por ciento de utilidades. Después se trasladaron al Prado Office Center, en la carrera 54 con 68.

El inicio del fin, la génesis del apocalipsis, empezó en el 2013, tras el cierre definitivo y unilateral de las cuentas de Global Brokers por parte de dos entidades bancarias porque estaban manejando sumas exorbitantes de dinero en efectivo.

“Una entidad financiera cancela las cuentas por dos cosas: por captación o por lavados, y si huelen algo enseguida las van cancelando (…) ellos manejaron mucho flujo en efectivo y eso, digo yo, alarmó a los bancos, pidieron soportes y no los tenían”, reveló la fuente. Una de las soluciones que encontraron Vargas y Yurgaky para poder seguir manejando cuentas bancarias sin despertar sospechas, y de paso seguir operando con otros nombres el mismo modelo de negocio, fue crear dos empresas más: Grupo Constructores Aliados (15 de julio de 2013) y Alianza Grupo Empresarial (13 de enero de 2014).

Estas tres empresas, desde ese mismo 13 de enero de 2014, funcionaban bajo la potestad de Grupo Empresarial Aliados.

Con Grupo Constructores Aliados, Eduardo Vargas dio rienda a su pasión de construir, pero también aceleró el apocalipsis de su imperio. Empezó a hacer obras con dinero de clientes de sus otras dos empresas. Este movimiento convirtió un negocio legal en especie de una pirámide.Invirtieron el capital de sus primeros clientes en construcciones y les devolvían el dinero —después de dilatar todos los plazos— con la plata que consignaban nuevos incautos. Y así sucesivamente.

Sijín: Aún con ese blindaje que usted dice que es el contrato, ¿ustedes sabían que eso era ilegal, que esa captación de dinero, por llamarla así, iba o estaba siendo dirigida a otro fondos; que no se compraban las carteras de los inmuebles? ¿Y aun así nadie denunció? ¿Por qué?

Abogado: Pienso que por miedo, porque a Eduardo le tenían miedo. Al principio se le aclaraba al cliente de qué se trataba el negocio legal, pero después algunos personajes mentían para vender, eran las pechichonas porque eran las que más vendían.

Sijín:¿Quiénes eran?

Abogado: La doctora María Mónica (Montero) y la doctora Gina (Martínez), más que todo la doctora Gina, que decía unas mentiras de 5 pisos para vender.

María Mónica Montero Castilla está en el grupo de lasocho personas con orden de captura vigente por esta investigación. Las autoridades están tras su pista y la de Adriana De la Ossa, Carlos Leal, Garbey Tapia Barreto, Gina Martínez Maestre, Lourdes Torres Martínez, Vedel Bonett García y su cuñado Cristian Yurgaky Rey. Se espera que en los próximos días sean capturados o se entreguen.

Más informes especiales en nuestro Facebook

Compártelo en:
Construido para ti con info de: