Con falsa bomba roban $50 millones en el Bancolombia del centro comercial Miramar
El titulo es:Con falsa bomba roban $50 millones en el Bancolombia del centro comercial Miramar
Foto detalle: 
Dos delincuentes robaron a las 9 de la mañana de este sábado $50 millones en efectivo de un punto bancario | Josefina Villareal
aldia_web
Redacción ALDIA

Con falsa bomba roban $50 millones en el Bancolombia del centro comercial Miramar

591

Obligaron a la responsable del manejo del punto bancario que debajo de su ropa se pusiera un cinturón con supuestos explosivos.

Con un meticuloso plan como sacado del guión de una película, dos delincuentes robaron a las 9 de la mañana de este sábado $50 millones en efectivo de un punto o corresponsal bancario de Bancolombia en el centro comercial Miramar, norte de Barranquilla.

Los hampones echaron a rodar su empresa criminal a eso de las 8 de la mañana, cuando abordaron en su residencia del barrio San Felipe a la responsable del manejo del punto bancario, informó la Policía que investiga el audaz caso.

La obligaron a que debajo de su ropa se pusiera un cinturón, del que dijeron estaba cargado de explosivos que harían estallar en caso de que no les facilitara el robo del dinero que iba a recibir en caja. Para mayor presión de sus intenciones le mostraron unas fotos de los hijos de ella, y le dijeron que les harían daño si no les colaboraba con sus intenciones.

La empleada bancaria llegó a su puesto de trabajo, un cubículo situado en los pasillos del Centro Comercial.

Activó la clave de la caja de seguridad, atendió a un par de clientes y luego accedió a lo que la obligaban los hampones.

Los dos hombres se acercaron a la ventanilla de atención, y le dijeron a la mujer que les abriera la puerta trasera del punto bancario.

Ahí tomaron la bolsa de dinero y se marcharon con los 50 millones de pesos contantes y sonantes. Vale la pena mencionar que en ese lugar siempre permanece el personal de seguridad privada que presta servicio en el centro comercial Miramar, pero según los relatos de testigos en el momento del asalto, al parecer no merodeaban por allí.

LA ALARMA DE BOMBA

Tras el hurto la empleada bancaria les pidió a los clientes que no se acercara al cubículo y que llamaran a la Policía. Esta acción alertó a los usuarios y así fue que trascendió la amenaza de la supuesta bomba.

La gente empezó a correr y otros fueron evacuados por el personal de vigilancia de la empresa Videlca.

Al lugar llegó personal del Cuerpo de Bomberos, de la unidad de Antiexplosivos de la Policía, un servicio de atención médica AMI, y varios uniformados de la institución que acordonaron las entradas.

Testigos contaron que al ver la situación hubo pánico entre visitantes, clientes y empleados.“Todo el mundo salió corriendo, inicialmente se creía que era un simulacro, pero otros hablaban de que era una amenaza real, que allí había una bomba”.

El supuesto artefacto explosivo terminó siendo un cinturón con pilas doble A, adheridas con plastilina que no ofrecían ningún peligro.

Pero el truco les sirvió a los delincuentes para desviar la atención de la vigilancia del centro comercial y de las autoridades, que se centraron en los protocolos de evacuación de los clientes y en el llamado de los organismos de rescate, en tanto que huían campantes con los $50 millones.

El coronel Hugo Molano, comandante operativo de la Policía Metropolitana, se puso al frente de la investigación y corroboró la versión de que la responsable del punto bancario de Bancolombia fue abordada por los asaltantes al salir de su casa en el barrio San Felipe.

Por su parte la gerente del centro comercial Miramar, Marcela Campo, a través de un comunicado informó también la misma versión de que “bajo amenaza de hacerle daño a su familia obligaron a la mujer a ponerse un cinturón que supuestamente contenía explosivos y luego de seguirla hasta su puesto de trabajo, le exigieron que entregara el dinero que tenía en caja”.

Las labores cotidianas en los 87 locales y el SAO que funcionan en el centro comercial se reanudaron sin más contratiempos a las 10:35 de la mañana.

A los clientes y visitantes se le permitió de nuevo el ingreso y todo volvió a la normalidad.

Por: Redacción ALDÍA y Kenji Doku

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: