Se tomó una selfie con su mejor amiga antes de matarla y un detalle en la foto la delató
El titulo es:Se tomó una selfie con su mejor amiga antes de matarla y un detalle en la foto la delató
Foto detalle: 
La selfie que Cheyenne Antoine, a la izquierda, se sacó con la víctima, Brittney Gargol | Facebook
aldia_web
Redacción ALDIA

Se tomó una selfie con su mejor amiga antes de matarla y un detalle en la foto la delató

1.2K

La acusada fue condenada a siete años de cárcel.

Una selfie en Facebook fue la prueba reina que delató a Cheyenne Rose Antoine, una canadiense de 21 años, que fue condenada a siete años de cárcel por haber asesinado a su mejor amiga, Brittney Gargol, de 18 años.

De acuerdo con el Mundo, Gargol fue hallada muerta y con signos de tortura en 2015 en Saskatoon, Canadá. Junto a la víctima encontraron un cinturón negro con el que la habrían estrangulado según relataron las autoridades. 

Dos años después y gracias a la selfie que ambas se tomaron, los investigadores descubrieron que el cinturón con el que estrangularon a Gargol era el mismo que tenía Rose en la foto. En medio del juicio, Rose dijo que el día del hecho, ellas habían tenido una fuerte discusión y que las dos estaban bajo los efectos del alcohol. Además afirmó que no recordaba cómo mató a su amiga, pero aceptó su responsabilidad en el crimen. “Nunca me lo perdonaré. Nada que yo diga o haga la traerá de vuelta. Lo siento muchísimo. No debería haber sucedido”, aseveró la joven.

Esta fue la foto: 

Cheyenne Antoine (izquierda) y  la víctima, Brittney Gargol (derecha) | Facebook

Sin embargo, durante todo este tiempo, Rose trató de evadir su responsabilidad y cada vez que la llamaban a declarar, decía algo distinto. En su primera declaración le dijo a los policías que ellas habían estado tomando en un bar y que su amiga se había ido con un desconocido. Luego, el día siguiente de haber asesinado a Gargol, la joven publicó un mensaje en Facebook que alertó a las autoridades: "¿Dónde estás? No he tenido noticias tuyas. Espero que hayas llegado bien a casa”, escribió refiriéndose a su amiga “incondicional”.

El abogado de la acusada dijo que su cliente había sido abusada durante años y que precisamente un mes antes de que todo ocurriera, ella había ido a la policía a denunciar las agresiones por parte de sus padres adoptivos.

Ante esta situación, Marilyn Gray, la jueza encargada del caso, evaluó de manera positiva el hecho de que Rose haya mostrado remordimiento y la condenó a siete años de cárcel por homicidio culposo. "Honra a tu amiga convirtiéndote en un miembro positivo de la comunidad. Se lo debes", afirmó la mujer, según contó el medio local Saskatoon Starphoenix. 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: