La historia completa de cómo un asado terminó en una tragedia familiar
El titulo es:La historia completa de cómo un asado terminó en una tragedia familiar
Foto detalle: 
Momentos en que los miembros del CTI de la Fiscalía retiran el cuerpo del niño de la Clínica de la Costa | Al Día
aldia_web
Andrés Gaitán García

La historia completa de cómo un asado terminó en una tragedia familiar

11.5K

La familia festejaba un cumpleaños y fiesta de la Virgen.

Un segundo de descuido fue suficiente para que la tragedia enlutara a un hogar de Sabanagrande, donde un niño de 5 años murió y otro de 8 permanece en estado crítico, tras ser alcanzados por las llamas de un anafe en el que la familia preparaba un asado para celebrar una fiesta de cumpleaños.

Johnny Olivares

El accidente doméstico ocurrió a las 7:30 de la noche del martes. El niño fallecido es Lionel De la Hoz Charris, su deceso ocurrió a las 8:00 de la mañana de ayer en la Clínica de la Costa. “Sufrió quemaduras de tercer grado en prácticamente el 100% de su cuerpecito, falleció a raíz de una falla multisistemica”, explicó el médico José Piedrahita, jefe de pediatría del centro médico.

El otro niño, primo del fallecido, es Carlos José Gutiérrez De la Hoz, y permanece en Cuidados Intensivos en la misma Clínica. Tiene quemaduras de tercer grado en el 90% del cuerpo. “Está en manos de Dios, tiene respiración mecánica y hacemos todo lo humana y médicamente posible para que se recupere”, informó el doctor Piedrahita.

EL ANAFE SE PRENDIÓ

El accidente que trastocó la alegría de una doble celebración en tragedia ocurrió en una casa situada en la carrera 11 No. 5-15, barrio Punta Brava, en Sabanagrande. El reporte de las autoridades indica que Fernando Gutiérrez González, de 45 años, padre de Carlos José, el niño de 8 años que sobrevivió, estaba preparando un asado para celebrar el cumpleaños número 17 de su hijo mayor, Fernando José Gutiérrez De la Hoz, llamado cariñosamente ‘Fernandito’.

De paso la familia aprovechaba para conmemorar el día de María Auxiliadora, que se celebra el 24 de mayo, una tradición que han seguido durante años. En la adecuación del anafe, a Fernando también lo acompañaba su sobrino, Lionel De la Hoz, de 5 años (el que falleció).

Al parecer en un momento de descuido los dos niños tomaron un recipiente que contenía combustible (unos dicen que gasolina, otros alcohol), y vertieron el contenido sobre los carbones del fogón, que estaban al rojo vivo. Del pequeño anafe, que tiene una circunferencia que no supera los 50 centímetros, brotó una llamarada enorme que envolvió a los niños.

Fernando Gutiérrez corrió y logró apagarlos, y en el proceso sufrió graves quemaduras de segundo y tercer grado en los brazos y el pecho. Walter Cuahana, un vecino que colaboró en el auxilio de los menores, contó:“No hubo explosión como dicen en la radio, fue una llamarada que brotó del fogón  apenas pudimos apagar a los pelaos los llevamos en moto al puesto de salud de acá. El papá también se quemó bastante. Eso no demoró más de cuatro minutos, pero pareció una eternidad”.

FUERON A COMPRAR EL PUDÍN

Fernando José Gutiérrez De la Hoz, ‘Fernandito’, el cumplimentando, relató que en la tarde del fatídico martes 23 de mayo, su familia siguió la tradición de su cumpleaños y celebraron una misa en la iglesia Santa Rita de Sabanagrande, para dar gracias por un año más de vida y adorar a la virgen María Auxiliadora, santa de su devoción.

Al llegar a la casa su papá, Fernando Gutiérrez, le dijo que  fuera con su mamá a comprar un pudín y gaseosas para celebrar en familia, como era la costumbre. Mientras tanto él iba a prender el anafe para asar carne de cerdo.

El accidente con el anafe ocurrió en esta casa situada en la carrera 11 No. 5-15, barrio Punta Brava, en Sabanagrande | AL Día

“Era un día de felicidad para mi familia, después de la misa mi primito (Lionel De la Hoz) ‘se nos pegó’, porque era como un hermano para mí. Mi papá me mandó con mi mamá a comprar las cosas y mi hermanito (Carlos José) y mi primo se quedaron en casa, cuando venía de regreso de la Olímpica, nos dieron la terrible noticia”, recordó ‘Fernandito’.  

 Agregó que en su familia es tradicional celebrar su cumpleaños con una misa y un asado. “Me acabo de enterar que mi primito murió, solo nos queda rezar por la salud de mi hermano para que se recupere, Dios mío que tragedia”, sentenció ayer el joven.

FERNANDO EN LA ADELITA DE CHAR  

Fernando Gutiérrez González, el padre de los menores, fue trasladado al Hospital de la Universidad del Norte, donde le prestaron los primeros auxilios.En la mañana de ayer lo remitieron a la Clínica Adelita de Char, tras superar serios problemas que había con su remisión ya que está afiliado a Cafesalud.

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: