Drogan a abuelita y le roban el subsidio que da el Gobierno al adulto mayor
El titulo es:Drogan a abuelita y le roban el subsidio que da el Gobierno al adulto mayor
Foto detalle: 
 Rosario del Carmen Perea Márquez, víctima. | Foto: AL DÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

Drogan a abuelita y le roban el subsidio que da el Gobierno al adulto mayor

831

Otra mujer la abordó y le aseguró que al subsidio le habían subido $300 mil.

Una mujer de 64 años fue víctima de una ladrona, quien la abordó dentro del centro comercial Único y a punta de ‘labia’ se le llevo caminando hasta una tienda en la carrera 44 con calle 76, donde la drogó con Benzodiacepina, y le quitó el dinero del subsidio que el Gobierno le da al adulto mayor.

La víctima se llama Rosario del Carmen Perea Márquez, y en la mañana del martes le dieron de alta en la clinica Reina Catalina, donde la atendieron.

Luzmary Fuentes, hija de Rosario, le contó a AL DÍA que su mamá es de esas señoras que “no se deja gobernar de nadie”, y acostumbra mantener en secreto las fechas en las que debe cobrar el subsidio.Tampoco permite que nadie la acompañe a retirar.

Fiel a sus costumbres, este lunes la abuela salió bien temprano de su casa en Rebolo (carrera 33 con calle 8A) llegó sola al Único y cobró en el cajero del BBVA. Cuando abandonaba el centro comercial la abordó una mujer gruesa, morena, vestida con un pantalón capri y una blusa roja. Le dijo que la estaban tumbando, porque el Gobierno había subido el subsidio a $300 mil.

La desconocida le dijo a Rosario que la podía ayudar a que le dieran el resto de la plata, ya que tenía una hija que trabaja en la Alcaldía y se iba a ver con ella en la 44 con 76. Al llegar a la tienda la ladrona sentó a la abuela en una mesa retirada del mostrador. El tendero asegura que no sospechó nada porque la mujer abrazó y besó a Rosario, luego se acercó, compró dos yogurts y le dio uno a la víctima.

Al rato la desconocida se esfumó con el bolso de Rosario. Esta se quedó ‘dormida’ en la mesa de la tienda y nadie se atrevió a despertarla porque la creían cansada. Como a las 2:00 de la tarde el tendero intentó despertarla y al ver que estaba como “embolatada” llamó a la Policía. Unos agentes la llevaron a la clínica, donde los médicos la estabilizaron y lograron que diera el teléfono de su hija.

 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: