A Elizabeth su esposo la apuñaló mientras leía la biblia
El titulo es:A Elizabeth su esposo la apuñaló mientras leía la biblia
Foto detalle: 
Las profundas heridas de Rivera Martínez fueron suturadas. | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

A Elizabeth su esposo la apuñaló mientras leía la biblia

1.3K

La pareja fue llevada hasta la unidad de urgencias del Hospital San Cristóbal de Ciénaga.

Un repentino ataque por poco termina en tragedia luego que Elizabeth Rivera Martínez fuera apuñalada dos veces en la espalda por su marido y padre de sus tres hijos,Endris Urieles Oliveros, el cual cometido el hecho intentó cortarse la yugular con el cuchillo con que la atacó, la madrugada de ayer en Ciénaga.

El hecho ocurrió las 2:30 de la mañana, en la carrera 17 con calle 35, barrio Maracaibo, en el sur de la segunda ciudad del Magdalena.

De acuerdo con Rivera Martínez, de 30 años, estaba dormida cuando sintió que su pareja se levantó de la cama, por lo que se despertó para ver qué necesitaba, encontrándolo con la Biblia en la mano.

“Él me pidió que se la leyera y comencé a hacerlo mientras él escribía algo en unas hojas, por lo que creí que era lo que le leía, pero en un momento se levantó, me abrazó y me dijo que me quería”, comentó Rivera.

Según el relato de la mujer, tras manifestarle sus sentimientos, Urieles Oliveros, de 27 años, agarró un cuchillo y trató de cortarle el cuello, alcanzando a rozarlo, clavando dos veces el arma en su espalda cuando intentó salir de la habitación.

“Cuando me puyó no sentí nada, entonces agarró el cuchillo, se lo puso en el cuello y comenzó a cortar; afortunadamente un hermano y la mamá salieron y se le tiraron encima, quitándole el cuchillo de las manos. Sólo hasta ese momento sentí mi espalda mojada y al tocarme las manos se me llenaron de sangre”, reveló la víctima de la agresión.

Tanto ella como su marido fueron llevados hasta la unidad de urgencias del Hospital San Cristóbal de Ciénaga, sin embargo, tras ser valorado y estabilizado, los médicos ordenaron la remisión de Urieles a un centro asistencial de mayor complejidad.

“El cuándo se emborrachaba se ponía agresivo, pero tiene mucho tiempo que no toma; ahora me voy a ir donde mi mamá, en el Atlántico”, acotó Rivera.

Con información de: Gerardo R. Correa M.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: