Dueña del picó niega haber amenazado a Judith y casi pierde su trabajo
El titulo es:Dueña del picó niega haber amenazado a Judith y casi pierde su trabajo
Foto detalle: 
Judith y Nohemí han estado inmersas en una rencilla desde hace tiempo | AL DÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

Dueña del picó niega haber amenazado a Judith y casi pierde su trabajo

1.6K

Una vieja rencilla sigue causando estragos en las familias involucradas.

Un conflicto entre vecinos por poco le cuesta el trabajo a Nohemí del Carmen Muñoz Ávila, una monteriana de 32 años señalada junto a su esposo de amenazar de muerte y causar daños en bien ajeno a la propietaria de una vivienda situada en el barrio Villa Adela, segunda etapa de Soledad.

El incidente se hizo público el pasado 16 de octubre en distintos medios de comunicación, cuando la antioqueña Judith Barrios Clavijo manifestó que interpuso un denuncia en la Fiscalía luego de sentirse intimidada por las amenazas que recibió de tres personas, entre ellas Muñoz Ávila y su marido Francisco Solero, propietarios de un picó.

En días pasados Barrios Clavijo aseguró a AL DÍA que solo por pedirle a sus vecinos que le bajaran el volumen del equipo de sonido recibió insultos, e incluso los vidrios de uno de los ventanales de la casa terminaron quebrados por piedras lanzadas, al parecer, por estas personas. Añadió que temía por su vida, la de su hija y la de un yerno y que pedía protección a las autoridades.

Ante estos señalamientos, el 18 de octubre, Nohemí decidió acudir la justicia y acusó por injuria a Barrios Clavijo. Según la versión de la mujer, “la señora Judith sin tener veracidad de los hechos hizo una denuncia pública diciendo que los dueños de un picó la habían amenazado de muerte, siendo totalmente falso porque yo soy la dueña del picó y yo me encontraba trabajando a esa hora y el aparato no estaba encendido. Y tengo testigos que dan fé que mi equipo estaba apagado. Eso me ha perjudicado mucho, es una injuria lo que ha hecho esa señora al acusarme de esa forma”, dijo Nohemí en la versión que rindió ante las autoridades. 

Once días después de interpuesta la querella, Nohemí aseguró a esta redacción que “desde que la señora Judih dijo eso en los periódicos a mi me suspendieron de mi trabajo como enfermera. Me tocó llevar todo una serie de pruebas para demostrar que yo ese día estaba de turno y para que me reintegraran a mi puesto”.

Nohemí añade que el problema no es nuevo y que son cerca de tres años en disputa que se han hecho insostenibles desde hace año y medio. Dijo además que el yerno de Judith a finales de septiembre le propinó una puñalada a su esposo Francisco Solero y que ella exige que se corroboren los hechos y que se limpie el nombre de ambos. 
 

Compártelo en:
Construido para ti con info de: