La angustia que vivieron 21 pasajeros que fueron secuestrados por un tipo que amenazaba con explotar el bus
El titulo es:La angustia que vivieron 21 pasajeros que fueron secuestrados por un tipo que amenazaba con explotar el bus
Foto detalle: 
Las autoridades lograron rescatar sanas y salvas a las 21 personas, entre adultos y menores, que permanecieron secuestradas en un bus más de cinco horas en la Zona Bananera. | AL DÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

La angustia que vivieron 21 pasajeros que fueron secuestrados por un tipo que amenazaba con explotar el bus

341

El cinematográfico suceso ocurrió en el kiló­metro 78 de la mencionada vía, en juris­dicción del corregimiento de Santa Rosa­lía (Zona Bananera).

Como si de un largometraje de Ho­llywood se tratara, 21 ocupantes de un bus que cubría la ruta Ba­rranquilla-Valledupar vivieron mo­mentos de angustia, luego de per­manecer casi seis horas retenidos contra su voluntad, después de que un hombre, identificado posteriormente como Dairo de Jesús Hernández Carrillo, obligara al conductor a cruzar el vehículo en la Tron­cal de Oriente, intimidando con hacer vo­lar el vehículo con una supuesta carga explosiva que tenía en una maleta.

El cinematográfico suceso ocurrió el viernes a las 8:45 de la noche, en el kiló­metro 78 de la mencionada vía, en juris­dicción del corregimiento de Santa Rosa­lía (Zona Bananera).

El coronel Fáber Dávila Giraldo, co­mandante de la Policía del Magdalena, señaló que Hernández le pidió al chofer del bus, afiliado a la empresa Cootracos­ta, que diera aviso a las autoridades y les informara sobre lo que ocurría, por lo que este se comunicó con la línea 767 de la Di­rección de Tránsito y Transporte.

“Cuando las patrullas llegan al lugar y verifican la información, se tiene un pri­mer contacto con el secuestrador, el cual hace unas exigencias iniciales. La pri­mera era la liberación de un hermano, conocido con el alias de ‘Deivi’, el cual se encuentra privado de la libertad tras ser aprehendido en Ciénaga por microtráfico de estupefacientes, y la segunda, ubicar a una mujer en Ciénaga de nombre Abi­gaíl, conocida como ‘Javi’, la cual tendría en su poder una memoria USB con infor­mación de gran importancia para él, re­veló el comandante de la Policía.

Así mismo, el coronel Dávila afirmó que de inmediato se solicitó la presencia de un grupo negociador del Gaula, que le hizo creer al secuestrador que se ha­bía cumplido su primera petición, lo que permitió que liberara a los cuatro prime­ros rehenes, dos mujeres y dos menores, además permitió que le pudieran sumi­nistrar agua y alimentos a los restantes ocupantes del bus.

“Este tiempo nos permitió aislar el área, analizar la situación y procurar, an­te todo, preservar la seguridad y la vida de las personas que continuaban dentro del automotor, logrando poco a poco con­vencerlo para que fuera liberando más rehenes, acotó el oficial.

INFLUENCIA DE PELÍCULA

Algo que sorprendió a las autoridades fue toda la preparación que tuvo Hernán­dez Carrillo, quien con frialdad conven­ció a los demás ocupantes del bus que tenía en realidad materiales explosivos y les mostraba unos cables, que de ser unidos, les decía, los haría volar a todos por los aires.

Igualmente, el secuestrador cerró to­das las cortinas del vehículo para que las autoridades no pudieran ver lo que ocu­rría en su interior, amarrando cables en las puertas del mismo y exigiendo que apagaran las luces de todas las patrullas, asomando solamente su mano con el ca­bleado a través de las cortinas.

“El sujeto parecía seguir un libreto bien preparado, no se dejaba ver la cara y actuaba de manera coherente, incluso intimidó a los pasajeros que dejó bajar para que le dijeran a los uniformados que tenía una barra tipo salchicha y cables detonadores, afirmando de manera recu­rrente que estaba dispuesto a inmolarse con todos los ocupantes del automotor”, relató el coronel Dávila.

UNA CAPTURA BIEN COORDINADA

Tras lograr que liberara a la mayoría de sus rehenes a las 2:15 de la madruga­da de este sábado la Policía le dijo finalmente a Hernández que no habían podido ubicar a la mujer en Ciénaga, no obstante, pu­sieron a su disposición un vehículo para llevarlo a buscarla.

“Él pidió un vehículo blindado y que se probara el blindaje en el lugar, pero lo­gramos convencerlo de abordar un bus junto a los últimos cinco pasajeros que tenía retenidos en contra de su voluntad. Cuando se bajó se había cambiado de ro­pa para tratar de despistar a los patru­lleros, pero uno de los rehenes alcanzó a señalarlo, lo que permitió que un equi­po táctico del Gaula lo neutralizara con la utilización de armamento no letal, lo­grándose así su captura y la liberación de los restantes retenidos”, acotó el oficial.

En cuanto a los elementos con los que intimidaba a los pasajeros, lograda su aprehensión, un equipo de técnicos an­tiexplosivos los revisaron, logrando de­terminar que nada de lo que tenía en la maleta era volátil, ni representaba un peligro para él o los demás pasajeros del bus.

Hernández Carrillo, de 28 años, fue trasladado hasta la ciudad de Santa Mar­ta y fue dejado a disposición de la URI de la Fiscalía, indiciado por el delito de se­cuestro extorsivo, mientras que las víc­timas del hecho aportaron sus relatos y denuncias, junto con los elementos pro­batorios recopilados por la Policía en su contra, para ser presentado en audiencia ante un Juez con funciones de control de garantías y medidas de aseguramiento de la ciudad.

Con información de: Gerardo Correa.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: