¡De cinco disparos matan a mototaxista en Barranquilla!
El titulo es:¡De cinco disparos matan a mototaxista en Barranquilla!
Foto detalle: 
Adalberto Antonio Gutiérrez Rodríguez, de 27 años, fue asesinado en la carrera 89 con calle 108, barrio Las Flores, localidad Riomar; a unas cinco cuadras de su lugar de residencia. | Foto: Archivo
aldia_web
Redacción ALDIA

¡De cinco disparos matan a mototaxista en Barranquilla!

860

Cuando los asesinos huían se les dañó la moto y tuvieron que huir a pie. El hecho ocurrió en el barrio Las Flores.

La última carrera del mototaxista Adalberto Antonio Gutiérrez Rodríguez, de 27 años, la realizó a las 9:30 de la mañana de ayer en la carrera 89 con calle 108 del barrio las Flores, a unas cinco cuadras de su lugar de residencia.

Gutiérrez, padre de un niño de 3 años, partió temprano en la mañana a rebuscarse entre turistas y visitantes a los que transportaba al balneario de Puerto Mocho. De acuerdo con testigos, el hombre dejó a un pasajero y bajó de la motocicleta por unos pocos minutos, y en el momento en que iba a retomar sus labores, no se percató que desconocidos que se movilizaban en otra motocicleta se le acercaron. El parrillero bajó con el arma montada y a sangre fría le descargó cinco disparos, en plena calle ante la mirada atónita de mucha gente.

En medio de un espeso charco de sangre Gutiérrez quedó tendido boca abajo, con la camiseta de la Selección Colombia que traía puesta teñida de rojo en el mercado público de Barranquilla. Vestía también un jean azul que le ajustaba un poco más abajo de las rodillas y llevaba puesta al revés una gorra marrón.

Los pistoleros, en medio de la confusión y la prisa, se enredaron con la motocicleta, a la que se le soltó la cadena. Tuvieron que dejarla tirada y huir a toda carrera. De acuerdo con testigos, familiares de la víctima intentaron prenderle fuego a la motocicleta de los criminales en la escena del homicidio, pero la misma comunidad se los impidió.

“Finalmente la familia se llevó la moto de Adalberto y la de los asesinos, y en el patio de la casa la prendieron”, contó un testigo que se negó a revelar su identidad. Los familiares indicaron que no le conocían enemigos o amenazas de muerte.

“Él nunca comentó que tenía problemas ni nada. No sabemos qué pasó, a él lo conocía todo el barrio y trabajaba para mantener a su mujer y su hijo”, declaró Adalberto Gutiérrez, su padre.

Ante este nuevo hecho de sangre las autoridades policicas abrieron de inmediato una investigación e iniciaron labores de vecindario para dar con el paradero de los homicidas.

 

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: