Desalmada mujer le quemó las manos a su hijo por dejar caer unas empanadas
El titulo es:Desalmada mujer le quemó las manos a su hijo por dejar caer unas empanadas
Foto detalle: 
Andrea Navarro Gutiérrez está libre porque no hubo una denuncia formal y no fue capturada en flagrancia | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

Desalmada mujer le quemó las manos a su hijo por dejar caer unas empanadas

540

La agresión ocurrió en el corregimiento La Retirada, en Ponedera.

Un caso de violencia infantil e in­trafamiliar ocurrió en el corre­gimiento La Retirada, jurisdic­ción de Ponedera, donde una mujer de nacionalidad venezo­lana le quemó las manos a su hijo de 6 años porque a este se le cayeron unas empanadas con las que iban a desayu­nar.

A las 10:00 de la mañana de este domingo Andrea Navarro Gutiérrez, de 29 años, quien hace 15 días llegó proce­dente del vecino país con sus dos hijos, preparaba el desayuno y le dijo a uno de sus niños que sacara de la nevera unas empanadas para calentarlas. El pequeño cumplió la orden de su ma­má, pero cuando se disponía a poner las empanadas sobre una mesa estas ca­yeron al piso.

En un acto de rabia la mujer se abalan­zó sobre el niño, lo cogió por los brazos y lo llevó ante una estufa, la cual había apagado minutos antes, y acercó las ma­nos del niño al fogón. “Afortunadamente el fogón ya estaba apagado, porque de lo contrario hubiese sido peor para el niño, quien sufrió quemaduras de primer gra­do en los dedos de las manos por la irra­diación del calor”, dijo un vecino.

El menor fue llevado al puesto de sa­lud de Ponedera donde le prestaron los primeros auxilios y le dieron de alta ho­ras después.

La comunidad se enteró del maltrato infantil y lo puso en conocimiento de la Comisaría de Familia de Ponedera, que procedió a restituirle los derechos al menor. Asimismo, fue llevado a un hogar sustituto mientras se estudia la situación. La mujer venezolana está separada del padre de sus dos hijos. El hombre vive en La Guajira.

Andrea Navarro Gutiérrez está libre porque no hubo una denuncia formal y no fue capturada en flagrancia. Reco­noció el error que cometió, según ella, en un acto de rabia. La Comisaría de Familia le ordenó unos exámenes para determinar si sufre de problemas psi­quiátricos. “Estamos analizando su si­tuación y evaluando si la denunciamos ante Migración Colombia para que sea deportada”, dijo una fuente policial.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: