Alberto iba a comprar unos fritos para desayunar y lo asesinaron de cuatro tiros
El titulo es:Alberto iba a comprar unos fritos para desayunar y lo asesinaron de cuatro tiros
Foto detalle: 
Manjarrez Escorcia tenía anotaciones por hurto y porte ilegal de armas de fuego | ALDÍA
aldia_web
Andrés Gaitán García

Alberto iba a comprar unos fritos para desayunar y lo asesinaron de cuatro tiros

1.7K

El hecho ocurrió en el barrio Carlos Meisel, en Barranquilla.

Un mototaxista, a quien le faltaban escasos tres meses para termi­nar de cumplir una medida de de­tención domiciliaria, fue asesina­do de cuatro tiros a las 7:00 de la mañana de este martes en la calle 73 con la carrera 25B, barrio Carlos Meisel, cuando, según tes­tigos, iba camino a comprar unos fritos para el desayuno.

La víctima está identificada como Al­berto Rafael Manjarrez Escorcia, de 30 años y conocido como ‘Tico’.

De acuerdo con la Policía, Manjarrez Escorcia tenía anotaciones por hurto y porte ilegal de armas de fuego, delito por el cual le habían impuesto la domiciliaria.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, coronel Jesús De los Reyes, informó que una de las hipótesis que manejan las autorida­des es que el homicidio sea consecuencia de una retaliación por los anteceden­tes de la víctima y también por algunas exclamaciones que hicieron algunos fa­miliares que llegaron al sitio a llorar a su pariente.

De hecho, durante el levantamiento del cuerpo los uniformados tuvieron que re­tirar del sitio a un presunto hermano de la víctima, quien se alteró sobremanera.

LA MAMÁ MURIÓ ELECTROCUTADA

Sobre ‘Tico’ se supo que residía en una casa cercana al lugar donde lo asesina­ron.

También transcendió que la madre del occiso murió el 29 de mayo de 2004 al pisar accidentalmente un cable de alta tensión.

La mujer respondía al nombre de No­hemí Escorcia Charris. El caso ocurrió después de un intenso aguacero que pro­vocó un apagón y que después desprendió un cable del tendido eléctrico.

El hecho sucedió a eso de las 6:30 en la calle 72 con carrera 21B, barrio San Felipe.

A esa hora el sector se encontraba sin el servicio de energía, por lo que la seño­ra tropezó el cable que estaba tirado en el piso. La descarga fue fulminante.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: