La imprudencia de invadir el carril de Transmetro en contravía le costó la vida a dos jovenes
El titulo es:La imprudencia de invadir el carril de Transmetro en contravía le costó la vida a dos jovenes
Foto detalle: 
El parrillero era Ronald Fonseca Cervantes. Enrique Camargo Cervantes, conductor | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

La imprudencia de invadir el carril de Transmetro en contravía le costó la vida a dos jovenes

2.3K

Debido al fuerte impacto contra el bus de Transmetro, los dos hombres fallecieron de manera instantánea.

Como Ronald Jesús Fonseca Cervantes y Enrique Camargo Cervantes, ambos de 32 años, fueron identificados los hombres que murieron instantáneamente en un accidente de tránsito.

Los hechos ocurrieron cuando se movilizaban en una motocicleta a las 7:30 de la noche del sábado de Carnaval, tras invadir el carril exclusivo de Transmetro en la calle Murillo con carrera 4. Según el comunicado que emitió la empresa de transporte, las víctimas salieron de la carrera 4 en contravía y chocaron contra un bus articulado que cubría la ruta S1 hacia el Portal de Soledad.

Jesús Fonseca, padre de Ronald, dijo que su hijo iba de parrillero. Trabajaba como cobradiario y estaba de descanso ese día. “Yo tenía un mes que no lo veía por mi trabajo; en la mañana nos vimos y me pidió que lo ayudara para sacar el pase porque quería manejar un taxi o un bus, ya estaba aburrido de ese trabajo”, relató el padre del joven.

La noche del mismo sábado, el padre fue avisado por compañeros de trabajo de su hijo de que este había sufrido un accidente. En ese momento le dijeron que estaba herido.

Jesús Fonseca llamó al celular de Ronald para saber a detalle qué había sucedido, cuando uno de los testigos del hecho le dijo: “El man ya está muerto”. Ronald Jesús Fonseca residía en el barrio Carrizal, en unión libre con su mujer. Deja dos hijos, de 9 y 7 años.

LA OTRA VÍCTIMA MORTAL

Enrique Camargo Cervantes conducía la motocicleta Discover roja. Según Cindy López, su mujer, él trabajaba como mototaxista. López contó que recibió la nefasta noticia hacia las 7:00 p.m., después de 20 minutos que el hombre había llegado a su casa para dejarle $10.000 y decirle que iba a hacer una carrera. Unos días antes, Camargo Cervantes le había manifestado a su mujer que quería trabajar como vigilante porque recientemente había terminado un curso de seguridad.

Al igual que Fonseca Cervantes, Enrique residía en el barrio Carrizal en la carrera 3E No. 50-25. Deja dos hijos, de 4 y un año. Este es el segundo accidente fatal que ocurre este año en el que buses de Transmetro se han visto involucrados. Desde el 2010 se han registrado 19 muertes relacionadas con el sistema.

Por: Leidy Cerpa Martínez

 

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: