La absurda historia de celos enfermizos que acabó con la vida de Mailen
El titulo es:La absurda historia de celos enfermizos que acabó con la vida de Mailen
Foto detalle: 
Mailen Luna Domínguez, de 19 años, asesinada de una puñalada en la espalda. | Foto: Archivo
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

La absurda historia de celos enfermizos que acabó con la vida de Mailen

2.7K

El homicida (su marido) fue detenido por la Policía.

El uxoricidio (muerte dada a una mujer por su marido) de Mailen Luna Domínguez, de 19 años, se constituye, de acuerdo con lo manifestado por la familia de la muchacha, en un nuevo caso de celopatía (celos enfermizos).

A las 6:30 de la tarde del pasado domingo Yaner Fuentes Escobar llegó a su vivienda bajo los efectos del alcohol y, al parecer, alucinógenos. Según el relato de testigos, desde la mañana había estado bebiendo licor en un billar, y apenas a esa hora regresaba a casa.

Al no encontrar a su mujer en el inmueble se llenó de ira, y decidió continuar tomando a la espera de esta.

Media hora después, es decir a las 7:00 p.m., apareció Mailen quien le explicó que estaba cobrando el dinero de unos postres que había preparado para ganarse una ‘platica’ extra y solventar algunas necesidades del hogar.

“Sin embargo, ese tipo no entró en razón. Discutió con ella en el cuarto, reclamándole por qué se había demorado. Después ella salió con la hija de ambos cargada, se puso a prepararle un tetero en la cocina, y ahí fue cuando él salió detrás de ella y con mucho cuidado se le acercó y le dio una puñalada en la espalda”, relató en medio del dolor y la impotencia Marelvis Sierra Álvarez, abuela de la joven.

Cuenta la adulta mayor que tras la agresión su nieta Mailen salió corriendo de la vivienda situada en la calle 55B No. 1E-10, barrio Santo Domingo. Avanzó unos metros malherida, con su hija de 2 años en brazos, y en la esquina (calle 55B con transversal 1D) la nena se le cayó.


Marelvis Sierra, cuenta como Yaner agredió a su nieta. | Foto: Archivo


“Aun así siguió caminando y llegó hasta aquí gritando: ‘¡Mami! ¡Mami!’, pero se desplomó en la puerta de la casa, que queda a pocos metros de la de ella”, siguió diciendo la mujer.

En ese momento primos y tíos que se encontraban en la casa la auxiliaron y la trasladaron en una motocicleta a la Clínica San Ignacio, pero los médicos al ingresarla confirmaron que había llegado sin signos vitales.

Mientras el llanto se apoderaba de los familiares que habían hecho lo posible por salvarle la vida, una turba enfurecida conformada por vecinos y allegados a la joven rodeaban la casa de la abuela del agresor, donde este buscó refugio.

“La abuela vive en la misma cuadra también. Hasta allá se fue corriendo con el cuchillo aún en la mano. Robert, el papá de Mailen, intentó cogerlo pero le tiró a dar con el arma. Después cortó a su misma abuela, cuando iba entrando, porque estaba como loco”, dijo Adisleis Domínguez, madre de la mujer asesinada.

Cuando la comunidad se mostraba más enfurecida y amenazaba con ingresar a la vivienda para lincharlo, llegaron dos patrullas de la Policía que detuvieron al sujeto y lo trasladaron a la Uri de laFiscalía para que responda por el delito de homicidio agravado.

CELOS ENFERMIZOS

De acuerdo con lo manifestado por familiares, Mailen y Yanertenían cinco años viviendo juntos. Es decir, la joven occisa inició la vida marital con su parejaa partir de los 14 años. Se conocieron en el taller de ebanistería que tiene en el patio de su casa el padre de Mailen, Robert Luna. Ahí, Yaner comenzó como ayudante, luego fue trabajador y comenzó a ganarse la confianza de Robert, al punto que le permitió iniciar una relación sentimental con su hija. Justo en esa vivienda, calle 55B No. 1D - 50, fue donde Mailen se desplomó sin vida en la terraza.

Fruto de esa relación nació una niña que actualmente tiene 2 años, que presenció como su padre le arrebataba la vida a su progenitora de una puñalada. Todo, reiteran familiares, por los celos enfermizos que se apoderan de él.

“Cada vez que él se emborrachaba, llegaba pidiéndole plata, le pegaba y la amenazaba con matarla. En octubre del año pasado ella se vino para la casa de su mamá. Él la agredió porque Mailen no quiso entregarle la plata de unos ahorros que tenía. El papá de ella en esa ocasión le dijo que se la iba a quitar, pero él le prometió que no iba a volver a maltratarla, porque la amaba. Pero miren cómo terminó todo”, contó apesadumbrada la abuela de la joven.

Asimismo, aseguró que Yaner Fuentes era un hombre tan controlador y obsesivo, que celaba a Mailen, incluso, con mujeres.

“Hasta en las fiestas familiares la celaba. No la dejaba ni que bailara con un tío. Ese tipo está enfermo”, agregó la madre de la joven. Mailen Luna Domínguez validó su bachillerato en la Fundación Fomentando Emprendedores, del barrio Santo Domingo, y había hecho un curso de repostería en el Sena –donde aprendió a hacer los postres que en la actualidad vendía–. Por estos días adelantaba otro curso corto de Emprendimiento.

Mailen Luna Domínguez pasó a ser la mujer asesinada número 16 en lo que va corrido del año en el Atlántico. Coincidencialmente el último homicidio había sido con arma blanca y a manos de un hombre celópata. La víctima en esa ocasión (20 de marzo de 2016) fue la joven estudiante de administración de empresas de la Universidad del Atlántico, Linda Liney Velásquez Buelvas, de 18 años.

 

Para más noticias síguenos en Facebook 

Al Día

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: