Diógenes fue asesinado de dos puñaladas en el pecho por defender a su primo
El titulo es:Diógenes fue asesinado de dos puñaladas en el pecho por defender a su primo
Foto detalle: 
La víctima se iba a graduar de bachiller en dos meses y quería comenzar a estudiar contaduría pública | Cortesía
aldia_web
Andrés Gaitán García

Diógenes fue asesinado de dos puñaladas en el pecho por defender a su primo

663

La pandilla los ‘Bola de Humo’ son los responsables de la muerte del joven.

En ilusiones quedó el sueño de Diógenes David Fernández Ayazo, 27 años, de convertirse en contador público, debido a que en la madrugada de este domingo fue asesinado de dos puñaladas al tratar de defender a un primo, quien, al parecer, es adicto a las drogas.

Yerlis Paola Yolianis, 21 años, esposa de Fernández Ayazo, relató que su marido estaba tranquilo festejando con sus familiares en su casa, en la carrera 3 No. 43-49, barrio San Nicolás, y a las 9:30 de la noche llegó su primo con la cabeza rota, diciendo que lo venían correteando unos pandilleros.

Fernández Ayazo y sus familiares llevaron al primo al puesto de salud y lo suturaron, pero al herido se le metió que tenía que regresar al estanco donde lo habían atacado, situado en la carrera 2D con la calle 45, barrio Ciudadela 20 de Julio, a buscar su bicicoche.

Tal vez, por la embriaguez Fernández Ayazo no midió el peligro y aceptó. Al llegar al lugar los primos fueron atacados por los miembros de la pandilla los ‘Bola de Humo’. Fernández Ayazo fue asesinado de dos puñaladas en el pecho; su primo escapó ileso, al igual que otro familiar que los acompañó.

Según el reporte policial la mamá de Fernández Ayazo también estuvo en la pelea del reclamo del carricoche y fue apuñalada levemente en un glúteo. Fernández Ayazo murió en el Hospital Universidad del Norte.

Sus familiares informaron que trabajaba repartiendo y cobrando domicilios de un restaurante cerca de su casa. Dejo a su mujer embarazada (cinco meses) y con un niño de 2 años. “Dentro de dos meses se iba a graduar de bachiller y tenía planes para empezar a estudiar contaduría. Él era muy buena persona, no se metía con nadie, ni le gustaban las peleas, maldita la hora en que el primo llegó acá a traernos el problema”, se lamentaba este domingo Yerlis Paola, su esposa, llorando la muerte del marido.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: