Estas son las imágenes de la heroica labor de los que apagan los incendios en la Isla Salamanca
El titulo es:Estas son las imágenes de la heroica labor de los que apagan los incendios en la Isla Salamanca
Foto detalle: 
Cortesía.
aldia_web
Cheyenne Lujan Jaimes

Estas son las imágenes de la heroica labor de los que apagan los incendios en la Isla Salamanca

86

El coordinador de la brigada forestal del parque relató su experiencia.

Lo más difícil de estos incendios es que son con enea y ese tipo de pasto arde hasta sobre el agua”, asegura Erick Deulufeut Rodríguez, coordinador de la brigada forestal del Vía Parque Isla Salamanca (Vipis).

Mientras relata, como si se tratase de una actividad natural, la forma en la que trabajó junto a su equipo durante casi dos días en el control del incendio que afectó este domingo el parque.

Las lanchas de los pescadores son angostas, para una o dos personas, y entran por cualquier corriente de agua, pero nuestras lanchas que son más grandes muchas veces no pueden entrar hasta donde ellos llegan y generalmente es ahí donde comienzan los incendios”, comienza a contar el coordinador y continúa.

En esos casos toca meternos al agua y enfrentarnos al fuego, muchas veces con niveles hasta el pecho. Eso es peligroso porque en cualquier momento la dirección del viento puede cambiar y con el nivel de agua tan alto es difícil reaccionar de forma rápida”, dice Deulufeut quien explica que cuando el fuego es en un manglar es más fácil apagarlo “porque se hace sobre tierra firme y el manglar está más seco”.

La enea es un tipo de pasto muy común que habita en el Parque Salamanca y que es culpable de casi el 85% de los incendios durante el 2017, según cifras del mismo coordinador.

Para el grupo de brigadistas, que son un aproximado de 12 personas, es la anea la causante de las columnas de humo negro que se alzan sobre la isla.

Esto se da porque al arder “se mezcla la enea seca con la verde, además de ser extendida muy fácilmente por el viento”, recuerda Deulufeut mientras menciona cuáles son las épocas más propensas al fuego.

“Los incendios son mayores durante la época seca, generalmente en los meses de enero, febrero y marzo. Luego se reactivan nuevamente en junio y julio”.

Y es que la labor de Deulufeut debe tener claro en qué momentos del año deben estar más alertas al cielo y vigilar constantemente cuando una delgada, pero letal, columna de humo se quiera alzar sobre cualquiera de las 56.200 hectáreas que conforman esta área protegida.

Su función consiste en coordinar las labores de control del fuego dentro del parque natural y hacer prevención y capacitación entre los habitantes de los alrededores del parque.

La gente pocas veces es consiente del daño que hacen los incendios”, analiza Erick Deulufeut y sigue.

No es solo a la ecología, los problemas van desde lo económico por la cantidad de familias que se benefician de la pesca, hasta afectar a la salud de los barranquillas que son quienes reciben el humo”.

Según Parques Nacionales Naturales de Colombia, la brigada de Vipis está conformada por funcionarios y contratistas de Parques “comprometidos con la conservación”, su principal objetivo es la prevención y una vez iniciado el incendio atenderlo de manera efectiva evitando al máximo la afectación a los recursos del Área Protegida.

Detectar un incendio

Dependiendo de la zona del parque en la que se presente el fuego, así varia la forma en la que es detectado”, asegura el brigadista, quien explica que la información puede llegar desde la misma comunidad que rodea el parque natural, mientras hacen una ronda en lancha o con los sofisticados sensores remotos que hay dentro de la reserva natural.

Estos sensores, que funcionan con ayuda del Ideam, pueden medir la cantidad de calor que hay en ciertos puntos de la zona del perímetro del parque y enviar alertas vía satélite a  los cuidadores.

Parques Naturales asegura que los principales motivos por los que se originan los incendios tiene que ver con “la cacería ilegal, fogatas no apagadas, elaboración de carbón y otros se han generado espontáneamente”.

El organismo afirma que las quemas han ocasionado afectaciones en cerca de 171 hectáreas y han dejado consecuencias como la “disminución de poblaciones de fauna y flora, deterioro de hábitat, erosión del suelo, sedimentación de cuerpos de agua y alteración de ciclos naturales”.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: