La historia de Marlon: torturado y empalado presuntamente por su novia y el amante
El titulo es:La historia de Marlon: torturado y empalado presuntamente por su novia y el amante
Foto detalle: 
A Marlon Mario Muñoz Cepeda, de 34 años, lo torturaron, empalaron y asesinaron en Barrio Abajo | ALDÍA.CO
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

La historia de Marlon: torturado y empalado presuntamente por su novia y el amante

19.1K

Fueron captados por cámaras de seguridad cuando botaban el cadáver torturado.

Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de las factorías del sector Chambacú, en el Barrio Abajo, fueron claves para establecer las identidades de dos de las personas que, según las autoridades judiciales, participaron en el horrendo crimen de Marlon Mario Muñoz Cepeda, de 34 años.En ese material fílmico se logra ver el momento en que un hombre y una mujer, al parecer en compañía de un tercero, se acercan a un sector oscuro de la carrera 53 entre calles 41 y 42, empujando una carretilla.

De esta descargan un pesado costal y lo dejan junto a unos escombros en la parte posterior de una fábrica de condimentos. En el interior iba el cadáver de Muñoz Cepeda, que fue torturado, herido con machete en la cabeza, cadera y cuello (degollado), y empalado (le introdujeron un palo de escoba por el recto). Además le causaron heridas de elemento cortopunzante desde las comisuras de los labios hasta las orejas.

En este inmueble situado en la calle 48 entre carreras 44 y 45, barrio El Rosario, se perpetró el atroz asesinato de Marlon

Desde el hallazgo del cuerpo y posterior levantamiento del cadáver, que se efectuó a las 11:00 de la mañana del pasado domingo por peritos del CTI, las autoridades conformaron un equipo interinstitucional que se dio a la tarea de de resolver este macabro asesinato lo antes posible.

Inspección técnica y levantamiento del cadáver practicado por peritos del CTI en el sector Chambacú, del Barrio Abajo | Al Día

Agentes del CTI, Sijín, fiscales de la unidad de Vida y funcionarios de Medicina Legal, analizaron distintas imágenes, realizaron labores de campo y entrevistaron a testigos del hecho, logrando la individualización plena de dos de los autores del homicidio. Fue así como a las 3:30 de la tarde de ayer 20 miembros de Policía Judicial (10 de la Sijín y 10 del CTI), apoyados del dron de la Policía, allanaron una casa abandonada situada en la calle 48 entre carreras 44 y 45, barrio El Rosario. En la fachada el inmueble tiene un aviso de compra y venta de chatarras, y la terraza permanece repleta de basura y escombros.

Marilin Ester Alonso Bohórquez, de 32 años; y Jonathan Enrique Freyder Zabaleta, de 28; señalados como los asesinos | Cortesía

En el interior fueron detenidos Jonathan Enrique Freyder Zabaleta, de 28 años; y Marilin Ester Alonso Bohórquez, de 32 años, quien presenta cinco anotaciones judiciales (22 de septiembre de 2014, 4 de octubre, 30 de agosto y 19 de octubre de 2015 y 20 de julio de 2016) por tráfico, fabricación y porte de estupefacientes. En contra de ellos pesaba una orden de captura expedida en la misma mañana del  lunes por el juzgado sexto penal con funciones de control de garantías de Barranquilla, bajo cargos de homicidio agravado que les será imputado por el Fiscal 11 seccional de la Uri.

En la diligencia de registro y allanamiento los investigadores judiciales hallaron “sangre en las paredes, un machete, unos tenis, entre otros elementos que serán presentados ante las autoridades competentes para que determine la culpabilidad de los indiciados”, dijo la Policía Metropolitana de Barranquilla en un comunicado La Policía asegura también en el reporte que, “al parecer, el inmueble allanado es el lugar de los hechos primarios donde se cometió el homicidio”.

AL DÍA hizo presencia en el sitio donde se habría perpetrado el brutal homicidio y también halló en la sala del inmueble —entre basura, chatarra, escombros, ropa y zapatos viejos— varios rollos de malla de polisombra negra, similar a la que envolvía el cadáver de Marlon Mario Muñoz Cepeda.

¿QUIÉN ES EL HOMBRE TORTURADO?

Marlon Mario Muñoz Cepeda residía en la calle 43 con carrera 46, Barrio Abajo. Era operario desde hacía dos años en una empresa dedicada al diseño de pavimentos, el control calidad de materiales y procesos constructivos, entre otras actividades.

Natural de Barranquilla, el segundo de cuatro hermanos, y padre de dos hijos de 12 y 14 años fruto de una primera relación que duró 15 añios. La madre, Levis Cepeda, contó a su familia que cuando se enteró del horrendo crimen por las informaciones de los periódicos, sintió un nudo en la garganta y tuvo una corazonada de que algo malo le había ocurrido a su hijo.

Una hermana de Marlon, que se identificó como Narly Muñoz Cepeda, en diálogo con AL DÍA, relató que abrazó a su progenitora y le dijo que se calmara, que pronto iba a aparecer.

Marlon Mario estaba desaparecido desde el pasado sábado a las 6 de la tarde. A esa hora salió de la bodega que su familia cuida y que tienen acondicionada como vivienda. A sus familiares les dijo que iba al barrio Las Gardenias, a casa de una conocida.

“Ahorita regreso. Si no vengo es porque me quedé donde mi amiga”, fueron las palabras de despedida de Marlon, según Narly. Pero la preocupación se acrecentó cuando llamaron a la joven y esta dijo que este no había ido por allá. Desde ese momento empezaron a creer que algo malo le había ocurrido, pues el hoy occiso no permanecía perdido por tanto tiempo. Marlon había salido de casa vestido de jean azul claro, unos tenis Kelme verde con gris y una camiseta gris,única prenda que portaba cuando fue hallado muerto.

LA RELACIÓN CON MARILIN

Según unidades de Policía Judicial cercanos a la investigación, Muñoz Cepeda salió de casa directo a la vivienda de Marilin, con quien sostenía una relación sentimental desde febrero del 2016. Allí se encontró con la mujer, dos hijos menores de ella y el amante de esta, Jonathan Freyder. Un reclamo airado de Marilin a Marlon por no tener dinero habría sido el detonante de la discusión, que se trasladó en riña y pasó a tortura.

La misma mujer le habría dado machetazos en la cabeza, con la complicidad del sujeto en mención y uno de los hijos, e hicieron el resto de atrocidades antes descritas, para luego dejar abandonado su cadáver en el sector Chambacú, concluyeron los investigadores.

TODO EL PESO DE LA LEY

Narly Muñoz Cepeda, hermana del hombre torturado y empalado, pide justicia a las autoridades judiciales.

Narly pide a las autoridades que caiga sobre los asesinos de su hermano todo el peso de la Ley.

¿Por qué crees que Marilin mató a Marlon?

No entiendo qué la motivó a matar a mi hermano (llanto).

¿Conocieron algún episodio en el que esta mujer lo hubiera agredido?

El lunes nos enteramos que ella lo apuñaló en la mano derecha en diciembre del año pasado. Pero él nos había dicho, cuando le preguntamos, que un gay lo había atracado. Y atando cabo, no era la primera vez que lo hacía. Varias veces lo había agredido.

¿Ustedes tenían conocimiento de esa relación?

Nos enteramos hace pocos meses y enseguida le dijimos que dejara a esa mujer, porque no nos gustaba su apariencia y que era una viciosa.

¿Cómo describes a Marilin?

Esa mujer produce pánico. Es una psicópata. Casi todo el día pasa drogada.

¿Qué les pides a las autoridades?

Que caiga sobre ellos todo el peso de la Ley. Mi hermano no merecía morir así.

¿Por qué crees que llegaron a ese extremo de asesinarlo tan brutalmente?

Porque seguro se quedó sin plata. Ella le quitaba todo el sueldo. Lo dejaba sin nada, porque él mantenía a la mamá, a los hijos y a ella. Uno de los hijos está colaborando con información, porque está agradecido con Marlon. Él dice que mi hermano no era malo. Pero el crimen tiene características de venganza o represalia… Mi hermano no se metía con nadie. Puedes preguntar a quien quieras. No tenía antecedentes. Lo peor que le pasó fue conocer a esa mujer.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: