Héctor habría sido asesinado a sangre fría por dos policías y un delincuente en la terraza de su casa
El titulo es:Héctor habría sido asesinado a sangre fría por dos policías y un delincuente en la terraza de su casa
Foto detalle: 
Claudia Cabrera Castro, tía de la víctima, explica cómo asesinaron a su sobrino en la terraza de su casa | ALDÍA
aldia_web
Andrés Gaitán García

Héctor habría sido asesinado a sangre fría por dos policías y un delincuente en la terraza de su casa

1.9K

Otro uniformado y un delincuente vinculados al homicidio

Los familiares de Héctor Carlos Boneo Cabrera, el hombre asesinado el pasado Jueves Santo en el barrio Santuario, en un incidente que involucra al patrullero Luis Alberto Pérez Del Río, y el subintendente Deivis Valencia Contreras; hablaron este viernes con AL DÍA y contaron cómo ocurrió el crimen.

También refutaron a la Policía, que en un comunicado expedido el jueves informó que Boneo contaba con antecedentes por homicidio y porte ilegal de armas de fuego. Reconocieron sí, que tenía detención domiciliaria por hurto.

Claudia Cabrera Castro, tía de la víctima, relató que a las 6:20 de la mañana del jueves Héctor Carlos salió a barrer la terraza de su casa, situada en la calle 48 No. 7C-49, yluego atravesó la vía para hablar con unos amigos. Cuando regresaba para continuar con las labores de aseo. “Tuvo un cruce de palabras con tres personas que iban en un taxi ‘zapatico’”.

El incidente se originó porque Héctor cruzó la calzada sin percatarse de la presencia del vehículo, por lo que el conductor tuvo que frenar bruscamente para no atropellarlo. Esto molestó a los pasajeros del taxi.  “Después de las palabras con los tipos mi sobrino regresó a la terraza y siguió barriendo, pero uno de ellos se bajó del taxi y le pegó un tiro en el cuello, ahí en la terraza. Él trató de refugiarse en la casa, pero murió antes de traspasar el marco de la puerta. Cayó en mis brazos”, contó Claudia apesadumbrada.

Los asesinos regresaron al taxi y huyeron. Ignoraban que en esa cuadra las autoridades recientemente instalaron dos cámaras de seguridad, y el homicidio quedó grabado, incluso, en la imagen se lee claramente la placa del taxi, TZK-885.

ASESINOS IDENTIFICADOS

A las pocas horas de ocurrido el homicidio, el taxista, atemorizado, contactó a una abogada que le recomendó presentarse en Fiscalía y relatar lo que había ocurrido. Con base en ese testimonio y las imágenes de las cámaras de seguridad, la Fiscalía dictó órdenes de captura contra los ocupantes del vehículo: el patrullero Luis Alberto Pérez Del Río Pérez y el subintendente Deivis Valencia Contreras, ambos vinculados a la Policía de Tránsito en Barranquilla.

También contra John Jairo Coneo Gue rrero, alias el ‘Boxeador’, un reconocido delincuente con antecedentes por hurto, homicidio y porte ilegal de armas, y cobijado con casa por cárcel. La decisión judicial igualmente fue contra la mujer de Coneo, que no fue identificada, pero estaba en el grupo de su pareja y los policías.

“Mi sobrino no conocía a esa gente, los amigos de él me cuentan que cuando se bajaron del taxi se notaba que iban tomados y amanecidos, como si estuvieran drogados, no les importó matar a Héctor como a un perro”, añadió Claudia Cabrera. Manifestó que su sobrino era carromulero y no tenía el alias del ‘Orejón’.

POLICÍAS Y BANDIDOS DE RUMBA

A raíz del asesinato de Héctor Carlos Boneo Cabrera, el patrullero de la Policía Luis Alberto Pérez Del Río fue asegurado en la cárcel para funcionarios públicos en Sabanalarga. Del otro policía no se sabe el paradero. A Pérez le imputaron hoagravado. Durante la audiencia del patrullero Pérez Del Río se conoció que el día del asesinato él, y Deivis Valencia Contreras, estaban de descanso, de civil, y de rumba con alias ‘Boxeador’ y la mujer de este. A las 6:00 de la mañana los cuatro abordaron el taxi de placa TZK-885 a la salida de un ‘amanecedero’ situado en la carrera 45 entre calles 44 y 45, Centro de Barranquilla, y se dirigieron rumbo a la casa del ‘Boxeador’.

Dentro del vehículo el patrullero Pérez Del Río empezó a alardear con una pistola calibre 9 mm. Al llegar a la calle 48 con carrera 7C, barrio Santuario, se suscitó el incidente tonto con Héctor Carlos Boneo Cabrera, que dio origen a los insultos entre los ocupantes del carro y el peatón.“Valencia le dice (a la víctima): ‘¿Quieres que te pegue un tiro’? En ese momento el ‘Boxeador’ le pide la pistola a Valencia, y le dice: ‘Pásamela a mí que yo sí se lo pego’”, relató el fiscal de caso. Entonces ‘el Boxeador’ se bajó del taxi con el arma en la mano, y Pérez Del Río lo incitó a que le disparara. Después de balear a Héctor Carlos el ‘Boxeador’ regresó al taxi, y Pérez Del Río le dijo al taxista, “Dale, tranquilo, que nadie vio nada”.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: