ESPECIAL | Ascenso y caída de Aida Merlano
El titulo es:ESPECIAL | Ascenso y caída de Aida Merlano
Foto detalle: 
Aida Merlano, obtuvo 73.252 votos en las recientes elecciones. | Al Día
aldia_web
Roberto Llanos Rodado

ESPECIAL | Ascenso y caída de Aida Merlano

743

A punto de coronar su máxima aspiración política, todo se le vino al suelo.

Cuando tal vez creía que comenzaba a acariciar el cielo con las manos en medio de sus sueños políticos de conquistar curul en el Senado de la República, todo se derrumbó en un abrir y cerrar de ojos para la representante conservadora Aida Merlano.

Su meteórica carrera política (diputada en 2011 con 42.275 votos, representante a la Cámara con 67.178, las más altas votaciones en su momento; y ahora senadora electa); sufrió un abrupto ‘frenón de mano’ el mismo domingo de los comicios.

Fue tal el baldado de agua fría por el allanamiento de la Fiscalía y la Dijín en ‘Casa Blanca’, su cuartel general de elecciones; que ni siquiera tuvo tiempo de festejar el triunfo que le aseguraba posición en el Senado con 73.252 tarjetones, según conteo de la Registraduría.

Desde ese momento, 4 de la tarde del domingo, el paradero de Aida Merlano es un misterio; mientras tanto su nombre permanece en el ojo del huracán político del país, y en los linderos penales.

La Fiscalía no dudó en afirmar que desde ‘Casa Blanca’ se orquestó una gigantesca y millonaria empresa criminal de compra de votos, y la puso en el reflector de la Corte Suprema de Justicia. A su vez la Procuraduría y el propio partido conservador le suspendieron funciones políticas por tres meses.

[ VER: VIDEO | Esto fue lo que pasó en la sede de la candidata Aida Merlano]

Una organización al margen de la ley como la que las autoridades le están endilgando a Aida Merlano sobre fraude electoral y manipulación al elector, jamás se había descubierto en la ciudad; a pesar de que es un secreto a voces de que una parte del gamolanato politiquero local acude al expediente de la compra de votos a la hora de aspirar a un cargo de elección popular.

Pero, ¿quién es esta joven y atractiva representante que sin siquiera estrenar su curul de senadora, ya está siendo investigada con ocasión de su investidura; al tiempo que protagoniza el gran escándalo de la política nacional?

Según allegados a ella que pidieron mantenerse en el anonimato, Aida Merlano comenzó desde edad juvenil a interactuar en temas sociales.

Nació y creció en el popular barrio Buenos Aires, suroriente de Barranquilla, donde la gente la recuerda como una fogosa y dinámica lideresa, siempre atenta a denunciar las necesidades del sector, y lo más importante, buscarles soluciones.

En esos inicios conformó grupos de jóvenes para conseguir con las administraciones y facciones políticas planes de mejoramiento de viviendas dirigida a familias de escasos recursos.

Ella es una mujer de mucho carisma, sabe llegarle fácil a la gente y se hace querer”, sostuvo una matrona de ese sector que la conoce bien.

En esta preocupación constante por su entorno resultó elegida en la Junta de Acción Comunal del barrio, por lo que su actividad social se hizo más visible y la puso en la mira de políticos.

A todas estas hay que reconocer que además del dinamismo de su personalidad, a Aida Merlano la acompaña y ayuda una figura de mujer físicamente atractiva, dueña de un agraciado encanto que no la hace pasar desapercibida a donde llega.

“Ella siempre ha sido una chica de mucho carisma, de alegría desbordante, descomplicada, de risa amplia. Salsera a morir, de las que cualquier fin de semana puede irse a tirar pase a La Troja”, dijo igualmente uno de sus amigos.

Sin embargo, a pesar de la gracia y simpatía que le reconocen muchos, ella misma se autodefine como una mujer de carácter fuerte. “No es un secreto que yo siempre he sido agresiva y vehemente en política, sobre todo en campaña”, declaró en entrevista a El Heraldo, en el 2015.

EN EL GRUPO DE LOS GERLEIN

En este dinámico trabajo de barriada Aida Merlano fue reclutada por el grupo conservador de los hermanos Roberto, Julio y Jorge Gerlein (QEPD).

Con ellos inició su militancia política activa metida en labores de conquista de votos en los barrios del sur, y movilización de electores, tanto para inscripción de cédulas como en las jornadas de elecciones.

Tras ganarse ese espacio dentro de la colectividad azul, el ingeniero Julio Gerlein la vinculó a la planta administrativa de Valorcon, su poderosa empresa constructora, gran contratista del Estado. “Le asignaron funciones de mucha importancia en la logística de la empresa”, aseguró un excompañero de labores que habló con AL DÍA.

Merlano estableció allí un fuerte lazo de afinidad con su jefe, que generó muchos comentarios en los mentideros de la política local. En Valorcon permaneció hasta que decidió encumbrarse y volar por cuenta propia en la política, aunque siempre bajo el techo de la casa Gerlein, en particular de la mano de Julio, su mentor.

Inició a escalar como edil, diputada, representante y ahora senadora, la curul que tiene en entredicho. A la Cámara llegó en 2014 como fórmula al Senado del sempiterno congresista Roberto Gerlein, recientemente jubilado.

Sus críticos le cuestionan un desempeño pobre durante la gestión legislativa, en la que las propuestas más conocidas fueron la presentada el 7 de octubre de 2014, de elevar el agua de panela a bebida nacional, “como símbolo de nutrición, salud y patrimonio cultural de la nación”.

Igualmente radicó una propuesta para rendir un homenaje póstumo a la memoria del fallecido cantante Martín Elías, “por sus aportes al folclor”. También presentó un proyecto de ley para dictar disposiciones especiales en los departamentos fronterizos, y otro; reducir la edad mínima para ser congresista, que actualmente es superior a los 25 años.

Aida Merlano estuvo casada con el dos veces concejal de Barranquilla Carlos Rojano, con quien tuvo dos hijos, y del que hoy está separada.

CANDIDATURA ACCIDENTADA

La aspiración al Senado de Aida Merlano no estuvo exenta de polémicas y comentarios en los corrillos políticos de la ciudad.

Cuando se dio como un hecho el fin de la carrera como congresista del senador Roberto Gerlein, personaje emblemático del partido, el nombre que sonaba para sucederlo era el de Aida Merlano, con el apoyo de Julio Gerlein, a quien le atribuyen ser el músculo económico del grupo.

Según esas voces, en el seno de la familia no cayó bien el nombre de Merlano, pues aspiraban que la curul recayera en alguien próximo a ese núcleo. Se mencionó con esa posibilidad a Alberto Borelly, yerno de Roberto y con experiencia en política.

Sin embargo, pesó más el criterio de Julio, y Aida Merlano resultó la candidata. Por eso no sorprendió la declaración radial del exsenador Gerlein, ahora tras el lío de Merlano. “Yo no tengo heredero político, no he delegado a nadie mi trabajo parlamentario, yo me retiré y punto, porque ya estaba cansado y por problemas de salud”, sentenció con su conocido tono ardoroso.

No obstante, y según entrevista del 2015 con Rosario Borrero de El Heraldo, Aida Merlano se definió afín al ideario político de Roberto Gerlein. “Yo me identifico mucho con él, siempre ha sido mi inspiración, mi ejemplo y mi modelo”, sostuvo en esa oportunidad sobre el entonces senador.

[ VER: Todo lo que deben saber sobre el escándalo de corrupción de la Senadora Aida Merlano]

EL TEMA EN LAS REDES

Como era de esperarse el tema Aida Merlano ha sido todo un banquete poselecciones entre los usuarios de redes sociales.

Hay todo tipo de opiniones, desde los que le dan un tono clasista al asunto y la ponen como “una pobre víctima de sus rivales políticos”, que la denunciaron pues no soportaron el ascenso a esferas tan altas de alguien de extracción humilde.

A su vez otros ponen el caso al nivel de una trama de telenovela mexicana, un complot contra ella proveniente de personas que le cuestionaba su cercanía al ingeniero Julio Gerlein.

Para estos ‘opinadores’, siendo la compra de votos un fenómeno tan viejo en la política local, ¿por qué solo ahora las autoridades dan un golpe con tanta precisión y contundencia? Como sea, lo cierto es que Aida Merlano está en aprietos, y aunque este proceso apenas comienza y aún no ha sido condenada penalmente, ya tiene la condena moral y social que por lo pronto le pone freno a su ascendente carrera política.

En tanto la Procuraduría calificó lo descubierto en Casa Blanca, “como todo un esquema del crimen organizado”.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: