El atroz atentado en un estadero que dejó un muerto y cinco heridos en plena final de Junior
El titulo es:El atroz atentado en un estadero que dejó un muerto y cinco heridos en plena final de Junior
Foto detalle: 
Sobre los autores del hecho indico que “son miembros de los Costeños y los Papalópez | ALDÍA
aldia_web
Andrés Gaitán García

El atroz atentado en un estadero que dejó un muerto y cinco heridos en plena final de Junior

646

El hecho ocurrió en el barrio Don Bosco, en Soledad.

Faltaban tres minutos para que terminara el partido Junior - Me­dellín, y los habitantes del barrio Don Bosco empezaron a celebrar el título al igual que miles de ciu­dadanos en toda el Área Metropolitana de Barranquilla. Pero en este barrio soledeño el alboroto del festejo se con­fundió con la ráfaga de balas que vomi­tó una subametralladora Uzi, conocida popularmente como ‘Mini Uzi’.

El atentado ocurrió en el estadero Son Cubano, en la transversal 1sur con dia­gonal 75A, a las 8:50 de la noche de este miércoles. En los hechos perdió la vida Faneli del Carmen Rojas Rojas, ama de casa de 53 años, madre de tres hijos, y na­tural de Magangué (Bolívar). Apenas lle­vaba cinco meses viviendo en ese barrio.

En la balacera quedaron heridos: María Luisa Castro Villa, 40 años, y su hija Ana Teresa Martínez Castro, 23. También Mariela Matta Roncallo, de 24 años, embarazada de tres meses; Este­ban David Simanca Lassa, 20 años; y el dueño del estadero, Santiago Herrera Valdez, de 57 años.

‘PRIMERA VEZ QUE VEÍA UN PARTIDO’

José Luis Rojas Rojas, hermano de Faneli, relató que era la primera vez que su hermana iba al estadero a ver un par­tido del Junior, ya que no era seguidora del equipo Tiburón. Él piensa que lo hizo para integrarse con sus vecinos de cua­dra, porque apenas llevaba cinco meses de haberse radicado en Don Bosco tras haber salido de su natal Magangué “a buscar trabajo”.

Sobre el atentado José Luis contó que le gente estaba celebrando y bebiendo normalmente, de repente pasaron dos hombres en una motocicleta y sin decir nada abrieron fuego contra todas las per­sonas que estaban en el establecimiento.

Faneli Rojas fue impactada por una bala calibre 9 milímetros en la parte pos­terior de la cabeza, el proyectil le salió por la boca y la mató instantáneamente. “Ella era una mujer tranquila, buena, estaba divorciada y se dedicaba a cuidar de sus hijos de 13, 15 y 23 años”, contó José con los ojos llorosos.

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

La vecina de Faneli quedó herida en el atentado, se llama María Luisa Castro Villa, y permanece en estado crítico en el Hospital Barranquilla. Una de las cua­tro balas que la impactaron le perforó el estómago destrozándole varios órganos, informó su hija Miliana Martínez.

“Los médicos nos dicen que ella es­tá en manos de Dios y nos mandaron a buscar a siete personas para que le do­nen sangre. Ella está muy mal, nos dan muy pocas esperanzas de que sobrevi­va”, afirmó Miliana cabizbaja.

Ana Teresa Martínez Castro, otra hija de María Luisa, también quedó herida en la balacera, pero el proyectil solo le perforó el muslo de la pierna derecha y se encuentra fuera de peligro en el Hospital Barranquilla, informó su hermana, Miliana Martínez.

TRES MESES DE EMBARAZO

La tercera mujer herida en la ‘plomera’ es Ruth Mariela Matta Roncallo, em­pleada doméstica de 24 años, quien salió para el estadero cuando el Junior anotó el segundo gol.

“Ella estaba tranquila en su cama, por­que no había podido ir a trabajar por los malestares del embarazo, pero cuan­do Teófilo Gutiérrez hizo el segundo gol arrancó para el estadero y pasó lo que pa­só”, aseguró su hermana Beatriz Matta.

La embarazada fue impactada en el omoplato derecho. La bala entró y salió, y ella se encuentra en observación en el Hospital Barranquilla donde los médi­cos informaron que está fuera de peligro.

EN MANOS DE LA DELINCUENCIA

El cuarto herido es Esteban David Si­manca, quien recibió siete tiros, el más grave se le incrustó en el hígado y lo tiene muy mal en la clínica Cambpell. La ma­má contó que su hijo es juniorista acérrimo y fue al estadero a ver el partido con sus tres hermanos y vecinos.

“Necesitamos que hagan algo porque la delincuencia está desatada en Sole­dad, y se está llevando la vida de jóvenes de bien, de la gente que no tiene nada que ver”, manifestó la señora, quien no pudo dar su nombre pues le dio un ataque de llanto, nervios y casi se priva durante la entrevista.

El quinto herido es Santiago Herrera Valdez, dueño del estadero donde ocurrió el atentado, recibió un balazo en el muslo derecho y se recupera en la Clínica Cam­pbell de la Calle 30.

$10 MILLONES POR LOS AUTORES

El coronel Hugo Molano, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, reportó que los autores de este atentado son alias el ‘Venezo­lano’ y ‘Casifeo’. Ofreció hasta $10 mi­llones por información que conduzca a sus capturas. El oficial confirmó que los asesinos usaron una subametrallado­ra Uzi y soltaron una ráfaga de 32 tiros durante el atentado.

Sobre los autores del hecho indico que “son miembros de los Costeños y los Papalópez, que de­linquen en los barrios de La Chinita y La Luz y quieren meterse a Soledad”. Agregó que el blanco del atentado era un ladrón de motos que ha atracado a va­rios paga diarios. “En aras de ese con­trol territorial le hicieron el atentado”, aseguró Molano.

Reconoció que la mu­jer asesinada y los heridos no tenían nada que ver con el objetivo del ataque, y fueron víctimas inocentes, mientras que el sujeto que buscaban los crimina­les logró escapar ileso.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: