El misterioso asesinato de un anciano de 70 años dentro de una tienda
El titulo es:El misterioso asesinato de un anciano de 70 años dentro de una tienda
Foto detalle: 
El cuerpo del infortunado anciano quedó tendido en medio del patio de la tienda, donde seguramente fue atacado por los asesinos

El misterioso asesinato de un anciano de 70 años dentro de una tienda

aldia_web
Redacción ALDIA
1.5K

Fue golpeado con arma contundente en la cabeza

Con golpes en diferentes partes del cuerpo, varios de los cuales fueron recibidos en la cabeza, fue asesinado la noche del sábado o la madrugada de ayer domingo, un ciudadano que se encontraba cuidando una tienda en una población del sur de Riohacha.

Ciro Arturo Muñoz Ochoa, un hombre de 70 años, que no tenía problemas con nadie y quien mas bien había dedicado parte de los últimos años de su vida al servicio social y a evangelizar para su iglesia protestante, fue la víctima fatal del atentado que se produjo a un costado del pueblo Barbacoa, un corregimiento de Riohacha localizado en la zona sur y cuya población, dedicada en su gran mayoría a la agricultura y ganadería, no alcanza los mil ciudadanos.

Las primeras versiones que se entregan por parte de la comunidad en Barbacoa, indican que se presume fueron por lo menos dos sujetos que penetraron al inmueble, presuntamente abriendo un espacio en la cerca de palos que está en el patio. Lo que se cree es que los sujetos fueron descubiertos por su víctima, pues el cuerpo fue encontrado en medio del patio, una zona llena de maleza y con charcos de agua, producto de las lluvias de los últimos días.

La comunidad indicó que el adulto mayor tenía una herida abierta en la cabeza de gran tamaño, la cual pudo ser ocasionada con un palo o piedra. En sus bolsillos estaba su cartera y los documentos de identidad y se espera que el propietario de la tienda indique si los criminales además de matar a Ciro, se llevaron algunos elementos de valor. Ciro Arturo había nacido en el municipio de Bosconia (Cesar) y desde joven emigró de su pueblo y fue a parar a esta parte de La Guajira. Allí hizo vida marital con Gladys Martínez, mujer con la que tuvo seis hijos.

Era activista en la iglesia evangélica del pueblo, lo mismo que el dueño de la tienda que cuidaba en las noches, luego de su llegada de la zona La Florida, un paraje en la orilla de la vía Riohacha-Valleduparque también es la entrada al pueblo donde vivía. La Policía dijo que estaba investigando este caso.

Compártelo en:
Construido para ti con info de: