ESPECIAL | La tragedia de 1984: el atentado a una estación de la Policía del que nadie habla
El titulo es:ESPECIAL | La tragedia de 1984: el atentado a una estación de la Policía del que nadie habla
Foto detalle: 
Un recuento de los atentados en barranquilla | ALDÍA.CO
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | La tragedia de 1984: el atentado a una estación de la Policía del que nadie habla

1.5K

Desde ALDÍA.CO hicimos también una recopilación de aquellos ataques criminales que marcaron la historia de Barranquilla.

Eran las 10:30 de la noche cuando dos hombres pasaron en un carro y lanzaron una bomba a la Comisaría Quinta de la Policía de Lucero, en Barranquilla. Este atentado ocurrió el 23 de marzo de 1984 y acabó con la vida de Arelis Barrios, de 13 años, y tres menores más resultaron heridos.

Según los testimonios recopilados aquella vez por EL HERALDO, los vecinos no entendían muy bien lo que había ocurrido, ni mucho menos lograron identificar a los responsables. “La bomba fue lanzada por dos personas que iban en carro. No pudimos darnos cuenta de cómo eran, porque el vehículo iba a gran velocidad”, afirmó un ciudadano en ese momento.

Archivo El Heraldo. 

La estación quedó destruida y las víctimas olvidadas. Desde entonces, este tema quedó ahí y no ha vuelto a ser mencionado, ni siquiera luego de lo ocurrido este 27 de enero en el CAI San José, que ha sido el hilo para recordar los atroces atentados que han sucedido a lo largo de la reciente historia de Barranquilla.

Sin embargo, Darling Barrios, hermana de la única víctima mortal del atentado en la Comisaría en Lucero, conversó con ALDÍA.CO  y contó los detalles de aquel hecho ocurrido hace 33 años:

“Estábamos pequeñas, vivíamos en una estación de Policía, donde vivía  una tía de crianza. Ella nos tenía allá. Éramos tres hermanos, nosotros vivíamos allí. Una noche nos tiraron una bomba. Eso fue aproximadamente a las 10:30 de la noche.  Éramos tres hermanas. A mi hermana le cayó la bomba en la cabeza, porque ella era la que estaba durmiendo en la parte de adelante,  mi otra hermana quedó con un brazo fracturado de por vida. A mí no me pasó nada porque yo estaba al lado donde una vecina”.

Barrios agregó - con la voz entrecortada-  que  “este atentado lo dejaron en el olvido, no investigaron nada y la denuncia penal no se dio por vencimiento de términos”.

Narró que a ella físicamente no le pasó nada, pero psicológicamente quedó traumatizada. “Mi hermana quedó con deformaciones de por vida, con mente de niño, mi papá quedó sufriendo y murió de pena moral. Mi mamá sufrió demencia, confesó la mujer, quien actualmente tiene  41 años.

Para esta mujer, víctima del terrorismo, lo que ocurrió en San José le recordó aquel día en el que perdió a su hermana y la dejó marcada para siempre. “Llegué a la época de atrás y me sentí mal de ver ese dolor por el que están pasando esas familias,lo sentimos nosotros hoy en día, aseguró.

Así como este acto terrorista, Barranquilla ha sufrido otros  atentados que han irrumpido la tranquilidad de los habitantes de esta ciudad, donde es inusual este tipo de ataques.

ALDÍA.CO hizo una revisión, basada en los archivos de EL HERALDO, de aquellos hechos ocurridos en la historia reciente de la capital del Atlántico:

Hotel Royal – 20 de octubre de 1989

El 20 de octubre de 1989, un carro bomba estalló a las 2:05 p.m., en el parqueadero externo del Hotel Royal, ubicado en la carrera 54 entre las calles 68 y 70. Un taxista murió y otras cuatro personas resultaron heridas. 

La Policía retuvo a José Rodrigo Arenas Ramírez, de Armenia (Quindío) por el hecho, que fue posteriormente atribuido a Gonzalo Rodríguez Gacha, alias ‘El Mexicano’, capo del cartel extinto de Medellín.

“La explosión me dejó un dolor muy fuerte en el tímpano derecho. Cuando escuchamos el estallido supimos que era una bomba, pero el desequilibrio que produce evita que uno tome decisiones rápidas, contó una testigo a El Heraldo en 1989.

Archivo El Heraldo. 

‘Burrobomba’ – 3 de noviembre de 2001

Tres heridos dejó una bomba que explotó el 3 de noviembre de 2001 en la Circunvalar, cerca de la Cordialidad, cuando una comitiva comandada por el entonces candidato presidencial Álvaro Uribe Vélez se desplazaba hacia Galapa para cumplir con uno de los compromisos de su campaña.

Uno de los heridos fue el humorista Moisés Imitola, quien se transportaba en un taxi al momento del impacto y así se refirió cuando era tratado en la clínica: “Yo no tengo enemigos, pero si tuviera no le desearía vivir lo que nosotros vivimos. Eso fue horrible. Siento que recibimos algo que no era para nosotros. Pero gracias a Dios estamos aquí”, dijo.

Uribe aseguró en su momento que “esos atentados no alcanzan a frenar el gran entusiasmo popular que se siente en toda Colombia para apoyar lo que es el compromiso nuestro, luchar contra la violencia, la corrupción y la politiquería”.

Archivo El Heraldo. 

Bomba en el puente del Pescado – 15 de abril de 2002

Tres muertos y seis heridos dejó un atentado con artefacto explosivo dirigido, aparentemente, al entonces candidato a la presidencia Álvaro Uribe Vélez, quien venía de una reunión con dirigentes del Puerto de Barranquilla y pasaba en el momento del impacto por el caño de la Auyama.

“Todos nos pusimos nerviosos, pero el conductor quedó paralizado; no se movía, le tuvimos que decir que se calmara y que siguiera sin detenerse pese a que estábamos en los puros rines”, describió el político antioqueño.

Por el hecho, no se conocieron los autores materiales e intelectuales.

Archivo El Heraldo. 

Ataque a Asoganorte – 29 de octubre de 2002

El 29 de octubre de 2002, a las 9:45 a.m., explotó una bomba escondida en una cantina de leche, justo al frente de la sede de la Asociación de Ganaderos del Atlántico y la zona norte (Asoganorte), en Lucero.

Este atentado dejó 25 heridos, entre ellos la secretaria de Alejandro Zambrano (director de Asoganorte) Adriana García, quien sufrió fractura en una pierna y lesiones en un ojo.

"Doy gracias a Dios por estar vivo. Si esto lo hicieron con el gremio ganadero, que es un gremio que genera empleo, no le encuentro una explicación", dijo Zambrano, a quien iba dirigido supuestamente el ataque, del cual no se culpabilizó a algún individuo.

Archivo El Heraldo. 

Atentados a almacenes de cadena – 16 de diciembre de 2003

Una escalada terrorista en tres almacenes de cadena, ubicados en la 93, en la calle Murillo con 27 y en la calle 53 con 46, dejó un muerto y 65 heridos, al estallar artefactos explosivos de manera simultánea.

Este lunes, ALDÍA.CO se comunicó con José Luis Rendón, uno de los lesionados tras el ataque terrorista, quien recordó aquellos tristes sucesos ocurridos entre las 12:40 y 12:50 p.m., cuando se disponía a recibir su turno laboral en una de las cajas.

“Yo veo lo sucedido el pasado sábado, veo a los policías tirados y me llena mucho. El día del atentado que sufrí sentí como una descarga, cuando uno toca un cable y se queda pegado. Eso lo volví a sentir un minuto después. Quedé con quemaduras de tercer grado, me perforé un pulmón y los tímpanos reventados, indicó.

Archivo El Heraldo. 

En ese entonces solo se elaboró el retrato hablado del supuesto sospechoso, que había sido captado por los testigos del ataque al almacén de la calle Murillo. Pero los autores intelectuales conducían a las “Farc o del ELN”, según el Comandante de la Policía del Atlántico de esa época.

Ataques contra CAI en Barranquilla y área metropolitana – 27 y 28 de enero de 2018

El sábado 27 de enero de 2018, una fecha que quedará para la historia de Barranquilla. Eran las 6:40 a.m., un fuerte estruendo despertó a los habitantes de San José. Se trataba de una bomba y no de un daño de transformador como varios de los vecinos creían, según informaron a ALDÍA.CO.

Cinco uniformados muertos, 38 heridos y dos perritos fallecidos; fue el saldo que dejó este terrible atentado en la estación de Policía de San José. Las víctimas fueron identificadas como Freddys Echeverría Orozco, Yosimar Márquez Navarro, Freddy López Gutiérrez,  Anderson René Cano Arteta y Yamil Rada Muñoz. Las autoridades lograron capturar – minutos después-  a Cristian Camilo Bellón Galindo, el primer sospechoso del crimen, quien al parecer, trabaja para el ELN.

Los ciudadanos no terminaron de superar este atentado cuando a eso de las 4:00 a.m. del domingo 28 de enero, se registró otra explosión, la segunda en menos de 24 horas. Esta vez en un CAI en Soledad 2.000. Siete uniformados resultaron heridos. Respecto a este hecho, aún se desconocen los responsables, pero según las primeras versiones, este caso estaría conectado con el de San José.

Respecto a los anteriores atentados ocurridos en Barranquilla, Luis Fernando Trejos, docente de Derecho de la Universidad del Norte, afirmó que estos no “afectaron la dinámica social de la ciudad”. Asimismo, dijo que el gran impacto que causó a nivel local,  nacional e internacional el reciente ataque criminal, se debe principalmente al rol de las redes sociales.

Con información de: Claudia Celedón y Deivis López Ortega. 

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: