El cruel ataque a bala contra una familia que terminó con un hombre muerto y un niño herido
El titulo es:El cruel ataque a bala contra una familia que terminó con un hombre muerto y un niño herido
Foto detalle: 
Yoni Ortiz dejó dos hijos, una niña de 10 y un niño de 4 años | ALDÍA
aldia_web
Redacción ALDIA

El cruel ataque a bala contra una familia que terminó con un hombre muerto y un niño herido

694

El atentado ocurrió en el municipio de Baranoa.

“¡Mija levántete se metieron!” Lue­go de esta frase desesperada una lluvia de disparos acabó con la vi­da de Yoni Joan Ortiz Aguilar. Es­to es lo último que recuerda Yoli­ma Ávila del atentado en el que no solo asesinaron a su compañero sentimental, sino que hirieron de un balazo a su hijo de 7 años.

Los hechos ocurrie­ron a las 2:15 de la madrugada de este lunes en la calle 20 No. 7-25, barrio La Ceiba, en Baranoa. Los asesinos llegaron a la hu­milde vivienda, en la que se encontraban la pareja y el menor, y los sorprendieron cuando dormían. Se desplazaban en una motoci­cleta que estacionaron en la parte poste­rior de la casa, prácticamente un cambu­che rodeado de plásticos.

“Yoni escuchó la moto y me levantó asustado, después de eso vinieron los balazos”, recordó este lunes Yolima a AL DÍA.

“Las balas atravesaron las ‘paredes’, una de estas impactó el pecho de mi niño, y otras cinco hirieron a Yoni, ambos dor­mían conmigo en ese momento. En total sentí unos 14 balazos”, continuó Ávila.

Yoni, de 27 años y natural de Calamar (Bolívar), acostumbraba a dormir con un machete al lado de su cama, dijo la mujer.

“Él trató de salir del cuarto, pero esta­ba malherido y terminó desplomándose en el piso. No hubo tiempo de socorrerlo, murió ahí mismo”, agregó Ávila. Al cie­rre de esta edición el niño luchaba por so­brevivir en la Unidad de Cuidados Intensi­vos del Cari.

Osiris Aguilar, madre del occiso, decla­ró que muchas veces le pidió a su hijo que dejara a esa mujer (Yolima), pues tenía “malas referencias” de ella.

“Vecinos del barrio me contaron que los asesinos llegaron fue preguntando por ella. Gritaban su nombre, no sé por qué”, agregó Osiris, de 46 años.

Yoni Joan Ortiz Aguilar residía con su mamá, esposa y dos hijos, una niña de 10 años y un niño de 4,en el barrio Buena Esperanza de Malambo.

Con Yolima llevaba tres meses de re­lación sentimental y la visitaba con fre­cuencia, especialmente los fines de se­mana.

Ávila resultó ser prima de Danilo Medina Vargas, joven asesinado a bala la tarde de este sábado en el sector de Góngora, también en Baranoa.

Dicho crimen fue relacionado por la Poli­cía con aparentes líos entre bandas dedi­cadas al microtráfico de estupefacientes.

“El ataque a nuestra casa no tiene que ver con lo sucedido con mi primo, porque de hecho yo no trataba mucho con ellos”, precisó Yolima.

Yoni Joan Ortiz Aguilar se ganaba la vida comercializando productos de per­fumería, calzado, ropas y artículos simi­lares.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: