¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando se combina éxtasis con alcohol?
El titulo es:¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando se combina éxtasis con alcohol?
Foto detalle: 
Esta droga sintética se vende en tabletas con diseños llamativos.
aldia_web
Redacción ALDIA

¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando se combina éxtasis con alcohol?

825

Especialistas aseguran que cada vez aumenta el número de pacientes que recurren a urgencias por efectos adversos del consumo de esta droga.

El éxtasis, denominado científicamente como metilendioximetanfetamina (MDMA), es calificada como la droga de la seducción.

Su consumo, cada vez es mayor según advierten expertos. Suele ser mercadeada en sitios nocturnos que frecuentan los jóvenes sin que nadie se dé cuenta.

Se venden en tabletas con diseños llamativos y muchas veces son camufladas con otras sustancias”, dijo a el director de Medicina Legal, Carlos Valdés.

Pero ¿qué pasa cuando se combina éxtasis con alcohol?

Luego de que Medicina Legal anunciara que la muerte de la joven María Andrea Cabrera, hija del general Fabricio Cabrera, se originó tras una intoxicación por consumo de éxtasis con alcohol, AL DÍA consultó a especialistas de la ciudad para conocer por qué esta mezcla es letal.

[VER: Los detalles sobre la muerte de la joven que falleció después de salir de un bar ]

De acuerdo con Agustín Guerrero, médico toxicólogo, la combinación de éxtasis con alcohol puede desencadenar un cuadro conocido como “golpe de calor”, con alto riesgo de deshidratación.

“El éxtasis es una droga de diversión y es consumida por jóvenes en fiestas. No permite que la persona se dé cuenta que está fatigada porque es un estimulante y al irse deshidratando por el ejercicio físico, la sangre aumenta su viscosidad y así no es capaz de oxigenar bien los tejidos”, subrayó el especialista.

En este sentido la ingestión de alcohol agrava los riesgos potenciales ya que colabora con la deshidratación. “Existe riesgo de deshidratación en personas con alta actividad física que olvidan beber agua, dado que la droga puede inhibir la percepción del cansancio, del hambre, y de la sed”, añadió Guerrero.

Jairo Cepeda, médico especialista en toxicología y docente jubilado del departamento de medicina de la Universidad del Norte, explicó que la mortalidad por causa del éxtasis varía según las circunstancias. “Todo depende de la dosis y si antes de consumir, la persona estaba deshidratada. Hay factores que pueden predisponer a situaciones fatales y de ser así, la muerte se produce en cuestión de horas”, dijo.

Ambos son sustancias contrarias. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que inhibe los mecanismos cerebrales de la vigilia y puede provocar inactivación. Mientras que el éxtasis es un estimulante que produce euforia y bienestar, señaló el toxicólogo.

Sostuvo que produce un efecto sobre los consumidores que podría explicarse como una regresión a la edad infantil en determinados aspectos, merma de la sensatez, responsabilidad y razonamiento adulto. “Quien la consume no es capaz de decir ‘no’ a lo que le propongan. Se vuelve blando y más accesible a ciertas cosas que en su sano juicio no haría”, explicó Jairo Cepeda.

Expertos afirman que el éxtasis no corresponde a ninguna sustancia química. Es una anfetamina sustituida y, depende donde sea su sustitución, origina un efecto particular. “Hay unas que son más neurotóxicas que otras y quienes las venden obviamente no les importa el riesgo que corren quienes las consumen”, mencionó Agustín Guerrero.

Por otra parte, los especialistas coincidieron en que muchas muertes originadas por el consumo de éxtasis no salen a la luz. “Hay un subregistro porque muchas veces si la persona muere por estas circunstancias, sus familiares prefieren no revelarlo o sencillamente desconocen la verdadera causa de su muerte”, mencionó Jairo Cepeda.

A su vez admitieron que cada vez aumenta el número de pacientes que recurren a urgencias por efectos adversos del consumo de esta droga. “En promedio son atendidos de dos a tres casos cada mes de personas que llegan con un estado de agitación, arritmia cardiaca, nerviosismo y convulsiones. La mayoría oculta el consumo de sustancias psicoactivas”, señaló el médico toxicólogo, Agustín Guerrero.

Por último, el director de Medicina Ilegal, pidió a la ciudadanía tener cuidado de no recibir sustancias de personas desconocidas.

“Queremos hacer un llamado para prever este tipo de situaciones. Cada vez es más frecuentes que tengamos registro de intoxicación por extasis, son drogas de diseño que se están utilizando con fines criminales en muchos establecimientos de recreación” aseguró.

Con información de Jesika Millano P.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: