El macabro caso de un hombre que mató a golpes a su esposa y la enterró en el patio de su casa
El titulo es:El macabro caso de un hombre que mató a golpes a su esposa y la enterró en el patio de su casa
Foto detalle: 
El cadáver de María De la Cruz Otálora Pérez estaba enterrado en el patio de su vivienda | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

El macabro caso de un hombre que mató a golpes a su esposa y la enterró en el patio de su casa

2.2K

El hecho sucedió a las 3:45 de la tarde este jueves en la calle 51D No. 1F-40, en el barrio Ciudad Paraíso, en Soleedad.

El horror se apoderó del barrio Ciu­dad Paraíso (Soledad). Efectivos del CTI de la Fiscalía levantaron el cadáver de María De la Cruz Otálora Pérez, asesinada por su marido y luego enterrada en el patio de su vivienda.Los hijos de la víctima dieron la voz de alerta a las autorida­des tras hallar el cuerpo de la mujer de 47 años.

El hecho sucedió a las 3:45 de la tarde este jueves en la calle 51D No. 1F-40. Los hijos de María, guiados por las sospechas de una triste realidad, estuvieron excavan­do durante los últimos días hasta que encontraron lo que con temor presen­tían: los restos de su madre.

“Vimos a mi mamá el 31 de diciem­bre y luego no supimos más de ella. Se nos hizo extraño, porque ni Año Nuevo nos dio. Le preguntábamos a su mari­do, pero este se limitaba a decir que viajó a Santa Marta y más nada, ma­nifestó Héctor Manuel Díaz Otálora, refiriéndose a la actitud sospechosa de su padrastro, Robin Ballestas Cantillo, de 50 años.

La presión constante de Héctor y sus cinco hermanos para que Robin diera razón del paradero de su madre, obli­gó a que el sujeto escapara de la resi­dencia. “Nosotros pusimos la denuncia de la desaparición de mi mamá el 23 de enero. Al día siguiente Robin ya no es­taba en la casa”, continuó Héctor.

La información que trascendió señala que Robin estuvo los primeros días de enero con sus tres hijos en la residen­cia, sin importarle que los restos de su pareja yacieran en el patio. También se supo que llevó a los niños a la vivienda de la madre de ellos y volvió a la casa.

“Cuando él desaparece comenzamos a buscar a mi mamá, porque recibimos una llamada anónima que decía ‘bús­quenla en el patio de su casa o en patios vecinos’, entonces iniciamos las exca­vaciones”, agregó Héctor. Varios huecos cavaron desde el 24 de enero, pero no arrojaban resultados po­sitivos, incluso la Policía hizo presencia en el lugar, pero tampoco encontraron el cadáver de la mujer.

La búsqueda fue suspendida y se reactivó ayer, cuando otra llamada su­girió que siguieran buscando. “Encon­tramos el cuerpo en la mañana. Estaba sentada, el hueco era de dos metros de profundidad, pero de largo y ancho ape­nas cubría el cadáver”, comentó Héctor.

Al parecer, haciendo uso de sus cono­cimientos de albañil, Robin cavó pro­fundo para retrasar la emanación de hedores de los restos y además los cu­brió con cal para lograr tal fin.

“Creemos que la mató el 31 de di­ciembre, porque la encontramos con la ropa que nos había dicho vestiría ese día. También supimos que mi mamá sa­lió a comer helado con Robin, pero al volver estaban peleando”, recordó el hijo de la occisa.

“Tuvo que darle una golpiza con un tubo o algún objeto contundente, hasta matarla”, finalizó Héctor.

María De la Cruz Otálora, oriunda de Tapoa, corregimiento de Pinillos (Bolí­var), comercializaba pescado y carne de cerdo. También vendía ropa.Se co­noció hace tres años con Robin, pero al parecer fue una relación tormentosa, en la que el maltrato físico estaba a la orden del día.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: