La extraña desaparición de un soledeño en Veracruz, México
El titulo es:La extraña desaparición de un soledeño en Veracruz, México
Foto detalle: 
En el 2010 conoció, a través de Internet, a Verónica Saucedo Eguía, una mexicana con la que contrajo matrimonio | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

La extraña desaparición de un soledeño en Veracruz, México

629

El joven se nacionalizó mexicano y comenzó a trabajar como ebanista.

Desesperados y angustiados se en­cuentran los familiares de Freddy Rafael Reales Galvez, un joven soledeño aparentemen­te secuestrado por un grupo de hombres armados en Veracruz (México).

El 27 de diciembre de 2013, Reales Gal­vez, de 34 años, decidió irse a vivir a la re­ferida ciudad mexicana, capital del esta­do del mismo nombre. Lo hizo porque en el 2010 conoció, a traves de Internet, a Verónica Saucedo Eguía, una mexicana con la que contrajo matrimonio. La pareja tiene una hija de año y medio de nacida.

El joven se nacionalizó mexicano y co­menzó a trabajar como ebanista. Al mis­mo tiempo, ayudaba a su esposa en un negocio de comidas rápidas.

EL SECUESTRO

De acuerdo con John Reales y Rosmery Galvez, hermano y madre de Freddy Ra­fael, el pasado sábado, a la 1:00 de la tar­de, él regresaba a su casa proveniente del negocio en un carro de su propiedad, con su hija recién nacida. “Nos dicen que cuando iba a entrar a su casa, hombres armados en dos camionetas lo intercep­taron. Tiraron al suelo a la niña, entra­ron a la vivienda, sometieron a una so­brina de su mujer, luego lo amordazaron y se lo llevaron. También secuestraron a un vecino y a su hijo, un soldado del Ejér­cito mexicano. Su celular está apagado. Nadie sabe de su paradero”, explicó en medio de la angustia John Reales.

La familia del joven reside en la carrera 22 No. 62-16, barrio Las Moras, de Soledad. “Su esposa nos llamó el lunes pasado. Es­taba esperando que apareciera. En vista de que no ocurrió así decidió llamarnos el lunes pasado. Ella se fue de Veracruz con la niña. No denunció por temor por­que dice que la Policía está comprada. Le hemos pedido ayuda a la Cancillería co­lombiana. Mi hijo es una persona de bien, nunca ha tenido problemas con nadie”, precisó la angustiada madre.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: