Así fue el millonario atraco de la Olímpica de la 72
El titulo es:Así fue el millonario atraco de la Olímpica de la 72
Foto detalle: 
Fachada de la Olímpica de la calle 72 con carrera 60. Se ve el camión de valores en el que se movilizaban el guardia asesinado y sus compañeros. | Foto: Archivo
aldia_web
Redacción ALDIA

Así fue el millonario atraco de la Olímpica de la 72

5.2K

Delincuentes mataron a un vigilante y escaparon con más de $250 millones que robaron dentro de una Olímpica.

El despiadado y sangriento asalto cometido en el interior de la Supertienda Olímpica de la calle 72 con carrera 60, fue un episodio como de guión cinematográfico. Perfectamente calculado, y a todas luces ejecutado por gente profesional en el mundo del hampa. Esta es la conclusión inicial que hacen los investigadores policiales de la incursión delictiva registrada a las 7:45 de la mañana de ayer en ese concurrido sector de la ciudad, donde fue asesinado cobardemente el guardia de seguridad Iván José Jiménez Zubiría, de 32 años.

Iván José Jiménez Zubiría, guardia asesinado vivía en el barrio San Isidro y era casado.


Este hombre y un compañero, de la empresa Transportadora de Valores del Sur (TVS) eran los responsables de recargar con entre 250 y 300 millones de pesos, un cajero electrónico del Banco de Bogotá que funciona en el interior de la supertienda. Los bandidos, prófugos al cierre de esta edición, lograron llevarse el jugoso botín. Testigos relataron que Jiménez Zuribia entró al supermercado armado con una escopeta, su misión era cuidar el depósito del dinero. De cerca lo seguía un compañero que empuñaba un revólver en la mano derecha, y la tula con la plata la cargaba en la izquierda.

Detrás de ellos se colaron dos delincuentes, y uno de estos, sin mediar palabras, le pegó un tiro en la espalda y otro en la cabeza a Jiménez, quien cayó mortalmente herido. El guardia tenía chaleco antibalas, pero la bala atravesó la protección como si fuera mantequilla. La Policía investiga si el proyectil estaba rociado con teflón, o que el chaleco estaba en mal estado. Mientras este bandido asesinaba a Jiménez Zubiría, quien portaba el arma más poderosa, su compinche encañonó al que llevaba la plata, lo desarmó, lo privó de un certero golpe en la nuca y le quitó la tula. Luego huyeron.

Una imagen del momento en que llevan a Jiménez Zubiría a la clínica, se observa el disparo que le propinaron en la cabeza.  


Los guardias que estaban dentro del vehículo blindado, parqueado frente a la Olímpica, escucharon el disparo, se ‘pillaron la vuelta’, y sin bajarse, por entre los agujeros del camión blindado, balearon a los bandidos, quienes lograron huir.

UN CAPTURADO Y UN HERIDO

Dicen que a los atracadores los recogió un taxi, otros que un carro negro, y hasta se escuchó que huyeron en dos motocicletas. El coronel José Palomino, comandante operativo de la Policía Metropolitana, informó tres horas después del atraco que hay un capturado vinculado al robo. “Se le encontraron elementos que lo vinculan al hurto y al homicidio, como cintas para tapar las placas del vehículo y de la moto, y además estaba cerca al lugar preguntando y mirando qué hacían los policías”, aseguró. El oficial agregó que otro de los delincuentes quedó herido en una pierna en la balacera con los guardias. Ayer la Policía lo buscaba en clínicas, droguerías y hasta en veterinarias. Se cree que en el hurto participaron por lo menos cinco antisociales.

El capturado por el atraco. Su identidad será revelada hoy por las autoridades.


VOCACIÓN POR LAS ARMAS

Iván José Jiménez Zubiría falleció en la Clínica General del Norte, a donde sus compañeros lo alcanzaron a llevar en el camión transportador de valores en un intento por salvarle la vida. Su mamá, Elvia Zubiría, relató que a su hijo siempre le gusto la vida militar y las armas. “Por eso entró a la Policía y fue patrullero durante un año, pero se retiró atendiendo a mis suplicas, ya que yo le decía que era un trabajo muy peligroso y en cualquier momento me lo iban a matar”, contó en medio de lágrimas la señora. Pero le pudo más el gusto y al salir de la Policía se dedicó a trabajar como guardia de seguridad. Su mamá recordó ayer, mientras esperaba que le entregaran el cuerpo, que Iván siempre le dijo que deseaba morir en un enfrentamiento, defendiendo su vida con las armas, pero el destino le jugó una mala pasada y lo asesinaron cobardemente, por la espalda.

Elvia Zubiría, mamá del guardia asesinado, llorando por el crimen de su hijo en la Clínica General del Norte.


UN INTENTO EN ENERO PASADO

Un asalto de las características del de ayer intentaron cometer delincuentes desconocidos contra otro carro de valores el pasado de 12 enero, en el Súper Almacenes Olímpica del centro comercial La Macarena, calle 47 con carrera 9. A las 6:15 de la tarde irrumpieron en el establecimiento, pero fueron repelidos a tiro limpio por dos guardas de la empresa de valores y un policía. En este hecho resultó herido Moisés Romero Cárcamo, quien iba a apostar en el juego de ‘la bolita’, y quedó en medio el fuego cruzado. Recibió un balazo en el hombro derecho.

Para más historias de Mundo Serio síguenos en  y 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: