El triste final del policía barranquillero asesinado por el Clan del Golfo
El titulo es:El triste final del policía barranquillero asesinado por el Clan del Golfo
Foto detalle: 
Torres falleció en la Clínica Central de Montería a las 5:00 de la madrugada de este sábado | Al Día
aldia_web
Andrés Gaitán García

El triste final del policía barranquillero asesinado por el Clan del Golfo

1.0K

El patrullero estaba adscrito a la Policía de Carreteras de Córdoba, y fue baleado el pasado jueves 11 de mayo por un francotirador. El atentado ocurrió en la vía entre Montería y Arboletes, frente al municipio de Los Córdobas.

El policía barranquillero Pedro Antonio Torres Acosta, de 32 años, se convirtió en una víctima mortal más dentro del llamado ‘Plan Pistola’ que la banda mafiosa el Clan del Golfo declaró contra la Policía Nacional en todo el país. Torres falleció en la Clínica Central de Montería a las 5:00 de la madrugada de este sábado.

Los policías fueron atacados a bala desde la parte alta de la montaña, cuando se movilizaban en dos motocicletas rumbo a Arboletes (Antioquia), tras haber levantado un puesto de control.

Al patrullero Torres Acosta le pegaron un tiro en el muslo de la pierna izquierda, sus compañeros también resultaron heridos. El subintendente Juan Pedroso Castro, recibió un balazo en la pierna izquierda, y el patrullero Juan Lechuga Arteaga, un tiro en la nalga.

Pedroso Castro y Lechuga Arteaga permanecen internados en Clínicas de Montería y están fuera de peligro.

AL DÍA conoció que la seccional de Medicina Legal en Montería está analizando las balas que les dispararon a los uniformados, ya que, al parecer, fueron rociadas con veneno.

Nacido y criado en Carrizal

El patrullero Pedro Antonio Torres Acosta era casado y deja una hija menor, residía con su familia en el municipio antioqueño de Arboletes, que limita con Córdoba. Javier Torres Osorio, de 51 años, padre del uniformado, informó que su hijo llevaba 14 años en la Policía y 7 viviendo en Arboletes, porque estaba asignado a la Policía de Tránsito de Córdoba.

 

Javier Torres Osorio, padre del uniformado

El uniformado barranquillero nació y creció en el barrio Carrizal, en la casa situada en la carrera 1G No. 49B-12. Era el mayor de los 6 hijos (3 hombres y 3 mujeres) de Torres Osorio. “Yo hablé con él el día en que le dispararon, en la noche. Me dijo: “Tranquilo papi, yo estoy bien, pero he perdido mucha sangre”. Al parecer la bala le perforó una arteria y por eso falleció”, relató el acongojado padre.

Vecinos del barrio Carrizal 

Al cierre de esta edición la familia del policía asesinado esperaba la llegada del cuerpo para velarlo en la casa donde vivió la mayor parte de su vida.

‘El precio de ser policía’

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Mariano Botero, señaló que al patrullero Torres Acosta se le brindará por parte de la institución armada “un recibimiento de héroe, y su familia tendrá un acompañamiento especial en este momento tan duro”.

“A veces ese es el precio que se paga por ser policía”, se lamentó el alto oficial. Botero también confirmó que existe un plan de exterminio, o plan pistola, en contra de la Policía promovido por las bandas criminales, en especial el Clan del Golfo.“Barranquilla y su Área Metropolitana no están exentos de riesgo, y estamos tomando todas las medidas de seguridad y fortaleciendo las acciones de la policía judicial para combatir las organizaciones que tienen conexiones con estos grupos en este lugar del país”, puntualizó el jefe policial.

Córdoba , centro de los ataques

El comandante del Departamento de Policía en Córdoba, coronel Engelbert Grijalba Suárez, rechazó la muerte de uno de sus hombres. “Lamentamos profundamente el deceso de nuestro compañero patrullero Pedro Antonio Torres, que ofrendó su vida en cumplimiento del deber”, sostuvo el oficial.

En la mañana de ayer, en Montería, el director de la Policía, general Jorge Nieto, se reunió con los comandantes de los organismos de seguridad del Estado en Córdoba y con autoridades gubernamentales para coordinar acciones tendientes a contrarrestar el accionar del Clan del Golfo.

Con la muerte del patrullero Torres sube a dos la cifra de policías asesinados por las bacrim en Córdoba. La otra víctima fue el agente César Chávez González, de 26 años, natural de Ovejas (Sucre), baleado al mediodía del martes pasado en el corregimiento de Pueblo Bujo, Montería.En los ataques han resultado heridos otros tres y la estación del municipio de Buenavista, fue atacada con granadas, hecho que dejó cuantiosos daños materiales.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: