‘El Vaquita’ esperó un año y medio para matar a Luis por una rencilla de barrio
El titulo es:‘El Vaquita’ esperó un año y medio para matar a Luis por una rencilla de barrio
Foto detalle: 
Luis José Aguas Mendoza, padre de un niño de 9 años, estaba en su jornada de descanso el día que lo mataron | ALDÍA.CO
aldia_web
Redacción ALDIA

‘El Vaquita’ esperó un año y medio para matar a Luis por una rencilla de barrio

4.0K

Familia del occiso asegura que un sujeto apodado ‘el Vaquita’ lo mató.

Una vieja rencilla originada en una rumba de licor y verbena, tuvo un nuevo capítulo con desenlace fa­tal: la muerte de Luis José Aguas Mendoza, de 31 años. Los hechos ocurrieron a las 9:30 de la noche del do­mingo en la calle 28 con carrera 28, barrio Rebolo.

“A las 6:30 de la tarde me encontré con Luis en el billar, salí luego a buscar una botella de ron y cuando re­gresé lo encontré tirado en el suelo, esta­ba muerto”, añadió el pariente de Aguas.

 El asesino una vez logró su cometido huyó en una motocicleta en la que lo es­peraba un compinche.

¿Por qué vino el ataque?

La familia de Luis José Aguas Mendo­za relató ayer que los problemas entre este y al que señalan de su asesino, ocu­rrieron hace año y medio en una verbe­na con abundante ingesta de licor. “Ese tipo, el Vaquita, tuvo un enfrentamien­to con Luis José, a quien encañonó con un revólver. Al parecer discutieron y por ello sacó la pistola. Pero unos amigos de Luis José lo desarmaron y le cortaron la cara con un pico de botella. Desde enton­ces está la riña casada”, dijo por su parte Viviana Mendoza, madre de la víctima.

La señora también dijo que el pasado 31 de diciembre, cuando Aguas camina­ba por la calle 22, volvió a ser acosado por el Vaquita, pero la comunidad evitó que le hiciera daño. “Vaquita estaba que me lo mataba desde hace rato, hasta que lo hizo”, manifestó notoriamente adolorida Alba Berdugo Tatis, abuela de José.

“No entendemos cómo un tipo que lo meten preso el viernes 13 de enero des­pués de un allanamiento en el que le in­cautan tres armas de fuego, queda libre el domingo siguiente. Ojalá este hecho no quede impune”, finalizó Viviana. Luis José Aguas Mendoza vivía con la abuela y unos primos en la calle 26 con carrera 28, barrio San Roque.

Trabajaba en una fábrica que suministra envases a labora­torios químicos, se desempeñaba en el área de oficios varios. Sus allegados lla­maban a Luis José el Negro, y lo defi­nieron como “un tipo alegre, que no se metía con nadie”. Aguas era el mayor de tres hermanos y padre de un niño de 9 años.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: