El macabro caso de un hombre que fue encontrado muerto y con signos de tortura en una finca
El titulo es:El macabro caso de un hombre que fue encontrado muerto y con signos de tortura en una finca
Foto detalle: 
Los investigadores recopilaron todos los elementos de prueba que encontra­ron en la escena del crimen | José Puente
aldia_web
Redacción ALDIA

El macabro caso de un hombre que fue encontrado muerto y con signos de tortura en una finca

1.1K

Al momento de la inspec­ción judicial no le hallaron ninguna docu­mentación que lo identificara.

Tras atender el llamado de la comu­nidad, el grupo de criminalística de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta se trasladó hasta la finca Casa de Tabla, ubicada en la parte alta del barrio Once de Noviembre, en donde inspeccionaron el cadáver de una persona, a quien habrían asesinado de dos tiros en el rostro.

Las autoridades señalaron que al pa­recer, a la víctima la llevaron hasta ese sitio para ultimarla.

Presuntamente, los delincuentes lo torturaron y después le dispararon con un arma de fuego calibre nueve milímetros.

Se trata de un hombre que vestía un jean de color azul, un camisuéter blan­co, unas crocs negras con rojo, de contex­tura gruesa y tez trigueña.

Se logró conocer que en el brazo iz­quierdo tenía tatuado el nombre de ‘Alexander’.

Su cuerpo fue encontrado al interior de una alberca. Al momento de la inspec­ción judicial no le hallaron ninguna docu­mentación que lo identificara, por tal mo­tivo fue ingresado a las instalaciones de la morgue de Medicina Legal como N.N.

Los investigadores recopilaron todos los elementos de prueba que encontra­ron en la escena del crimen, con el obje­tivo de utilizarlo para esclarecer el nue­vo hecho criminal registrado en la capital del Magdalena.

El hallazgo del occiso generó zozobra entre los habitantes del sector, debido a que según ellos, hacía varios años no se presentaba una situación similar.

AL DÍA entrevistó a varios lugareños de esta área rural de Santa Marta, pero aseguraron que no escucharon disparos y mucho menos gritos de alguna persona solicitando ayuda.

“No sentimos nada, solo vimos que varios policías subieron y ellos fueron los que nos comentaron. Ahora esta­mos preocupados porque no sabemos de quién se trató y menos que delincuentes están por estos lados”, expresó el señor Ángel Ortiz.

Por: Víctor Escorcia Jiménez

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: