Compré un tiquete aéreo, me arrepentí y con este "truco" me devolvieron la plata
El titulo es:Compré un tiquete aéreo, me arrepentí y con este "truco" me devolvieron la plata
Foto detalle: 
Esta maravilla se llama Ley de Retracto y Disentimiento y está presente en el Estatuto del Consumidor, modificada por la resolución 01375 de junio 11 de 2015.  | Al Día
aldia_web
Andrés G. Borges

Compré un tiquete aéreo, me arrepentí y con este "truco" me devolvieron la plata

9.5K

Un caso real para mostrar que la ley existe, pero hay que saber cómo apelar a ella.

Hace unos meses habíamos publicado un artículo en el que, teóricamente, se explica qué hacer en caso de comprar un tiquete aéreo y luego no poder viajar por cualquier motivo. Bueno, lo pusimos a prueba y qué creen: funcionó, sí, pero solo mediante un "truco".

La semana pasada compré por internet dos tiquetes de ida y vuelta para viajar desde Barranquilla hacia Bogotá con fecha de salida a finales de diciembre. Por motivos personales tuve que arrepentirme de volar y cambiar de planes: ya no necesitaba ninguno de los dos vuelos, no al menos en las mismas fechas.

Cuando esto ocurre, probablemente a muchos les ha pasado, en lo primero que uno piensa es en el pago de la multa por cambios en cada trayecto o en la misma pérdida del dinero. Aunque a eso nos acostumbramos en Colombia desde que existen las aerolíneas, si uno lo piensa bien, no debería funcionar así

Cuando supe definitivamente que no iba a volar, llamé a la aerolínea Latam:

 

Colgué decepcionado. Me sentía vulnerado como consumidor, entre otras cosas porque no iba a consumir nada. Simplemente les iba dejar mi dinero a cambio de cuatro sillas desocupadas que, se sabe, de todas formas iban a vender a pasajeros de último minuto. Volví a llamar a la aerolínea y la respuesta fue la misma: puede cambiar las fechas por un precio adicional.

Entonces releí el artículo que publicamos sobre el tema y revisé el Estatuto que obliga a su cumplimiento a todas aerolíneas. Para ponerlo a prueba, llamé por tercera ocasión, pero esta vez cambié la estrategia: apelar directamente a la resolución de retracto.

 

En ese momento el nuevo agente del call-center supuso que yo conocía mis derechos como consumidor, por ello no trató de ofrecerme cambios de fechas o resignación. Al parecer los empleados de las aerolíneas están entrenados en hacer lo posible para no llegar a esa instancia con los clientes, no es negocio.

Pero al invocar la ley abiertamente, de inmediato el agente revisó mis datos y me confirmó paso por paso si cumplía con las condiciones para la devolución: que el tiquete haya sido comprado en Colombia, que fuera para un vuelo doméstico, que se hubiese hecho la transacción a través de medios no tradicionales como call-center o internet, que no hubiesen pasado más de 48 horas del momento de la compra y que no fuera una tarifa promocional.

Image result for empty airplane seat man

El empleado de servicio al cliente me indicó que por haber pasado más de 48 horas luego de la compra, la aerolínea no me podía aplicar el retracto, que consiste en devolver el 100% del monto.

De todas formas, por haber manifestado interés en la cancelación y devolución más de 24 horas antes de la hora del vuelo (20 días antes), aplica el desistimiento (apréndanse esa palabra), por el que se obtiene reembolso total del tiquete menos el porcentaje del lPC (6.5% para 2016) y los impuestos no reembolsables o administrativos a que haya lugar. En todo caso, la retención nunca puede ser mayor al 10% de lo que se pagó por los tiquetes.

Finalmente, el operador de la aeolínea me preguntó si quería que se depositara el dinero en la misma tarjeta de crédito que se usó para comprar los tiquetes y solicitó una cuenta de ahorros para hacer efectivo el pago en caso de que hubiera inconvenientes en la operación. Me pidió estar atento al correo y me confirmó que en las próximas semanas se verá reflejado el reembolso.

¿Cuál es el "truco"?

Esta maravilla se llama Resolución de Retracto y Desistimiento y está presente en el Estatuto del Consumidor, modificada por la resolución 01375 de junio 11 de 2015. 

Yaneth Beltrán, de atención al cliente de una de las tres grandes aerolíneas en Colombia, me explicó que la solicitud de este beneficio es válida dentro de los 8 días posteriores a la compra del tiquete, para vuelos nacionales, y 15 días para vuelos internacionales. En caso de que se supere ese plazo se podrá hacer la solicitud de reembolso demostrando una causa de fuerza mayor, como una calamidad médica o personal comprobable.

Al preguntarle cuándo exactamente se me haría la devolución a la cuenta, Yaneth me confirmó que en Colombia este procedimiento tarda de 7 a 20 días. Gracias a la resolución el reembolso nunca demorará más de 30 días.

Lamentablemente, al parecer la resolución de retracto o desistimiento no existe si no se invoca directamente y como única opción a las aerolíneas. De no haberla conocido seguramente estaría sin la plata y sin vuelo. La ley es toda una victoria del consumidor. Pueden consultarla completa en este enlace.

 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: